Andalucía

La Junta presume de estabilidad

  • PP y Ciudadanos ensalzan los beneficios del Gobierno bipartito el mismo día que se aprueba el dictamen de los Presupuestos de 2019, con enmiendas de todos los grupos

El portavoz y el vicepresidente del Gobierno andaluz, Elías Bendodo y Juan Marín, durante la rueda de prensa. El portavoz y el vicepresidente del Gobierno andaluz, Elías Bendodo y Juan Marín, durante la rueda de prensa.

El portavoz y el vicepresidente del Gobierno andaluz, Elías Bendodo y Juan Marín, durante la rueda de prensa. / Julio Muñoz / Efe

El Gobierno bipartito de PP y Ciudadanos tiene tres caras más visibles que el resto. Son las del presidente, Juanma Moreno y su mano derecha, Elías Bendodo, ambos del lado popular; y el vicepresidente Juan Marín, cuota naranja del triunvirato. Mientras que el primero inauguraba este lunes una ronda de encuentros con los nuevos alcaldes de capitales con el único de los tres debutantes con quien comparte filas –el cordobés José María Bellido–, sus dos colaboradores más cercanos han dedicado la jornada a ensalzar las bondades del cambio de color en la Junta y su influencia en la estabilidad económica de la región.

Marín en Almería y Bendodo en Málaga, han ejercido de apóstoles del cambio mientras que, en Sevilla, en la sede del Parlamento, la Comisión de Hacienda, Industria y Energía cerraba el proyecto de Ley de Presupuestos de la Junta para 2019.

Después de casi cuatro décadas de cuentas socialistas, el titular de Hacienda, Juan Bravo, ha pergeñado un presupuesto que finalizará su trámite el próximo 18 de julio, cuando será aprobado. El voto afirmativo de Vox quedó asegurado a mediados del mes pasado, cuando populares y naranjas se sentaron con sus socios parlamentarios de la extrema derecha y blindaron las cuentas del año vigente y las del siguiente.

La novedad es que, por primera vez, el proyecto de cuentas incluye enmiendas de la oposición. En el último trámite antes de su aprobación, se incorporaron dos modificaciones impulsadas por el PSOE. Nunca antes un Presupuesto andaluz había contado con enmiendas de todo el arco parlamentario.

Los socialistas habían presentado 236 enmiendas, pero sólo han logrado que se tengan en cuenta una sobre la presa de Rules (Granada) y sobre ayudas a la ganadería extensiva. A pesar de esta mínima concesión, el PSOE ha votado en contra del dictamen en la Comisión de Hacienda, pues consideran que el proyecto elaborado por el equipo de Juan Bravo ha empeorado por las “concesiones” a Vox.

Lo mismo ha hecho Adelante Andalucía, a pesar de que 12 de sus 267 modificaciones se aprobarán la semana próxima. De la coalición de izquierdas destacan partidas para la ciudad de la justicia de Cádiz, para un plan contra la sequía o un estudio de afectación del polvo sílice en los trabajadores de la piedra artificial de Almería.

En total son 44 enmiendas, 14 de la oposición, 16 de los socios de gobierno de Vox y 14 de PP y Ciudadanos. Esos cambios provocarán modificaciones presupuestarias por un valor de 4,2 millones, es decir, del 0,01% del montante total del proyecto de cuentas de PP y Ciudadanos, que asciende a 36.495,5 millones de euros, un 5% más que el presupuesto anterior.

La mayor parte del aumento de la inversión se irá para sanidad, educación y servicios sociales, aunque mucho de ese dinero servirá para aumentar las plantillas públicas de las políticas del Estado del bienestar.

El proyecto de Presupuestos de la Junta para 2019 se aprobará el día en que se cumplen seis meses desde la toma de posesión de Juanma Moreno como presidente del Ejecutivo andaluz, el primero no socialista de la historia autonómica.

En este semestre PP y Cs no sólo han logrado esbozar unas cuentas en un ambiente muy polarizado, sino también atar las del año próximo. Destaca también el desbloqueo de los órganos de extracción parlamentaria con un acuerdo unánime y, sobre todo, huir del conflicto que han sufrido a nivel nacional los tres partidos que soportan al Gobierno de la Junta: populares, naranjas y los ultraderechistas de Vox.

La satisfacción se nota en los dirigentes de esta entente que agrupa a todo el arco político situado a la derecha del PSOE. El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha asegurado este lunes en Almería que otros gobiernos y regiones “envidian la estabilidad que hay en Andalucía”. “Andalucía se encuentra en una situación, por primera vez, privilegiada”, ha insistido el líder de Ciudadanos”.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha ensalzado en Málaga la “estabilidad” y la “confianza” que su Gobierno inspira en los inversores y las repercusiones que esto tiene para la economía regional. Desde el otro lado insisten. El Gobierno de la Junta “puede cambiar”, ha dicho este lunes el alcalde de Sevilla, Juan Espadas. Es la tesis de su jefa de filas, Susana Díaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios