balonmano mundial femenino de alemania

Las 'guerreras' viajan con hambre

  • La selección española comienza mañana el Mundial con siete debutantes

  • Angola es el primer adversario

"Mi nombre es guerreras". Una marca, un espíritu, un compendio de valores a los que la selección española femenina de balonmano no está dispuesta a renunciar pese a las numerosas caras que presenta en el Mundial que arranca hoy en Alemania. España comenzará la competición mañana enfrentándose a Angola, combinado que, junto a Francia, Rumanía (bronce en 2015), Eslovenia, Paraguay y la propia España, forma parte del Grupo A.

Son hasta siete las jugadoras debutantes en una gran competición internacional que presentará en tierras germanas el conjunto español, una auténtica revolución que agudizará la competitividad del equipo, como recalcó el seleccionador Carlos Viver.

"El hambre es básica y esa parte de inexperiencia que tiene el equipo se suplirá con intensidad y con triunfos, factores que nos hacen un equipo peligroso", señaló Viver durante el acto de despedida de la selección celebrado en el Consejo Superior de Deportes.

Es una idea con la que coincide la portera Silvia Navarro, una de las veteranas del equipo, que insistió en que con "trabajo" y "paciencia" el conjunto español podrá seguir peleando en el Mundial con las mejores.

"Vamos con ganas e ilusión. Es cierto que tenemos muchas caras nuevas, pero con trabajo y paciencia podremos hacer cosas importantes", indicó la guardameta. Caras nuevas entre las que destaca la jovencísima lateral Sayna Mbengue, de 19 años, y que completará la lista de 17 jugadoras con las que España recala en Alemania.

"Las nuevas generaciones que vienen desde abajo están empujando fuerte", afirmó Mbengue, quien en menos de un año ha pasado de plantearse abandonar la práctica deportiva por una grave lesión a disputar un Mundial.

Una capacidad de lucha que impregna no sólo a Mbengue sino a todas la integrantes del conjunto español, como resaltó la delegada del conjunto español Jessica Alonso, la autora del gol que rubricó la medalla de bronce conquistada por las guerreras en los Juegos de Londres de 2012.

"La garra no puede faltar, es la seña de identidad de este equipo", comentó Alonso durante el novedoso acto de despedida del conjunto español, que, más que nunca, lució como auténticas estrellas sobre la alfombra roja.

Se trató de un acto a la altura de la ilusión con la que las guerreras afrontan un Mundial en el que el secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete, espera ver a España disputando la final.

"Vamos a teneros muy presentes. Yo quiero estar en Alemania el 17 de diciembre -fecha de la final- y con el apoyo de todos lo vais a conseguir", concluyó Lete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios