Macrocausa de Invercaria

El ex director de Idea dice que no ordenó a Invercaria dar el préstamo a aceitunas Tatis

Jacinto Cañete en una comparecencia anterior Jacinto Cañete en una comparecencia anterior

Jacinto Cañete en una comparecencia anterior / José Manuel Vidal/EFE

Jacinto Cañete, ex director de Idea declaró como testigo en el juicio sobre la ayuda de Invercaria a la empresa de aceitunas Tatis.  Cañete, que fue director de idea desde 2008 hasta diciembre de 2009, era miembro del Consejo de Administración de Invercaria desde 2005, cuando era director de la Escuela de Organización Industrial. Cuando dejó este cargo pasó a ser miembro del consejo por ser director de Idea.

Además de Jacinto Cañete, declararon como testigos la jefa de administración del Departamento Financiero de Invercaria, que negó la elaboración de informes falsos y el secretario del consejo de Adminsitración, Francisco José Onyonarte quie fue tajante al afirmar que nunca había visto "un papel de aceitunas Tatis" y aseguró que todas las propuestas iban acompañadas por un análisis de idoneidad riguroso.

Cañete recordó que en el período en el que era director de Idea se gestionaban unos 4.000 incentivos al año, "era un momento de restricción presupuestaria y se nos dijo que era mejor dar avales para evitar la salida de efectivo". En cuanto a la causa de aceitunas Tatis, afirmó que no recuerda haber firmado un préstamo de 100.000 euros para la empresa, y negó haber dado instrucciones, ni él "ni nadie de su equipo" a Pérez -Sauquillo para otorgar este préstamo.

En el caso del aval a la empresa de aceitunas el fiscal mostró a Cañete la carta en la que se anunciaba la ayuda a la empresa sin que ésta fuera acompañada de una resolución, algo que sorprendió al antiguo director de Idea. "Tiene que estar la resolución. Con esta carta no se puede conseguir un préstamo bancario. Si le dieron la ayuda en Invercaria me lleva a pensar que la resolución existe, y por el motivo que sea no ha aparecido en este proceso judicial".

En cuanto a la potestad del presidente de Invercaria, Tomás Pérez Sauquillo para decidir la inversión sin pasar por el consejo, siempre que fuera inferior a 450.000 euros, Cañete se refirió a la "buena reputación en el ámbito empresarial madrileño" del consejero delegado. "Estoy convencido de que tendría informes técnicos que lo avalaran. Además, en la presentación de las cuentas anuales, informaba verbalmente", apostilló. Asimismo recordó que existían mecanismos de control como la auditoria de Idea, la de la propia Invercaria, y la Intervención Delegada y la Cámara de Cuentas de la Junta de Andalucía. Ante esto, el fiscal recordó al testigo que aceitunas Tatis "no aparece en las cuentas anuales de Invercaria".

A preguntas de la defensa de Pérez Sauquillo sobre la idoneidad del proyecto de aceitunas Tatis, Cañete recordó que de los 19 presentados, salieron adelante 9, entre ellos la empreesa de aceitunas. "Diez ideas fueron rechazadas por no ser proyectos estratégicos y prioritarios para la comunidad autónoma" y para que no quedara duda explicó qel caso de una firma de capital de riesgo que invirtió en una empresa de banderillas de Navarra "consiguiendo un gran negocio".

Durante su declaración, el ex director de Idea recordó que este organismo e Invercaria son dos entes "separados y separables que entonces estaban en la Consejería de Innovación" aunque Idea poseía el 100 por cien de Inversión de Capital de Riesgo de Andalucía (Invercaria).  De hecho, a preguntas del fiscal explicó que en una de las primeras actas de Invercaria, en el Plan Estratégico 2005-2008 se señalaba que era "un instrumento de la Consejería, no de Idea" y que "cuando llegaba alguna empresa donde se detectaba que había capital riesgo, se canalizaba a Invercaria".

Respecto al funcionamiento de los consejos de administración de Invercaria, Cañete respondió a la acusación popular, ejercida por el PP,  indicando que tenían "una misión de estrategia" y no entraban en cuestiones de procedimiento interno. "El presidente y consejero delegado de Invercaria informaba sobre los proyectos. Unas veces eran documentos sueltos y otras power points. También había veces que los conocíamos antes de la comisión y otras veces nos enterábamos allí, pero todos los proyectos habían sido valorados por un equipo técnico", afirmó. 

Sobre el porcentaje de avales que se concedían, Cañete comentó que asisitió "más o menos a la mitad" de las sesiones del consejo de administración, en las que se aprobaron unas 45 de las 72 cuestiones presentadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios