Acto de apertura de la campaña del PP

Gestión, limpieza y empleo para cambiar la historia

  • Moreno Bonilla afirma que los verdaderos sondeos son los que se verán el día 22 en las urnas.

Comentarios 15

A las once de la noche,con terno azul y ante un aforo entregado, Juanma Moreno cruzaba la puerta de entrada de la sala Tauromaquia del hotel NH Málaga montera en mano camino de confirmar la alternativa de su carrera política. El maletilla que hace años cogió un tren camino a Madrid para labrarse un futuro volvía a su ciudad natal para iniciar el camino que le debe llevar a abrir la puerta grande que conduce a la gloria. Sin miedo a las encuestas, ni a los malos augurios, ni a la irrupción de nuevos partidos ni a la sombra de los 50 parlamentarios logrados por Javier Arenas en 2012. Dispuesto a romper todas las previsiones y convertirse en el primer presidente de la Junta de Andalucía vestido del PP. Quiere ser el hombre que rompa el escalafón taurino tantos años anquilosado por estas tierras. El torero que acabe con el duro morlaco que el socialismo ha sido siempre para los matadores populares. No hay miedo, hay ganas de demostrar que "vamos a hacer historia tras 32 años de gobiernos soocialistas. Un socialismo que ha condenado a Andalucía a tasas de desempleo del 32%, a la corrupción y a pésimos servicios públicos".      

 

El PP sabe lo que se juega el 22-M. Sostiene que no puede ser el único que pague las consecuencias de la crisis, tal y como señalaba ayer el CIS, ni cree posible que Podemos y Ciudadanos se vayan a nutrir principalmente del éxodo de sus votantes. Pero por si acaso los sondeos fueran bien encaminados, quedan 15 días de no parar para que el tsunami que los llevó a su cima de poder en 2011 y 2012 no los arrastre mar adentro en 2015 en la resaca de vuelta. Moreno Bonilla afirmó ayer que es el momento de  Andalucía. "Somos el único partido que puede cambiar Andalucía y el único que ofrece una alternativa seria", señaló rotundo.

 

Y para que se dé el cambio toca explicar la gestión de estos años. La del Gobierno y la de los ayuntamientos. Con Rajoy y con los alcaldes, que aprovecharán para denunciar el abandono y olvido al que les ha sometido la Junta de Susana Díaz. 

 

Los populares están empeñados en demostrar que frente a la herencia recibida hace unos años hay un futuro mucho mejor. Y ese porvenir deseado pasa por la generación de empleo, por el apoyo a los empresarios, por la ayuda a las familias, por poner al día la Administración y convertirla en colaboradora de los andaluces y no en su principal rémora. "Con un ejército de 5.000 personas que ayuden a generar empleo y riqueza desde el primer día que lleguemos al gobierno", afirma el candidato. Tal y como se ha hecho en los ayuntamientos en este mandato municipal del que los populares quieren empezar a presumir. Los augurios obligan además a redoblar esfuerzos ante el temor de que un mal resultado en las autonómicas pase factura a las municipales. 

 

Y todo esto envuelto en un mensaje de pulcritud, limpieza y regeneración frente a 35 años de poder socialista marcados por la corrupción y el deterioro de las instituciones. El mantra que han mantenido los populares sobre la decadencia de la Junta bajo el mando del PSOE tiene en el centro de la diana a Susana Díaz, a la que Moreno Bonilla considera una responsable más de los escándalos judiciales de los ERE o los cursos de formación. En su empeño está demostrar que su principal rival no está tan limpia de acusaciones como cree. 

 

La carrera está lanzada, Juanma Moreno se ve con fuerzas y a su alrededor se respira cierta sensación de que las urnas dictarán un mejor resultado que el que avanzan las encuestas. La llamada al voto tradicional, la prevención ante aventuras como Podemos y  el miedo a una Andalucía ingobernable tras el 22-M llevan al PP a creer que a la hora de depositar el voto en la urna habrá un cambio de tendencia. Juanma busca ser figura y sabe que la temporada que arrancó anoche debe ser la definitiva. Juanma Moreno por eso pidió "a ese 40% de andaluces  que aún no saben qué van a votar que si quieren empleo, menos burocracia, mejor sanidad y educación y una Andalucía libre de corrupción que no duden". Rotundo concluyó que "empieza lo bueno, el cambio histórico en Andalucía". Quedan 15 días para saberlo. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios