Deportes

La Real visita un crispado Balaídos

El Celta de Vigo buscará hoy distanciar a diez puntos a un rival directo por los puestos europeos como la Real Sociedad, que necesita, como mínimo, puntuar en Balaídos para mantenerse en la pelea por la séptima plaza.

La dolorosa goleada recibida el pasado fin de semana frente al Real Madrid (7-1) exige una reacción inmediata de los futbolistas del argentino Eduardo Berizzo para demostrar que lo sucedido en el Santiago Bernabéu fue sólo un accidente.

Necesita el Celta hacerse fuerte en su estadio para conseguir el objetivo de volver a Europa, a lo que no ayuda el clima de crispación que se vive en Balaídos, después de que 59 peñas exigiesen al club una rectificación tras la expulsión en el último partido como local, ante el Villarreal, de un histórico socio por portar una bufanda de los Celtarras de los años ochenta.

Berizzo, no obstante, prefiere centrarse en solucionar los problemas deportivos, que no son pocos, pues a la cantidad de goles (51) que ha recibido su equipo hasta la fecha -es el más goleado de los diez primeros clasificados- se suma su fragilidad defensiva en las acciones de estrategia y las bajas de los chilenos Tucu Hernández y Fabián Orellana.

La Real Sociedad intentará aprovechar una de sus últimas oportunidades para engancharse a Europa, en una semana marcada por el castigo de Eusebio Sacristán al mexicano Carlos Vela por una incomparecencia a un entrenamiento.

Eusebio había decidido apartar a Vela del equipo durante una semana, pero finalmente, a petición de sus compañeros, que han tenido en cuenta el arrepentimiento del jugador, lo ha reintegrado en el grupo y entra en la convocatoria. La Real pierde a Granero, sancionado por tarjetas, y a los lesionados Canales y Agirretxe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios