baloncesto euroliga

El Barcelona renace en Rusia

  • El 8-22 del último cuarto decidió

El Barcelona Lassa renació ayer de sus cenizas recuperando su mejor versión colectiva en Rusia, donde sumó ante el Khimki la primera victoria lejos del Palau Blaugrana en la Euroliga y puso fin a una racha de seis derrotas consecutivas entre la competición continental y la Liga Endesa.

Un parcial de 8-22 en el último cuarto dio a los azulgrana un triunfo necesario en el que, por encima de nombres propios, destacaron las asistencias -con 32, récord en la historia del club- y los rebotes (37) que contrarrestaron el desequilibrio ofensivo de Shved y Honeycutt.

Apostó Sito Alonso por el mismo quinteto -Navarro, Ribas, Hanga, Moerman y Tomic- que hace una semana en Vitoria a punto estuvo de remontar una desventaja de 25 puntos.

Su propuesta inicial dio frutos y el Barcelona, con Ribas y Navarro marcando el ritmo, controló el primer cuarto con Tomic mandando en el aro y Hanga aportando lo suyo en defensa e incomodando a Shved, faro ofensivo del equipo del ex técnico azulgrana Georgios Bartzokas.

En éstas, el conjunto catalán cerró los primeros diez minutos con una cómoda renta de diez puntos (15-25), aunque lo mejor para los de Sito Alonso fueron las sensaciones.

Pero el Khimki, con un letal Honeycutt desde la línea de 6,75 metros, completó un parcial de 10-4 tras los cinco primeros minutos del segundo acto (25-29).

Tras la reanudación, apareció Shved, mientras que Navarro, que respondía con la misma moneda al mejor anotador de la Euroliga, y Tomic, que acabó el partido con 12 puntos y 8 rebotes, mantenían vivo a su equipo. Tras ponerse por delante los rusos, llegó el excelente último cuarto barcelonista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios