Guadalcacín-Torreblanca | Crónica Como gato panza arriba y sacando las uñas (1-1)

  • El Guadalcacín, con uno menos desde el minuto 19, acaba jugando con nueve los últimos diez minutos

  • Tras el 0-1, un penalti por manos muy protestado por los locales, Lyvann empata al filo del descanso

Dos de los protagonistas del partido: el local Javi Navarro y el árbitro Muñoz García. Dos de los protagonistas del partido: el local Javi Navarro y el árbitro Muñoz García.

Dos de los protagonistas del partido: el local Javi Navarro y el árbitro Muñoz García. / J.O.

Cuando no se puede ganar, lo importante es no perder. Esa máxima la aplicó a rajatabla el Guadalcacín, que sumó un punto en un partido que jugó con uno menos desde el minuto 20 y que acabó peleando con nueve los últimos 10 minutos, choque en el que sufrió un penalti de aquellos llamados rigurosos y en el que tuvo que remar contra corriente tras el 0-1, envite en el que Diego Galiano estuvo certero con los cambios y en el que la entrada de Javi Navarro fue clave para los azules.

Al Guada, una vez más, se le torcieron los detalles y le pasó factura la falta de experiencia, veteranía o simplemente de darse cuenta que el árbitro era quisquilloso como pocos y Billy el rápido a la hora de sacar tarjetas; Fernando y José Roldán no mantuvieron la cabeza fría y se llevaron la amonestación por protestar. Especialmente sangrante fue la expulsión del centrocampista, que vio dos amarillas en la misma jugada: Muñoz García amonestó al azul y a Jimmy, que no paraban de protestar o decirse cosas, y Fernando siguió relatando, con lo que a los pocos segundos vio otra amarilla y la roja.

Galiano, que había arrancado con el dibujo habitual de cuatro atrás, Fernando por delante con Pablo Gil y Juanje a su lado, Javi Gil y Selu Olmo en las bandas y Lyvann arriba, tuvo que cambiar los planes y el sacrificado fue Javi Gil para dar entrada a un Javi Navarro por delante de la defensa, Juanje por la derecha, Pablo Gil por la izquierda y Lyvann y Selu Olmo arriba.

Pero tres minutos más tarde del cambio el partido se le seguía torciendo al Guada: una llegada por la izquierda del Torreblanca, que jugó con tres centrales, acaba con centro de Mejías y el árbitro señalando penalti por mano de Gómez. Las protestas de los locales, asegurando que tenía el brazo pegado al cuerpo, solo sirvieron para las amarillas a Gómez y a José Roldán, y Jimmy no perdonó desde el punto, fatídico para los azules.

Los dos primeros remates entre los tres palos son dos goles: el penalti del Torreblanca y el empate en un córner

El 0-1 fue el primer disparo del Torreblanca entre los tres palos y el primero del Guada entre los tres palos iba a ser el empate. Tras dos intentos de Juanje, una falta desviada por la barrera a córner y un remate alto a la salida de ese córner, a poco del descanso otro saque de esquina, botado por Selu Olmo a media altura, no acertó ni a despejarlo la defensa ni a rematarlo ningún atacante hasta que llegó a Lyvann, que remató a bocajarro el 1-1.

No acusó la inferioridad numérica el Guada porque Javi Navarro se agigantó en el centro del campo, jugó con criterio y a su lado también crecieron Juanje y Pablo Gil. El Torreblanca intentó dar un paso al frente con la entrada de Ángel, un diablo con el balón en la zurda, pero los azules ocupaban bien los espacios, impidiendo maniobrar a los sevillanos. Y en un robo de balón, una magnífica asistencia de Juanje por encima de la zaga visitante no lo aprovechó Jhon, que en vez de rematar a la primera dejó botar el balón, dando tiempo a que un defensa y el portero despejasen el peligro.

Había pocas llegadas con peligro, pero eran del Guada, al que le anularon un gol por fuera de juego de Pablo Giraldo tras jugadón de Casares por la izquierda. Los dos técnicos movían sus banquillos, metiendo más pólvora un Torreblanca que veía que se le escapaba la oportunidad. Máxime cuando José Roldán dio un manotazo al balón dentro de la media luna porque un par de atacantes enfilaban la portería local. Era la segunda amarilla tras la de la protesta y los azules se quedaban con nueve con más de 10 minutos por delante. La falta, muy peligrosa, se estrelló en la barrera.

Galiano recompuso sus filas formando dos líneas de cuatro: Gómez, Domingo, Víctor y Pablo Giraldo atrás y por delante Casares, Javi Navarro, Diego y Migue Alba. El Torreblanca percutió una y otra vez con centros, sobre todo desde la izquierda, pero sin poner en más apuros a Miguel Ángel Díaz. El descuento se hizo corto para los de negro y eterno para los azules, que se defendieron como gato panza arriba y sacando las uñas y al final, con nueve, dieron por bueno un punto más que merecido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios