Fútbol | Primera Andaluza

El Jerez Industrial se gusta y golea al Recreativo Portuense (4-0)

  • Jesús Barrera hace doblete y también marcan Rober y Corral

  • Todos los rivales directos ganan y los de Paco Cala siguen a dos puntos de la cuarta plaza

Los futbolistas del Jerez Industrial celebran la victoria en el vestuario. Los futbolistas del Jerez Industrial celebran la victoria en el vestuario.

Los futbolistas del Jerez Industrial celebran la victoria en el vestuario.

El Jerez Industrial solventó con más facilidad de lo esperado el duelo con un Recreativo Portuense plagado de jugadores jerezanos y, algunos, con pasado industrialista. Jesús Barrera anotó los dos primeros tantos del equipo de Paco Cala, ambos de igual factura, y en la segunda parte, ya con un hombre más tras la absurda autoexpulsión de Kike, Rober y Corral certificaban una goleada que si no fue mayor fue porque los blanquiazules tampoco quisieron pisar más el acelerador.

El triunfo vale su peso en oro porque todos los rivales directos en pos del 'play-off' sacaron adelante sus partidos con más o menos apuros. De este modo, los jerezanos siguen a dos puntos de la cuarta plaza, distancia con la que afrontarán el choque del próximo domingo en casa del Chiclana, segundo en la tabla con 40 puntos, cinco más que los industrialistas.

Paco Cala apostó de inicio por un equipo de ataque total. Dejó en el banquillo a Dani Castro y Raúl Vidal y confió el centro del campo en una dupla formada por Maqueira y Jesús Vega. El primero fue de los destacados del partido mientras que el mediapunta ha tenido mejores tardes. Arriba, Cala se decidió por Rober y Güiza en las bandas y Corral y Jesús Barrera como hombres más adelantados. También se quedó en el banquillo Domingo, pasando Manolo al centro de la defensa junto a Álex Rodríguez, ausente en Ubrique, y jugando Selu y Nando -hasta que se retiró lesionado- en los laterales.

El Jerez Industrial venía de encajar en Ubrique tres goles a balón parado y era uno de los aspectos a vigilar. Comenzó el equipo local con alguna duda en este sentido. A los tres minutos, Carlos Cabeza botaba una falta y tras un par de rechaces Fabio atrapaba el remate de Alberto Orellana.

Los blanquiazules se adelantaron en su primera llegada clara, que nació en un error en la medular del Recreativo -protestaron una falta- y a la contra, Jesús Barrera se quedó solo delante de Pablo, a quien regateó, marcando sin mucho ángulo con la zurda. En esta jugada, el meta recreativista se lesionó, entrando Hita en su sustitución. Poco después, Álex Rodríguez se tuvo que emplear a fondo taponando un lanzamiento de Carlos Cabeza que buscaba el palo izquierdo de Fabio en el acercamiento más peligroso de los visitantes en todo el partido.

En la recta final de la primera parte, el Industrial avisó dos veces antes del segundo. Primero fue Nando, recibiendo un servicio a la contra de Rober, y entreteniéndose a la hora del disparo, llegando un defensa para taponar a saque de esquina. La siguiente fue aún más clara, pero Raúl Vidal, que había entrado un rato antes por Corral, falló en el mano a mano con Hita. Tuvo que ser de nuevo Jesús Barrera el ejecutor del segundo de la tarde. Recibió dentro del área un gran pase de Raúl y calcó la jugada del 1-0, regateando a Hita y utilizando esta vez el pie derecho para embocar dentro de la meta portuense.

Con el 2-0, Juanjo Durán introdujo cuatro cambios en la segunda mitad: Jesuli, Juan Rosillo, Abraham y Juanito. Pero la decoración cambió poco, el Industrial controlaba la situación y a la contra podía matar el partido en cualquier momento. En una de sus claras llegadas, Rober se durmió cuando tenía el carril izquierdo totalmente libre.

La situación se allanó todavía más para los locales con la expulsión por doble amarilla de Kike, totalmente absurda. El lateral derecho protestó airadamente al colegiado un saque de esquina que entendía que había sido puerta para el Recreativo. Tras la primera amarilla, siguió vociferando, cayéndole de facto la segunda y la consiguiente roja. Dio toda la impresión de que se quitaba de en medio.

Paco Cala introdujo entonces a Álex Román, que minutos después tenías que salir lesionado tras recibir una entrada de Kevin, y de nuevo a Corral. El 3-0, ya avanzada la segunda mitad, llegaba tras una cabalgada de Raúl Vidal por la derecha, poniendo el balón atrás al punto de penalti, por donde aparecía Rober para colocar el balón a la derecha de Hita.

A siete del final, el equipo industrialista redondeaba la tarde en una jugada que nació de un extraordinario saque de puerta de Fabio que vio a Salvi -sustituto de Román- solo por la derecha; éste apuró hasta la altura del área y allí centró para que Corral se adelantase a Isaías y tras amagar al portero le batía a media altura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios