Turismo de Andalucía

Estos son algunos de los pueblos con menos habitantes de Andalucía

Estos son algunos de los pueblos con menos habitantes de Andalucía

Estos son algunos de los pueblos con menos habitantes de Andalucía / Diario de Almería

Algunas de las zonas rurales menos conocidas y más despobladas de Andalucía también tienen derecho de aparecer en un portal de Turismo. Conozcámoslas y veamos qué atractivos nos pueden ofrecer.

Benitagla, Almería

En plena Sierra de los Filabres, en Almería, nos encontramos con Benitagla, el pueblo con menos habitantes de la provincia e, incluso, de toda Andalucía. Su población es de poco más de 50 habitantes y se encuentra también muy cerca de Jaén. Benitagla es el ejemplo perfecto de turismo de interior que conserva la esencia de tiempos pretéritos. Podemos pasear, en nuestra visita, por el Mirador de las Eras, su iglesia dedicada a San Juan y a la Virgen de la Piedad, el ‘Castillico’, una torre de alquería musulmana y, por supuesto, la belleza de la Sierra de los Filabres.

Cumbres de Enmedio, Huelva

Unas 63 personas viven en Cumbres de Enmedio, municipio de Huelva, muy próximo a Badajoz, dentro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche. En este pueblo podremos visitar la Iglesia Parroquial de San Pedro, catalogada como Bien de Interés Cultural. Y a solo siete minutos podremos visitar Cumbres Mayores, uno de los pueblos más bonitos de la provincia, con un gran valor ecológico y gastronómico.

Juviles, Granada

Juviles

Juviles se encuentra en el Parque Natural de Sierra Nevada, en la parte sur. Es un pueblo típico alpujarreño, con sus casas perfectamente integradas en el abrupto terreno, con calles estrechas y laberínticas que no dejan lugar a dudas al respecto de su pasado morisco. Actualmente, este municipio cuenta con unos 146 habitantes y, entre sus atractivos turísticos, tenemos sus impresionantes vistas y lugares atractivos como el Tajo del Águila o la ‘Pisada del gigante’, una enorme roca de piedra caliza.

Salares, Málaga

En la comarca de la Axarquía, en Málaga, se encuentra el pueblo de Salares, situado en plena ruta mudéjar y en el Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Actualmente, cuenta con una población de unas 187 personas. Se trata de un pueblecito encantador, repleto de casas encaladas y callejones pintorescos. Entre sus principales atractivos turísticos, nos encontramos con la Torre Alminar de su iglesia, declarada Monumento Histórico-Artístico, y el puente romano sobre el río Salares.

El Madroño, Sevilla

El Madroño El Madroño

El Madroño / 19Tarrestnom65

El año pasado, El Madroño contaba con unos 297 habitantes, convirtiéndose así en el pueblo con menos habitantes de la provincia de Sevilla. Está situado en la Vía de la Plata y su nombre se debe a la gran cantidad de madroños que hay. Lo mejor de esta población es el entorno natural que lo rodea, en la Sierra de Aracena, y con puntos como el Cerro de El Riscal o el Monumento Natural de la Encina de los Perros, un gigantesco árbol cuya sombra puede medir hasta 600 metros cuadrados. 

Hinojares, Jaén

Según el INE, en 2023 en Hinojares vivían 348 habitantes, lo que lo convierte en la población más despoblada de Jaén. Está situado en plena Sierra de Cazorla y cuenta con maravillas naturales como las Salinas de Hinojares, activas hasta hace relativamente poco, o los Castellones de Ceal, importante yacimiento arqueológico que data de hace más de 2700 años, convirtiéndose en uno de los más antiguos de Andalucía. Por supuesto, no podemos irnos sin mencionar su gastronomía: uno de sus platos más recomendados es el talarín, un gusi con tortas de harina y carne.

Benaocaz, Cádiz

Benaocaz no es el pueblo con menos habitantes de Cádiz (ese puesto es para Villaluenga del Rosario) pero en él apenas viven 700 personas. Este pueblo está considerado como Conjunto Histórico Artístico desde el 5 de febrero de 1985 y forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos. Su entorno es perfecto para el senderista y su centro histórico conserva el encanto de las calles empedradas y las casas encaladas.

Fuente-Tójar, Córdoba

La denominada ‘Tierra de los Danzantes de San Isidro Labrador’ no cuenta con más 700 habitantes y uno de sus principales atractivos es, precisamente, la Feria de San Isidro, que se celebra cada año el 15 de mayo. La página oficial de turismo asegura que “Vivir la experiencia de Fuente Tójar es pasear por calles sinuosas, visitar sus recónditas y bellas plazuelas y observar su arquitectura vernácula”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios