Andaluzas 22M

Moreno afronta el descalabro histórico pero descarta irse

  • El candidato del PP afirma que representa "un proyecto nuevo" que lleva apenas un año y se centra ahora en las municipales

Comentarios 18

Con la derrota dibujada en el rostro y tratando de forzar la sonrisa que le ha caracterizado en esta campaña, Juanma Moreno comparecía poco antes de las once de la noche en el hotel Meliá Sevilla para valorar el batacazo electoral de su partido en las autonómicas. Rodeado de su equipo de confianza, el candidato fue claro al admitir que "este resultado no es el esperado". Y no solo porque los populares se vieran con 33 diputados, sino porque no se esperaban en absoluto que el PSOE aguantara en los 47 que ya tenía.

El presidente del PP andaluz agradeció su respaldo al millón de andaluces que le han votado, destacó a las nuevas formaciones que entran en el Parlamento y felicitó al PSOE y a Susana Díaz por su triunfo. Eso sí, Moreno incidió en que "los andaluces han optado por un Parlamento más fraccionado y debemos entender el mensaje". El líder popular destacó que "Andalucía necesita más que nunca estabilidad" y anunció su disposición a trabajar en busca de consensos. Pese a sus buenas palabras, volvió a criticar la convocatoria a las urnas que "buscaba intereses electorales", pero insistió en que "toca trabajar para que Andalucía no sufra".

Aunque ha obtenido los peores resultados populares desde 1990, cuando Gabino Puche obtuvo 26 parlamentarios, y se ha dejado 17 actas con respecto a 2012, Juanma Moreno lanzó un mensaje de continuidad en su proyecto. "Vamos a seguir trabajando para llegar a quien no hemos llegado y para convencer a los que no hemos convencido", señaló. Sin decirlo abiertamente, el presidente popular descartó cualquier medida tajante o su retirada, e incidió en que va "a trabajar sin descanso porque sólo me mueve el objetivo de mejorar la vida de los andaluces".

El presidente del PP andaluz  quiso sacar alguna visión positiva del hundimiento y señaló que habían "mejorado los resultados que obtuvimos en las últimas europeas", cuando el partido se quedó en unos pírricos 700.000 votos. En esa estrategia de recuperación quiso enmarcar Juanma Moreno lo que le queda por delante al PP; preparar las municipales de mayo para retener el poder obtenido en 2011. Los populares han pinchado en todas las provincias, especialmente en Sevilla y Cádiz, si bien no es menos cierto que ha sido el voto en las capitales el que ha salvado los muebles. Sólo en Huelva y Sevilla se ha visto superado por el PSOE y en Cádiz, por Podemos.

El presidente popular ha convocado para esta tarde una Junta Directiva Regional en la que analizar los resultados  y "comenzar a trabajar desde mañana mismo (por hoy)" para contener el descalabro e iniciar la recuperación. Con estas palabras insistía en su mensaje de continuidad al frente del partido "ya que llevamos apenas un año con un proyecto nuevo", se justificó. Habrá que ver cómo reacciona hoy el PP en la Junta Directiva Nacional convocada en Madrid, aunque lo normal es que Moreno reciba el respaldo de Rajoy, quien ha bajado cinco veces a Andalucía en campaña. Una presencia, la del presidente del Gobierno, que ha sido vista como excesiva en el entorno del candidato y que se considera que podría haber dañado sus expectativas electorales.

La campaña termina con un sabor amargo para Juanma Moreno, quien, no obstante, ha logrado en estos 15 días el conocimiento que no tenía en Andalucía. A esa realidad se agarró para concluir su discurso afirmando que "más pronto que tarde habrá un cambio de Gobierno en la Junta". Habrá que ver si es con él al frente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios