Fútbol | División de Honor

Un error defensivo en el minuto 90 deja al Jerez Industrial sin recompensa

  • Un Coria de menos a más se lleva el triunfo del Pedro Garrido ante un cuadro blanquiazul combativo

Mamen Sánchez y representantes de los otros partidos políticos del Ayuntamiento han inaugurado la nueva rotulación del Estadio Pedro S. Garrido.

Mamen Sánchez y representantes de los otros partidos políticos del Ayuntamiento han inaugurado la nueva rotulación del Estadio Pedro S. Garrido. / Miguel Ángel González

No pudo ser. La fiesta no fue completa en el Pedro S. Garrido. El Jerez Industrial ha perdido 0-1 sobre la bocina ante un Coria que fue de menos a más y que en la recta final del encuentro demostró que tiene dinamita y potencial para pelear por el ascenso.

De todos modos, los de Puma sólo pudieron llevarse los tres puntos al aprovechar el espigado y habilidoso Cheikh un fallo defensivo de los locales, que no acertaron al despejar un balón largo que fue controlado por Edgar antes de que anotase su compañero.

Las sensaciones del cuadro de Javi Rivas fueron positivas y a los blanquiazules sólo les faltó temple. Los dos conjuntos entraron con ritmo y ganas al partido y dejaron pronto claras sus intenciones.

Los industrialistas estuvieron a punto de abrir la lata a los dos minutos. Mateos no acertó por milímetros a culminar una bonita jugada colectiva y, a renglón seguido, Dani Casado mandó alto el balón. Sin tregua, en el minuto 6, avisaron nuevamente los de Puma con un lanzamiento en esta oportunidad de Arias.

Con el paso de los minutos, bajaron los decibelios y se mantuvo la igualdad sobre el verde, hasta que una diablura de un participativo Caballero, con un pase de la muerte incluido a Juanjo, no la aprovechó el centrocampista para inaugurar el electrónico.

Industrialistas y corianos disputaron un encuentro muy igualado que se decantó por un fallo. Industrialistas y corianos disputaron un encuentro muy igualado que se decantó por un fallo.

Industrialistas y corianos disputaron un encuentro muy igualado que se decantó por un fallo. / Miguel Ángel González

Segundo acto movido

Una igualada primera mitad dio paso a un segundo tiempo en el que el Coria se fue creciendo, apretó el acelerador y comenzó a generar ocasiones, aunque casi todas eran bien controladas o por la defensa o por el meta Zarzuela, que estuvo bastante acertado.

Finalmente, tanto fue el cántaro a la fuente que terminó rompiéndose cuando más duele y después de realizar un desgaste importante para frenar a un rival con calidad y las ideas claras. Cheikh, que había avisado antes plantándose solo ante Zarzuela, ya no falló la tercera que se le presentaba. El punta celebró el gol de una forma muy taurina ante la desesperación de una grada y de un cuadro local que ya daban por bueno el empate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios