Écija Balompié-Guadalcacín | Crónica Más de lo mismo en el San Pablo (3-1)

  • El Guadalcacín cierra el año con otra derrota, ahora ante un Écija que aprovechó mucho mejor sus oportunidades

Los jugadores del Écija celebran un gol con los guadalcacileños, ayer de verde, cabizbajos. Los jugadores del Écija celebran un gol con los guadalcacileños, ayer de verde, cabizbajos.

Los jugadores del Écija celebran un gol con los guadalcacileños, ayer de verde, cabizbajos. / Écija Balompié

El Guadalcacín afrontaba el duelo ante el Écija Balompié necesitado de puntos y con posibilidades reales de sumar algún punto en el San Pablo. Sin embargo, el conjunto astigitano, pese a la baja de Barragán y a la destitución de su entrenador, no se desestabilizó y consiguió imponerse al equipo de Jesús Mendoza por 3-1. Esta derrota antes de finalizar el año pone las cosas muy cuesta arriba para el conjunto guadalcacileño, mientras que el cuadro ecijano coge un poco más de aire para alejarse de la zona roja de la tabla.

Nada más comenzar el partido, el Écija, tardó pocos minutos en llegar a la meta del Guadalcacín y en el minuto 4 una perdida de los visitantes habilitó a Sedeño, que logró centrar a Joselu. Sin embargo la jugada no continuó ya que el delantero se encontraba en posición antirreglamentaria.

Desde el inicio, el conjunto local dominaba la pelota y conforme transcurrían los minutos se confirmaba lo que iba a ser un monólogo local en San Pablo. El Écija administraba el balón encontrándose a un Guadalcacín bien plantado, donde le faltó una marcha más a los ecijanos en los últimos metros para acabar las jugadas con peligro real para el guardameta Jesús.

En el 23', un saque de esquina en corto sirvió a Sedeño para enviar el esférico al área pequeña de Jesús, donde lo recibió Joselu, que disparó sin dudas inaugurando el luminoso.

Pablo Pérez, persiguiendo a un futbolista astigitano. Pablo Pérez, persiguiendo a un futbolista astigitano.

Pablo Pérez, persiguiendo a un futbolista astigitano. / Écija Balompié

Después del descanso parecía que la fuerzas se igualaban, el Écija salió dormido pero el conjunto visitante no supo aprovechar la ocasión y las combinaciones llegaban sin peligro a la portería defendida por Fernando. Aún así, no tardarían en volver a coger el ritmo los astigitanos. En un nuevo centro desde el lado derecho de Sedeño sirvió para que Joselu, esta vez de cabeza, rematara a las redes. Sedeño y Joselu ponían el 2-0 en una jugada prácticamente calcada a la del primer gol.

Seguidamente los hombres de Jesús Mendoza tuvieron el primer disparo a puerta y fueron efectivos. David Piñero, que salió en el minuto 52 por Marín, batió a Fernando para poner el 2-1.

El cuadro azulino quería cerrar el partido para evitar sorpresas en los minutos finales a sabiendas de que necesitaba sumar puntos para alejarse de la zona de descenso y fue en el 71', en otra internada de Sedeño apurando hasta la línea de fondo para ceder finalmente a Isuardi. Este no concretó en el remate y Carlos Fraile, que recogió el rechace, envió el balón al fondo de la red para el 3-1 definitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios