Fútbol Sala | Primera División

El Movistar Inter pasa a la final a costa del Palma de Antonio Vadillo (3-1)

  • Los baleares se adelantan y asedian la portería de Jesús Herrero en la segunda mitad, pero los madrileños aprovechan mejos sus ocasiones

Tomaz celebra el 0-1, obra suya tras un córner. Tomaz celebra el 0-1, obra suya tras un córner.

Tomaz celebra el 0-1, obra suya tras un córner. / Palma Futsal

Sin Ricardinho, sin Gadeia y sin la preparación física ni la regularidad de otras citas, el Movistar Inter doblegó de nuevo a las dudas y ejerció de líder de la Liga regular, como el equipo que es, un favorito allá donde va, como decía su técnico Tino Pérez, con una remontada contra el Palma Futsal del jerezano Antonio Vadillo, un triunfo práctico y el pase a la final en un momento decisivo, cuando el conjunto madrileño demostró quién es y cuál es su jerarquía (3-1). 

El Palma, al que sólo le valía la victoria, tomó ventaja primero y dominó el juego en buena parte del segundo periodo, pero no pudo con el Movistar Inter.

Como el martes, Ricardinho no jugó nada. Su protagonismo de otras ocasiones, de otros éxitos, lo asumieron otros futbolistas con los que el conjunto madrileño, más limitado físicamente por cuestión de tiempo de preparación que su adversario, se sobrepuso a las circunstancias, a las dificultades e incluso al asedio de lanzamientos sobre su portería del Palma durante el segundo periodo con 1-1.

"El Inter es el Inter". Ya lo advirtió Antonio Vadillo, el técnico del conjunto balear, cuyo equipo de nuevo comprobó todo lo que contiene esa frase. No le sirvió ni siquiera tomar ventaja a los dos minutos, con el 0-1 de Tomaz, cuando aprovechó una acción de estrategia para darle ventaja al bloque balear. 

Ricardinho tampoco jugó la semifinal. En la imagen, en la grada durante un tiempo muerto. Ricardinho tampoco jugó la semifinal. En la imagen, en la grada durante un tiempo muerto.

Ricardinho tampoco jugó la semifinal. En la imagen, en la grada durante un tiempo muerto.

Entonces surgió en escena Humberto. En unos días será ya del ACCS París, como Ortiz y Ricardinho, pero aún es del Inter... Y es una pesadilla para el Palma. En la Copa de España fue definitivo para la eliminación del conjunto balear en los cuartos de final, con el 1-0 decisivo; en las semifinales de este sábado por la Liga anotó el empate a uno poco después de haber irrumpido en la cancha. Su giro fue extraordinario, con Rafa López -su marcador- por los suelos, para regalar a Borja el 1-1 en el ecuador de la primera mitad. 

Luego, Jesús Herrero sostuvo el empate contra la ofensiva del Palma, que lo intentó con ambición, desde lejos, desde cerca, con tiros, en combinación, de veinte maneras diferentes, pero ninguna con éxito, bien por las paradas del guardameta o bien por la intervención de algún poste. 

No aprovechó su momento. Y eso es una concesión muchas veces inasumible ante un rival como el Inter, que, de pronto, anotó el 2-1 en una acción individual de Bebe, en colaboración con Marlon. El cierre internacional español, futuro jugador del Jimbee Cartagena, picó la pelota ante la salida de Carlos Barrón. Ya en el último segundo, después del infructuoso juego de cinco del Palma, Marlon agrandó la diferencia con el 3-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios