Economía

Montoro achaca la correción del déficit al plan de pago a proveedores

  • El ministro de Economía celebra que la medida puesta en marcha por el Gobierno haya hecho aflorar las facturas pendientes de las comunidades autónomas.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho que una de las virtudes del plan de pago a proveedores ha sido hacer aflorar las facturas pendientes que tenían las comunidades autónomas pese a que el déficit público de 2011 haya aumentado cuatro décimas, hasta el 8,9% del PIB. Tras participar en la presentación del libro El ajuste fiscal de las comunidades autónomas visto desde dentro, del IEE, Montoro ha reiterado que lo importante es ver el estado de las cuentas públicas y todo lo que ayude a la transparencia es "un ejercicio muy sano".

En este sentido, ha valorado el plan de pago a proveedores y ha dicho que ha sido "muy positivo" para hacer que los planes de ajuste comprometidos por las comunidades autónomas sean reales. "Una de las virtudes del plan es que afloran las facturas y si se pueden cobrar es un gran motivo para que afloren de una vez", ha dicho, tras destacar la inyección de 27.000 millones de euros a la economía en un plazo de cinco semanas. "Lo tenemos clarísimo. No hay otra salida que no sea la reducción del déficit y entendemos que otras voces en Europa digan lo contrario, pero en España se tiene estabilidad política y es lo fundamental", ha atajado.

Montoro ha reiterado que la consecución del objetivo de déficit público para el conjunto de las administraciones para 2012 marcado en el 5,3 % del PIB "es perfectamente factible" y ha añadido que no por ser más alto el déficit de 2011 resta credibilidad a los ajustes de las autonomías sino que permite ver que "todo esté fuera y no haya facturas pendientes". Por otra parte, ha recordado que el Gobierno ha apoyado financieramente a las CCAA con más problemas para la refinanciación de su deuda desde principios de año, aunque ha advertido de que el Ejecutivo no promoverá ningún tipo de instrumento que perjudique al rating de la deuda soberana española.

Montoro ha negado que el Estado de las Autonomías sea "despilfarrador" y ha asegurado que "en cinco semanas" los pagos pendientes a proveedores se habrán liquidado. Ha reiterado que "el Estado de las autonomías tiene orden y compromiso y que todas las comunidades están comprometidas desde la transparencia" y que controlar y exigir la reducción del déficit no debe verse como un sacrificio sino que es una prioridad para superar la crisis y "algo que trasciende el color político de los gobiernos". "Conviene a los españoles para evitar que los cuatro años de crisis se prolonguen", ha dicho, tras pedir a los gobiernos autonómicos que hagan frente a los planes de ajuste y de pago a los proveedores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios