Andalucía

La defensa de José Bretón insiste en que el juez se basa en "suposiciones"

  • El letrado reitera que hasta el momento no se sabe "nada seguro" de lo que ha pasado

La defensa del padre de los menores desaparecidos, José María Sánchez de Puerta, acusó ayer de nuevo al juez del caso, José Luis Rodríguez Lainz, de basarse en "suposiciones" con la posibilidad de que José Bretón hubiera construido un habitáculo en la finca de Las Quemadillas para ocultar los cadáveres de sus hijos, según recoge el togado en el último auto, en el que ha ordenado que se busque de nuevo en dicha parcela.

Sánchez de Puerta manifestó que "el magistrado dice que hay que seguir investigando, porque podría existir un habitáculo que él -por el padre de los niños- hubiera hecho y podrían estar allí los niños". Pero para el letrado una vez más Rodríguez Lainz se basa en el "todo podría, podría". En este sentido, recalcó que el juez siempre se ha basado en "suposiciones", al tiempo que aclaró que por el momento "no se sabe nada seguro de qué es lo que ha pasado".

Otro de los puntos que para el juez se basa en "otra suposición" es la de que podría haber existido una tercera persona que podría haber ayudado a Bretón a hacer desaparecer a Ruth y José, de seis y dos años. No obstante, la defensa de Bretón señaló que el juez relega este extremo en su último auto por "el alto riesgo" que hubiera supuesto "controlar esa situación" tanto tiempo. Así, el togado cree que dejar a merced de una segunda persona "posiblemente durante años y años" a sus hijos e incluso "acudir a la complicada solución de conseguirles una nueva identidad" hubiera generado una "incómoda relación de dependencia y confianza ciega en su no delación, la del tercero en este caso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios