Fútbol | División de Honor

El Jerez Industrial cambia el chip para recibir en Chapín al Atlético Central el domingo

  • Javi Rivas, tras empatar ante el Peña Rociera, subraya: "Estuvimos muy serios en defensa, dejamos la portería a cero otra vez y es la línea a seguir"

Javi Rivas destaca la entrega y el saber estar de su equipo ante el Peña Rociera.

Javi Rivas destaca la entrega y el saber estar de su equipo ante el Peña Rociera. / Pascual

El Jerez Industrial suma y sigue. El cuadro blanquiazul, poco a poco, va recuperando las sensaciones y tomándole el pulso a la competición. Los de Javi Rivas ya han dejado atrás la racha de tres derrotas seguidas -Bollullos, Montilla y Espeleño- y con su empate del sábado ante el Peña Rociera (0-0) encadenan cuatro jornadas sin perder, con dos victorias y dos igualadas, y con la portería a cero y el equipo es 13º con 12 puntos.

El domingo por la tarde recibirá al Atlético Central en Chapín por la resiembra del Pedro Garrido y el compromiso es una excelente piedra de toque. Al equipo le toca cambiar radicalmente el chip tanto por el rival como por el escenario. El cuadro sevillano, que también debuta en División de Honor, tiene 14 puntos, sólo dos más que los industrialistas.

Javi Rivas, técnico del cuadro blanquiazul, así lo advierte: "Va a ser otro duelo difícil, en un buen campo y toca cambiar el chip de forma radical. Vamos a pasar de jugar en el campo más pequeño de la categoría a hacerlo en el más grande. El tipo de juego, la salida de balón y el repliegue serán distintos".

El preparador portuense se muestra satisfecho con la respuesta de sus jugadores en estas últimas semanas y, tras arañar un punto del siempre complicado Manuel Adame Bruña, señala: "Sabíamos a qué rival nos enfrentábamos y en qué tipo de campo teníamos que jugar. El terreno de juego tiene unas dimensiones bastante reducidas, que no nos benefician, y el trabajo que realizamos durante la semana dio sus frutos. Estuvimos muy serios, dejamos la portería a cero y es la línea que debemos mantener. Hay que tener claro cuando se puede jugar y cuando hay que ser prácticos, jugar replegados y ser solidarios. Me quedo con la entrega, que fue total, y, a pesar de la juventud de nuestros futbolistas, supimos estar a la altura y competir ante un rival experto".

El entrenador industrialista, además, recuerda que el rival sólo "nos creo peligro en un par de acciones a balón parado. Teníamos muy estudiado a este equipo, hasta el mismo sábado por la mañana estuvimos analizando algunas de sus jugadas. Elaborar juego en ese campo es complicado, intentamos pescar alguna, en la segunda parte tuvimos un par de llegadas que no pudimos materializar y el puntito es bueno. Llevamos cuatro jornadas con la portería a cero y hay que felicitar a los chavales, que están realizando un gran trabajo y a seguir sumando".

Bajo su punto de vista, el choque fue "una partidita de ajedrez, el que se equivocara al mover cualquier pieza podía perder. Les teníamos estudiados en todas las facetas, las faltas, las segundas jugadas, los saques de esquinas, las caídas... Insisto, tengo que felicitar a mis jugadores porque lo hicieron muy bien, no se descompusieron. Todos me lo pone difícil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios