Fútbol | Tercera División

En el Guadalcacín no hay más cera que la que arde (0-2)

  • El Conil, con lo justo, también se lleva los tres puntos del Fernández Marchán

  • La permanencia ya está a 15 puntos

Pablo Pérez intenta regatear a Mario en un lance del partido. Pablo Pérez intenta regatear a Mario en un lance del partido.

Pablo Pérez intenta regatear a Mario en un lance del partido. / Miguel Ángel González

El Guadalcacín ha dado un nuevo paso hacia el descenso de categoría tras caer en su estadio frente a un Conil al que le bastó dos cabezazos para que los puntos volaran destino al Pérez Ureba. El equipo de Jesús Mendoza sigue con su particular calvario de esta temporada, apenas creó ocasiones más allá de un mano a mano que Juanjo desperdició y que pudo significar el empate a uno y cometió dos errores defensivos imperdonables que el Conil aprovechó por medio de Álex Expósito y Carlos Cuenca.

El delantero roteño abrió el marcador a la media hora de una soporífera primera mitad y el jerezano puso la puntilla mediada la segunda parte. Los dos tantos, para más 'inri', fueron idénticos en ejecución: en el primero Javi Navarro habilitaba de cabeza a Expósito para que el punta rematara también de cabeza al fondo de la red; en el segundo, el autor del primer tanto asistió en el segundo palo a Carlos Cuenca, que remataba a placer de otro testarazo. Luego, pudo llegar algún gol más del Conil ante un Guadalcacín roto, sin ideas y que se fue al ataque con más corazón que cabeza.

Y es que el Guadalcacín va de cabeza directo al descenso. En 16 jornadas, los azulones sólo han sumado cuatro puntos; el 'antiguo' fortín que era el Fernández Marchán es ahora un campo en el que todos los equipos puntúan; los fichajes siguen sin llegar y puede que para cuando lleguen -si es que llegan- ya sea tarde.

A pesar de estar renqueantes, tanto Alberto Fernández como Chato fueron titulares y en el centro de la defensa debutó el juvenil de primer año José Ángel. Lo que no funcionó en el Guada fue el centro del campo y el ataque. Tan sólo en los primeros minutos se vio a un Guada que quería el balón, que buscaba la amplitud por las bandas y la profundidad con Fran Jiménez peleando con los centrales.

El rumbo del partido pudo cambiar en el primer minuto cuando Hidalgo Márquez decretó cesión de Mario al meta conileño. Sin embargo, el disparo de Diego Galiano, previo toque de Juanjo al ser libre indirecto, lo taponó Pablo Ureba.

Juanjo perdonó ante Gallego el empate y acto seguido llegó el segundo del Conil. Juanjo perdonó ante Gallego el empate y acto seguido llegó el segundo del Conil.

Juanjo perdonó ante Gallego el empate y acto seguido llegó el segundo del Conil. / Miguel Ángel González

A partir de entonces, el choque entró en una fase anodina, con los dos equipos bien plantados y los sistemas defensivos superando a los respectivos ataques. Tanto el debutante José Ángel como Diego Galiano ganaban las acciones a Javi Navarro y Álex Expósito mientras que en el otro lado del campo Ureba y Cortijo hacían lo mismo con Fran Jiménez, ya que Juanjo se descolgaba para actuar en la mediapunta.

Hubo que esperar hasta la media hora para la siguiente ocasión de peligro, que se tradujo en el 0-1, obra de Expósito. El delantero roteño recibió absolutamente solo en el segundo palo y sólo tuvo que colocar la cabeza para poner a su equipo por delante. Los locales acusaron el golpe y no se volvieron a acercar por el área de Gallego en lo que quedó de primera mitad.

En la reanudación, Jesús Mendoza buscó más presencia en ataque dando entrada a Corral por un desaparecido Pulido y Juanma Carrasco sustituyó a Chato, con molestias durante toda la semana. Salió algo más enchufado el equipo local y nada más comenzar la segunda parte Fran Jiménez buscó el empate, pero su cabezazo se fue por encima del larguero de la meta conileña.

El partido pudo cambiar en el minuto 57. En un balón largo, Pablo Ureba se resbaló, rectificó e hizo lo que nunca hay que hacer, dar un pase horizontal. Juanjo se quedó delante de Gallego, pero se le hizo de noche y en lugar de rematar tal como le venía el balón buscó el regate al portero, el control se le fue largo y la mejor ocasión del Guada quedó en nada.

Apenas diez minutos más tarde el Conil cortaba cualquier atisbo de reacción con el 0-2. Mario cabalgó por la banda derecha, centro al segundo palo, allí Álex Expósito vio a Cuenca y el punta no desaprovechaba la asistencia, anotando de cabeza de nuevo absolutamente solo.

El 0-3 no cayó de auténtico milagro. En otra jugada por la banda derecha y centro al área, el juvenil José Ángel despejó hacia su portería, estrellándose el esférico en el travesaño, botando en la línea y el rechace lo cazaba Cuenca quien, de chilena, remataba para salvar entre José Ángel y Lebrón. Mendoza dio entrada al juvenil Juandi y Zafra también agotó los tres cambios, debutando Fran Mejías. Cuenca tuvo de nuevo el tercero en sus botas pero el centro, otra vez desde la derecha, lo cazó mal, yéndose el balón a la derecha de la meta de Lebrón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios