Deportes

El Xerez se ahoga en la orilla

  • El equipo de Juan Carlos Gálvez cuaja un extraordinario partido pero se queda a un gol del ascenso ante un Talavera experimentado en un Polideportivo Ruiz-Mateos hasta la bandera

El Xerez Toyota Nimauto se quedó a un gol del ascenso a Segunda División. El equipo de Juan Carlos Gálvez venció 6-4 al Talavera pero fue el equipo toledano el que festejó en la pista del Ruiz-Mateos el pase a la categoría de plata del fútbol sala nacional. A pesar del 7-7 en el resultado global, el valor doble de los goles fuera de casa les valieron a los visitantes, que ayer hicieron cuatro por el único tanto del Toyota Nimauto en Talavera de la Reina.

No ascender no empaña -ni mucho menos- la extraordinaria temporada que se han marcado los pupilos de Juan Carlos Gálvez, campeones del Grupo V de Segunda División B con un fútbol moderno, vistoso y con ese desparpajo del fútbol sala marca del sur, de calidad y callejero. Pero enfrente estaba un Talavera compacto, rocoso y experimentado, mandado por el exinternacional Justo Cáceres -tres Copas de Europa y dos Ligas, casi nadie al aparato- y con un Rafa Luque que mantuvo vivo a su equipo con intervenciones milagrosas.

Juan Carlos Gálvez había pedido en la previa que apareciera la magia del Ruiz-Mateos y lo cierto es que el Polideportivo lució como en las mejores tardes del Garvey o del Caja San Fernando. Lleno a rebosar y animando sin parar a sus jugadores.

El Xerez Toyota Nimauto arrancó el partido con algo de precipitación, como queriendo meter el segundo gol antes que el primero. Anduvo atropellado en algunas acciones pero poco a poco, los jovencísimos jugadores de Gálvez comenzaron a conectar y a poner cerco a la meta de Luque. El meta salvo tres claras ocasiones pero no pudo hacer nada para evitar el 1-0, obra de Christian a los 11 minutos de juego. Tan sólo hacía falta un gol más para ponerse por delante en la eliminatoria pero el Talavera también mostró sus argumentos y tras una magnífica triangulación a un toque, Óscar remachaba en el segundo palo al fondo de la red.

El Xerez Toyota necesitaba ahora dos goles para igualar la eliminatoria y antes del descanso, Paquito hacía el 2-1 tras una gran cabalgada y remate arriba tras combinar con Antonio.

Un gol más metía al equipo jerezano en la prórroga pero en la segunda mitad la decoración cambió por completo y en apenas cinco minutos se pasó del 2-1 al 2-3, goles anotados por Óscar y Rober, éste tras una indecisión de Partida con Juanlu.

Paquito anotó el empate a tres y a falta de cinco minutos, Jota hacía el 3-4, que la afición visitante -se desplazaron medio centenar- celebró ya como el ascenso. Juan Carlos Gálvez quemó las naves y pasó a jugar con portero-jugador. Así, en superioridad, llegaron consecutivamente los tantos de Juan y Germán y éste repitió haciendo el sexto pero cuando el reloj sólo marcaban 11 segundos para el final. Con todo, el Xerez Toyota Nimauto tuvo la última posesión para llevarse la eliminatoria y el ascenso pero no pudo ser.

El final del encuentro tuvo un epílogo bonito con ambas aficiones animándose. Los jugadores y el cuerpo técnico del Xerez Toyota se fueron hasta el fondo donde se ubicaba la afición del Talavera para aplaudirles y ésta agradeció el detalle recíprocamente y lo mismo hicieron los jugadores del equipo toledano con el resto del pabellón, que respondió con el mismo gesto. Finalmente, los jugadores portaron una pancarta con el lema 'Gracias, afición' y los futbolistas del Talavera hicieron el pasillo a los del Xerez Toyota Nimauto cuando enfilaron el camino a los vestuarios.

El Ruiz-Mateos despidió a sus jugadores como héroes. No habrán conseguido el ascenso pero han logrado que en Jerez renazca la afición por el fútbol sala, que nunca se perdió del todo. Ojalá sea así.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios