Fútbol Sala

Antonio Vadillo y el Mallorca Palma Futsal, campeones de Europa

Antonio Vadillo, emocionadísimo tras proclamarse campeón de Europa con el Palma Futsal.

Antonio Vadillo, emocionadísimo tras proclamarse campeón de Europa con el Palma Futsal. / Efe / Cati Cladera

El Mallorca Palma Futsal que entrena el jerezano Antonio Vadillo se ha proclamado campeón de Europa tras vencer al Sporting Clube de Portugal en la tanda de penaltis en la final que se ha disputado en el Velodrom Illes Balears tras llegar al término de los 40 minutos y la prórroga con empate a uno.

Es el primer título para un Mallorca Palma Futsal que delante de su afición ha puesto fin a la maldición de los penaltis. En Jerez, hace un año, los mallorquines perdían la final de la Supercopa contra el FC Barcelona en la tanda y ya por entonces Vadillo aseguraba que este tipo de lanzamientos no son una lotería. En esta ocasión, el Palma ha tenido una eficacia del 100%, anotando los cinco penaltis de la ronda, parando Luan Muller el primero de los portugueses.

La final no ha decepcionado, plena de emoción y de entrega por los dos equipos, jugando con una intensidad enorme. Entró mejor al partido el equipo portugués, que tuvo una buena ocasión que salvó Luan Muller. Mancuso y Cleber pusieron en aprietos a Guitta y el meta sportinguista se lucía poco después a disparos de Tayebi. Para entonces, el dueño del encuentro era el Palma, que se adelantaba a los 14 minutos tras una acción que inició su portero adentrándose en campo rival y disparando a puerta, el rechace le caía a Rivillos, que establecía el 1-0, resultado con el que se llegaba al descanso.

En la segunda mitad, el Sporting Clube dio un paso adelante y comenzó a rondar con mucho peligro la meta de Muller, que se multiplicaba y era una muralla infranqueable. Los de Antonio Vadillo se guarecían atrás y trataban de llegar a la contra. Cainan tuvo una clara ocasión cruzando toda la pista, pero disparaba mal. La tuvieron seguidamente Rivillos y el propio Cainan.

La más clara fue para Mancuso, al recoger un rechace de Luan Muller a disparo del meta portugués. Desde su propio campo y a portería vacía lanzaba y el balón se estrellaba en el palo. Y a renglón seguido, llegaba el empate del Sporting aprovechando Zicky un rechace en un córner. A cinco del final, Sokolov hacía el 1-2, Vadillo pidió el 'challenge' y los árbitros anulaban el tanto por una acción en la que el autor del gol agarró a Marlon.

Buscó el Palma la victoria jugando con portero-jugador los últimos instantes del encuentro, que se marchó a una prórroga en la que tampoco se movería el marcador. Y por fin la fortuna, la suerte o como quieran que la llamen sonreía al técnico jerezano en una tanda de penaltis impoluta para levantar el primer título en la historia del club mallorquín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios