Sevilla

La investigación municipal de la listeria concluye con el carro de horneado como foco de la infección

  • El resto de puntos analizados en las superficies de Magrudis han dado negativo

Un funcionarios de Correos deja un mensaje en las instalaciones de Magrudis la semana pasada. Un funcionarios de Correos deja un mensaje en las instalaciones de Magrudis la semana pasada.

Un funcionarios de Correos deja un mensaje en las instalaciones de Magrudis la semana pasada. / EFE

Los análisis realizados en distintas superficies de la empresa Magrudis sólo han dado positivo en la bacteria Listeria en el carro del horneado, por lo que, a espera del informe final de la Consejería de Salud, cabe concluir que la contaminación a los productos se produjo en esa localización concreta. El Laboratorio Municipal de Sevilla ha dado por concluido los análisis de las muestras que le envío la Consejería de Salud, que han sido 120 en total, aunque el Ayuntamiento hispalense seguirá colaborando "con la máxima celeridad" en la Junta en este caso.

Otro análisis encargado por Magrudis también encontró contaminación en las agujas de mechar.

Las muestras se han tomado durante seis días, la última es del jueves pasado y la primera, del 16 de agosto, el posterior al de la declaración de la alerta sanitaria. En el carro se lleva la carne para ser sometida a un horno que debía de dar una temperatura de 82 grados. La bacteria no pasa de los 71 grados, así que es posible que en algunas partes del carro no se haya alcanzado tales temperaturas. 

Este laboratorio es que el que se ha encargado desde el día 8 de agosto de facilitar los resultados a la Consejería de Salud. Desde el Ayuntamiento de Sevilla se han rechazado las críticas vertidas por los consejeros de Presidencia y de Salud, Elías Bendodo y Jesús Aguirre, a las supuestas tardanzas y confusiones en estas instalaciones. El equipo de análisis de este brote está formado por cuatro técnicas, dos por cada una de las administraciones.

De las 120 muestras tomadas, medio centenar corresponden a la fábrica de Magrudis. Sólo han dado positiva las del carro del horneado y ninguna de la empresa Comercial Martínez León, que actuó de distribuidora de Magrudis. Los productos contaminados que sí han dado positivo han sido la carne mechada, lomo al jerez, lomo al pimentón y crema de carne mechada. Todas vendidas bajo la marca La Mechá. El resto de productos, tales como los chicharrones y los chorizos, estaban limpios de la bacteria. Lo mismo ocurre con todos los analizados de Comercial Martínez León.

También se han analizado los complementos que se le añadían a las carne, que son varios tipos de especias y de caldo, y ninguno ha resultado contaminado. Lo mismo ha ocurrido con las bolsas.

La carne mechada presentaba una contaminación bastante extendida, ya que de 26 muestras tomadas, 13 han dado positivas en Listeria y aún quedan cinco por conocer. El laboratorio también analizó otras superficies de instalaciones situadas fuera del término municipal de Sevilla, cuyos datos están en posesión de la junta.     

Los afectados por listeriosis ha descendido a 61 personas hasta las 20:00 horas del sábado, lo que supone ocho menos que el día anterior, en una jornada en la que no se ha declarado ningún nuevo caso confirmado de infección por la bacteria. Entre los ingresados hay 23 mujeres embarazadas, cinco menos que el día anterior, mientras que el recién nacido con infección continúa recibiendo tratamiento antibiótico y hay cuatro pacientes en la UCI, según los datos aportados por la Consejería de Salud en un comunicado.

Por provincias, hay 46 ingresados en Sevilla, nueve en Huelva, tres en Málaga, dos en Cádiz y uno en Granada. La Consejería ha destacado que la evolución del número de casos nuevos diarios se ha reducido "de manera significativa" desde el 23 de agosto y ha subrayado que desde hace más de siete días no se ha producido ningún nuevo caso de infección fuera de la provincia de Sevilla.

Hasta el momento son 201 los casos confirmados en Andalucía desde el inicio de la alerta sanitaria, que se decretó el 15 de agosto.

El portavoz del gabinete técnico de seguimiento del caso, el doctor José Miguel Cisneros, ha señalado que los datos confirman la inflexión del brote, con una "reducción sostenida" del número de nuevos casos y de pacientes hospitalizados.

Ha subrayado que "aún no ha terminado", por lo que se esperan casos "poco frecuentes" durante varias semanas, que afectarán principalmente a la población de riesgo, que son embarazadas, pacientes inmunodeprimidos y con enfermedades crónicas, y ancianos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios