Fútbol | Primera Andaluza

El Villamartín amaga y el Jerez Industrial pega (3-0)

  • Manolo adelanta al equipo de Paco Cala y Pascu sentencia cuando más achuchaban los visitantes

  • El canterano Álex Román redondea el triunfo y una semana magnífica para los blanquiazules

El Jerez Industrial consiguió una victoria más holgada en el marcador que sobre el terreno de juego, donde el Villamartín causó una grata impresión aunque le faltó lo que a los blanquiazules les sobró: contundencia en las áreas. Si el fútbol se cocina en el centro del campo, donde se decide es en las áreas, la propia y la rival, y si el equipo serrano fue mejor en la elaboración, el conjunto industrialista fue superior en su área, concediendo pocas ocasiones, y en la del rival, aprovechando sus ocasiones para cerrar un marcador contundente que abrocha una semana magnífica, a la que solo le sobró el descuento con el Bazán para la matrícula de honor. Por lo pronto, es la primera vez este curso que el Industrial encadena tres jornadas puntuando.

Un cabezazo de Manolo, ayer lateral derecho, a saque de esquina perfectamente templado por Javi Falcón en la primera mitad y dos contras en la segunda mitad a la espalda de la zaga visitante ejecutadas por Pascu y el canterano Álex Román dieron el premio al Industrial, que además de los tres puntos se dio un subidón de moral -siete puntos de nueve contra los tres primeros de la tabla en apenas ocho días- y un castigo excesivo al Villamartín de Pepichi Torres Cala, que perdió el duelo familiar contra su primo Paco Torres Cala.

El Industrial formó con Fabio en la portería; atrás, Manolo y Güiza en los laterales, Domingo y Álex Rodríguez en el centro de la defensa; en el centro del campo, Vega y Maqueira en el doble pivote, Javi Falcón por la derecha y Salvi por la izquierda; arriba, Pascu y Raúl Vidal. En el Villamartín, Pepichi adelantó a Vicente al centro del campo con Ismael y Aurelio buscando continuamente en la banda derecha a Chesco, que a la menor oportunidad se iba en diagonal al centro.

Después de un par de escarceos y un derechazo de Nene desviado a córner por Fabio, el Industrial se adelantaba en el marcador al cuarto de hora con un impecable testarazo de Manolo tras un formidable centro de Javi Falcón desde el córner. El 1-0 animó a los blanquiazules y Raúl Vidal pudo hacer el segundo tras taconazo de Pascu que le dejó solo a pocos metros de la portería pero remató fuera con todo a favor. El Villamartín trató de reaccionar y aunque combinaba bien atrás y en el centro del campo, se estrellaba en la defensa blanquiazul y salvo una caída de Álex ante Maqueira en el área local poco más se acercaron los serranos a Fabio.

Sí dio el Villamartín un paso adelante en la segunda mitad aunque ello le costó prescindir de Vicente, que estaba ganando todos los saques en largo de Fabio. También cambió de repertorio el Industrial, que con el rival más adelantado trataba de buscar a Pascu a las espaldas de la defensa rival, lo que casi consigue a las primeras de cambio en una contra y en un centro de Javi Falcón.

Pero poco a poco el Villamartín se hizo con el balón y, apoyándose en Sierra y Chesco, se fue a por Fabio. Fueron los mejores minutos de los visitantes, que combinaban con criterio y parecían más cerca del empate que los locales, a los que les costaba progresar con el balón controlado, de la sentencia. Eran los momentos decisivos del choque, con ocasiones para Selu Olmo y Barrera, pero el que acertó fue Pascu, que aprovechó un magnífico pase al hueco de Maqueira para plantarse solo ante Kaki y sentenciar el envite en el mano a mano.

Porque con el 2-0 cuando más achuchaba el Villamartín quedó liquidado el encuentro, ya que a partir de entonces los visitantes fueron un quiero y no puedo y el Industrial tiró de saber estar para nadar y guardar la ropa, prácticamente sin pasar apuros -alguna escaramuza de Sierra y Chesco pero sin exigir a Fabio salvo un disparo esquinado del primero- y escondiendo el balón lo posible al rival.

A las intentonas del Villamartín trataba de responder el Industrial con contragolpes aprovechando que Torres mandó el equipo arriba y dejó atrás dos defensas, pero la sentencia no llegó hasta poco antes del 90, cuando Álex Román remató a placer un balón al travesaño de López, que en otra contra se había ido solo contra Kaki

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios