Andalucía

Facua denuncia a una web que vende cursos 'milagrosos' para corregir problemas de visión

El anuncio denunciado por Facua.

El anuncio denunciado por Facua.

Corregir problemas de visión sin necesidad de gafas, lentillas u operaciones sólo con la realización de un curso online y por un coste de 497 euros. Es el anuncio con el una página web ofrece una solución "milagrosa" para reducir y eliminar problemas de visión comunes como la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía, las cataratas o la presbicia y que ha sido denunciado por Facua-Consumidores en Acción por "publicidad engañosa".

Según recoge la asociación de consumidores en un comunidad, la citada página web describe en su anuncio un curso denominado La visión natural, como "el programa de visión natural más completo e integrado en español que mejora tu visión sin necesidad de gafas, lentillas ni operaciones". Además, estos resultados se obtendrían "gracias a la práctica de ejercicios y técnicas 100% naturales, no invasivas, efectivas y científicamente validadas", recoge literalmente el anuncio.

"Resulta especialmente grave el hecho de que se comercialice esta formación” como un método para que el usuario que padece algún problema de visión pueda alcanzar una mejoría de forma natural, siendo precisamente los ojos un órgano delicado. Los profesionales ópticos y oftalmólogos son los únicos que deben tratar cualquier enfermedad ocular. Además, aquellos que quieran participar en este curso fraudulento tienen que pagar 497 euros", denuncian desde Facua.

Así, la asociación acusa de "publicidad engañosa" a la empresa que está detrás de la página web en cuestión tal y como se recoge en el apartado 1b) del artículo 5 de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal: "se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico, siempre que incida sobre alguno de los siguientes aspectos: […] b) Las características principales del bien o servicio, tales como su disponibilidad, sus beneficios, sus riesgos, su ejecución, su composición, sus accesorios, el procedimiento y la fecha de su fabricación o suministro, su entrega, su carácter apropiado, su utilización, su cantidad, sus especificaciones, su origen geográfico o comercial o los resultados que pueden esperarse de su utilización, o los resultados y características esenciales de las pruebas o controles efectuados al bien o servicio".

"Además, el Real Decreto 1907/1996, de 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria, dispone en su artículo 4 la prohibición de cualquier clase de publicidad o promoción directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria “que pretendan una utilidad terapéutica para una o más enfermedades, sin ajustarse a los requisitos y exigencias previstos en la Ley del Medicamento y disposiciones que la desarrollan, que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta o que atribuyan efectos preventivos o terapéuticos específicos que no estén respaldados por suficientes pruebas técnicas o científicas acreditadas y expresamente reconocidas por la Administración sanitaria del Estado", destaca Facua, que apunta que, con estos cursos "milagrosos", la empresa en cuestión "también está vulnerando la normativa en materia de defensa de los consumidores y usuarios, de acuerdo al artículo 47 del Real Decreto-Legislativo 1/2007 que califica como infracción las acciones u omisiones que produzcan riesgos o daños efectivos para la salud o seguridad de los consumidores y usuarios, ya sea en forma consciente o deliberada, ya sea por abandono de la diligencia y precauciones exigibles en la actividad, servicio o instalación de que se trate".

Con todo, desde Facua requieren al Ministerio de Consumo "que ordene de inmediato la paralización de la web en la que se publicitan estos cursos fraudulentos por el posible perjuicio que pueda tener para aquellas personas que, padeciendo un problema visual, no se estén sometiendo a los tratamientos médicos pertinentes por estar realizando esta formación online".

Además, le pide que realice los "controles pertinentes" para comprobar que la empresa "está vulnerando la normativa vigente con su conducta infractora, y le exija a la misma la devolución de los importes cobrados a los consumidores que hubiesen contratado este curso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios