Julián Martínez | Entrenador del Baloncesto Xerez CD "Es una eliminatoria a 80 minutos, hay que estar muy concentrado en cada cuarto"

  • El equipo azulino inicia este sábado en Estepona el camino hacia la Final a Cuatro con el objetivo de estar la temporada que viene en Liga EBA

Julián Martínez no tiene bajas para afrontar el partido de ida en Estepona. Julián Martínez no tiene bajas para afrontar el partido de ida en Estepona.

Julián Martínez no tiene bajas para afrontar el partido de ida en Estepona. / Miguel Ángel González

El Baloncesto Xerez CD inicia este sábado (20:00 horas) en Estepona el camino hacia la Final a Cuatro que otorgará las dos plazas de ascenso a la Liga EBA. El equipo de Julián Martínez acabó segundo la fase regular y parte como favorito en las quinielas para eliminar en la ronda de octavos de final -partidos a ida y vuelta- al séptimo del grupo oriental. El técnico repasa la actualidad de su equipo, cómo ha visto la temporada y qué espera del 'play-off' de ascenso.

-Julián, para empezar, ¿qué le ha parecido el nivel en líneas generales del grupo y el rendimiento de su equipo en particular?

-Aunque jugué cuatro o cinco años en esta categoría en el pasado, no la conocía mucho y sí es verdad que tanto en el club como entrenadores de equipos rivales me comentan que este grupo ha subido mucho de nivel, incluso comparándolo con el año pasado. Ha sido una competición bonita porque no se ha abierto una brecha entre los equipos y prácticamente hasta la última jornada había equipos que podían ser desde segundos a quintos o desde terceros a octavos. La competición ha estado muy abierta hasta el último momento y eso ha sido un incentivo a la hora de jugarla.

-Su equipo ha tenido altibajos, quizá con demasiados lesionados y entradas y salidas de jugadores.

-Hemos tenido el problema de que nuestro equipo es muy joven. Tenemos siete jugadores entre 18 y 19 años y después están los americanos. En los partidos que no hemos podido contar con ellos, nuestro equipo era muy bisoño, falto de experiencia y se ha notado. Las exigencias o los objetivos marcados por el club no se correspondían con el nivel que les corresponde para su edad. Este final de Liga les corresponde a jugadores con bastante bagaje y años en el baloncesto sénior y nuestros jugadores locales llevan incluso pocos años en categorías de formación. Cuando hemos tenido que darles la responsabilidad hemos sufrido bastante y cuando hemos incorporado a los americanos no sólo hemos mejorado, sino que los jugadores locales también han mejorado, porque se les ha estado pidiendo lo que justamente pueden dar, prestaciones bastante altas pero sin esa exigencia.

-¿Cómo llega el equipo a esta primera eliminatoria?

-A nosotros los parones no nos han venido bien. El principio de temporada fue tremendo y después de las navidades fue lo mismo. Las dos rachas de tres derrotas vinieron después de los parones y ese es el temor que tenemos, que después de este parón tan largo, ilógico, de tres semanas sin competir nos pueda pasar factura en el primer partido. Hemos intensificado los entrenamientos, no paramos en Semana Santa, pero no hemos podido jugar ningún partido amistoso aunque se ha intentado. Hemos sacado once entrenamientos en estas tres semanas, que están por encima de los tres semanales. Físicamente también llegamos bien, toda la plantilla está disponible.

-¿Qué referencias tiene del Estepona?

-Sabemos que es un equipo joven que está pensado para el equipo júnior, que es una generación en la que tienen muchas esperanzas. Es un equipo bisoño pero no exento de calidad, con tres o cuatro séniors con calidad pero que se basa bastante en el equipo júnior. Es un equipo rápido, agresivo y dinámico que nos puede hacer daño en estos aspectos más que en el potencial físico.

-¿Dónde cree que hay más nivel, en el grupo oriental o en el occidental?

-Es la eterna pregunta de la temporada y al final, hasta que no se empiecen a jugar estos primeros partidos, no tendremos esa referencia porque no ha habido ni siquiera cruces en partidos amistosos entre equipos de los dos grupos. Por mucho que nos hayamos visto en vídeos, hasta que no nos crucemos no lo tendremos claro.

-Sobre el papel, el segundo del grupo occidental debe ser favorito sobre el séptimo del oriental.

-Si me lo pones así, sobre el papel debería de serlo, pero he de recordar que nosotros hemos perdido con el último clasificado de nuestra competición, el CB Palitos, y esto nos hace entender que no nos podemos relajar en ningún momento porque cualquier partido se complica y cualquiera te puede ganar. Los equipos que están en ‘play-off’ se han tenido que batir el cobre para sacar 12 o 13 victorias y todos son rivales a tener en cuenta.

-¿Le gusta este sistema, le parece justo, igual habría que quitar una eliminatoria?

-A mí me parece larguísima esta competición. Empezamos a mediados de septiembre y terminamos casi en junio, es una competición durísima y a nivel mental es complicado mantener las prestaciones. Los equipos se están resintiendo, al nuestro le pesa la cabeza más que las piernas. El equipo que llegue hasta el último día jugará faltando tres días para junio. El que esté más fresco mentalmente tendrá mucho ganado.

-El objetivo es estar en Liga EBA.

-Sí, a día de hoy entiendo que el ascenso es el objetivo, independientemente de que hay que respetar cada eliminatoria y a cada rival con el que juegas. Pero nos queda mucho camino aún por llegar ahí.

-En partidos a ida y vuelta no hay mucho margen para el error y un mal día te puede dejar fuera.

-Un partido loco echa al traste todo el año de trabajo. Hay que tener la cabeza muy fría y en partidos en los que no tienes el día hay que ser duros porque una derrota por más de diez puntos se te puede hacer muy complicada. Son eliminatorias a 80 minutos y no se te puede ir la cabeza en ningún cuarto ni en una racha negativa ni en una racha positiva, hay que estar concentrados. Los equipos que llegan lejos son los más equilibrados, los que saben leer los partidos y son intensos tanto a nivel ofensivo como defensivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios