Mamen Sánchez | Alcaldesa y candidata del PSOE

“Hemos demostrado que gobernar con seis concejales es posible”

  • La candidata socialista afirma: “Durante cuatro años ha habido mucha negociación y diálogo”

  • Agradece la colaboración ofrecida por Ganemos e Izquierda Unida

Mamen Sánchez, durante la entrevista. Mamen Sánchez, durante la entrevista.

Mamen Sánchez, durante la entrevista. / Manuel Aranda

Mamen Sánchez tratará de revalidar la Alcaldía a la que accedió en 2015 tras un pacto de investidura con Ganemos Jerez e Izquierda Unida. Por ahora rehuye hablar de pactos —“los jerezanos dirán las sumas el próximo domingo”— pero confía en ser la fuerza más votada.

—Al inicio de este mandato, cuando comenzó a negociar un pacto con Ganemos e Izquierda Unida, usted dijo que no se podía gobernar con siete concejales. Al final ha acabado gobernando cuatro años con seis. ¿Repetiría la fórmula?

—Ha sido apasionante. La verdad es que estoy muy agradecida al trabajo que han realizado todos los delegados porque llevaban muchísimas delegaciones. Hemos demostrado que con capacidad de trabajo y voluntad es posible.

—Se ha especulado mucho en torno a la cohesión interna de su equipo de gobierno. ¿Mejoró la situación interna conforme fue avanzando el mandato?

—No sé si eso forma parte de las leyendas de partido u otra cosa. Lo que sí le aseguro es que hemos tenido mucha cohesión interna en el trabajo del día a día. Cuando hemos tenido algún problema, lo hemos discutido y solucionado. Yo creo que, al final, se mezclaron más otras cosas internas de partido pero siempre hemos intentando, al menos por mi parte, que las cosas del partido no influyeran en el día a día del gobierno. Fíjese que me presenté a la secretaría general de mi partido y hubo miembros de mi gobierno que no me apoyaron. Yo no tomé ninguna actitud entonces sino que respeté su libertad para poder expresarse internamente. Esos temas nunca se hablaron en el gobierno.

—Entiendo que es difícil resumir cuatro años en una entrevista. Le pido que me destaque algunos hitos...

—Me va a permitir que lo haga por logros de los concejales de mi gobierno. De las delegaciones de Laura Álvarez destaco que haya habido oposiciones libres en el Ayuntamiento, algo que no ocurría desde hace 30 años; y en 15 días vamos a tener 150 funcionarios más. En deportes hemos cuidado las instalaciones de toda la ciudad y en educación hemos ido mejorando los colegios. Y en formación destacaría la reapertura de El Zagal, por donde han pasado casi 4.000 personas. De Paco Camas, destacaría su apuesta por dinamizar la cultura y por hacer de Jerez un referente cultural. En Urbanismo se han hecho obras que llevaban mucho tiempo esperándose como la plaza Belén o La Hoyanca y ya estamos trabajando para ejecutar cuanto antes todo el entorno de San Juan de los Caballeros. Con Santiago Galván se ha conseguido la normalización de las cuentas municipales y de los pagos a proveedores; además, se han sacado adelante cuatro presupuestos y se han cumplido con los ayuntamientos pedáneos. José Antonio Díaz ha hecho una revolución en las barriadas haciendo obras consensuadas con los vecinos en sitios que llevaban décadas abandonados y hay que alabarle el nuevo pliego de condiciones de limpieza viaria y el de mantenimiento de jardines. Ya por último, de Carmen Collado destacaría su apuesta por devolver el espacio de la igualdad de la mujer en la ciudad o su trabajo en la oficina antidesahucios de Emuvijesa. Eso sí, me quedan muchísimas cosas por decir.

—En cuanto a la economía del Ayuntamiento, en estos días se está hablando nuevamente de la necesidad de que el Gobierno central otorgue un trato especial a Jerez. ¿Lo concederá el Gobierno de Pedro Sánchez y, en caso afirmativo, que es lo que se pide concretamente?

—No me gusta hablar de trato especial. Yo lo que digo es que, primero, nos tienen que reconocer la población real que tenemos, porque nos están pagando con la población que teníamos hace 10 años. Eso no es un trato especial, es un derecho. Lo que queremos es que se tiene que entender que, por ejemplo, Cádiz tiene 13 kilómetros cuadrados y es más fácil prestar servicios que en una ciudad como Jerez que no solo tiene un gran núcleo urbano sino un extenso término donde hay que llevar todos los servicios. Esto cuesta muchísimo y eso se tiene que tener en cuenta. Eso ya lo hablamos con la ahora presidenta del Congreso Meritxell Batet y con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su visita a Jerez. Solo pedimos que en la próxima reforma de la financiación local se tenga en cuenta esto.

—Hace unos días se conocieron los resultados de una encuesta realizada por el Observatorio de Servicios Urbanos donde aseguraba que los jerezanos suspendían los servicios públicos que se prestaban en la ciudad. ¿Por qué esto no se termina de resolver?

—Dos cosas. Lo primero. Hemos solicitado reuniones con estos señores y nos ofrecimos, incluso, a ir a Madrid a hablar con ellos. Luego nos dijeron que vendrían a Jerez pero el día que quedamos no aparecieron y desde hace tiempo no nos cogen ni el teléfono. También le pedimos la encuesta y no nos la han enviado, aunque eso mismo también le han hecho a otros ayuntamientos, como el de Sevilla. Por tanto, dudo que tengan encuestas y son un ‘lobby’ que busca privatizar servicios. Por eso, en el caso de Jerez, siempre se valora bien el servicio del agua, que le cuesta más cara a los jerezanos desde que la privatizó el PP. Dicho esto, hay que recordar que durante el gobierno del PP había huelgas de todo tipo, de personal municipal, de limpieza, de conductores de autobuses, de limpieza de colegios, de ayuda a domicilio, de bomberos... Esto parecía un Miércoles Santo porque de cada calle salía una manifestación. Eso fue porque se recortó en el gasto, no se estaba pagando a estos trabajadores y llegó a haber hasta despidos. En cambio, nosotros hemos ido mejorando estos servicios haciendo primero un acuerdo de pago con las empresas concesionarias y cumplirlo; y luego, cuando han ido cumpliendo esos contratos hemos hecho otro nuevo con más presupuesto, mejor maquinaria y más personal, como es el caso de la limpieza pública o el mantenimiento de parques y jardines. Incluso hemos remunicipalizado servicios, como la ayuda a domicilio o el alumbrado público.

—¿La limpieza pública ha sido el verdadero quebradero de cabeza de este gobierno?

—He tenido regañinas todas las semanas con la empresa [Urbaser], algunas de ellas muy gordas.

—¿Y no ha habido manera de mejorar ese contrato durante estos cuatro años o forzar una ruptura de contrato por incumplimiento del pliego de condiciones?

—Cómo íbamos a romper el contrato si esta empresa ha perdido la nueva adjudicación y aún lo están peleando; imagínese si hubiéramos roto el contrato... Pudimos mejorar algo el servicio reforzando los turnos de fines de semana pero la empresa los acabó quitando cuando perdieron la nueva adjudicación. El problema es que el PP les permitió que no se cubrieran las bajas ni las vacaciones pero esperamos que el nuevo contrato se pueda firmar muy pronto.

—Su gobierno insiste una y otra vez en la “normalización” del Ayuntamiento...

—Durante estos cuatro años ha habido mucha negociación y diálogo con todos, con todas las instituciones, tuvieran el color que tuvieran, con los proveedores y concesionarias, con los trabajadores y con los partidos que han ayudado. Todos han contribuido a una paz social en la ciudad; eso da confianza y atrae inversiones.

—Sin embargo, en el Ayuntamiento han tenido una fuerte oposición de dos sindicatos, CGT y SIP...

—La política es el arte de sentarte y hablar y llegar a puntos comunes. Y se ha llegado a acuerdos con los que han querido estar en las mesas de negociación. Hay quien ha ido a negociar y hay quien ha ido a boicotear. El primer año de mandato fue muy duro porque no nos dejaron dinero ni para nóminas y tuvimos a un Ministerio de Hacienda que nos exigió mucho. Luego nos dimos cuenta de que el PP le había dado información que no era exacta sobre la situación financiera municipal. Al final, hemos podido atender a nuestros pagos sin tener que hacer ni un despido y haciendo oposiciones libres.

—Han sido cuatro años de intensa colaboración con Ganemos Jerez e Izquierda Unida...

—Cuando nos sentamos para hacer el acuerdo de investidura, dijimos que había que poner por encima los intereses de la ciudad que de los partidos. Y nos hemos puesto de acuerdo en muchos aspectos que necesitaba esta ciudad. Hemos escuchado sus propuestas y se han llevado a cabo muchas de ellas. Ha sido positivo para Jerez esta estabilidad; no se puede entender que haya habido tanta estabilidad en Jerez con solo siete concejales y eso dice mucho también de estos grupos.

—¿Le gustaría repetir esta fórmula de gobierno en el próximo mandato?

—Yo eso dejo que lo decidan los jerezanos y las jerezanas. Qué ellos decidan si nos otorgan una mayoría o si nos dicen que tenemos que sumar con otros grupos. Eso se verá...

—Perdone que insista. ¿Le gustaría repetir esa fórmula?

—Estoy convencida de que vamos a tener más concejales tras las elecciones y vamos a poder repartir más trabajo entre otros concejales.

—¿Descarta un pacto con Ciudadanos?

—Insisto, que lo digan los jerezanos. El domingo nos darán las mayorías y las sumas.

—¿Y qué ofrece el PSOE para tratar de obtener más concejales?

—Vamos a hacer una apuesta muy fuerte por la modernización de los servicios públicos. La nueva empresa de limpieza entrará a funcionar el próximo 1 de junio. También estará en breve la nueva de limpieza de colegios. Vamos a seguir con ese plan de infraestructuras de mejoras en los barrios de la ciudad con actuaciones en acerados, iluminación y jardines pero ahora también le vamos a dar un impulso a un plan para darle uso a esos espacios vacíos que hay en los barrios para hacer en ellos zonas verdes, sitios de convivencia, auditorios, zonas donde practicar parkour y crossfit...También tenemos que apostar por diversificar la economía con proyectos de energías renovables, por las nuevas tecnologías o por seguir haciendo de Jerez una ciudad de cine tras la buena experiencia de Netflix con ‘The Crown’. Y, por supuesto, nos vamos a volcar con la formación para facilitar la búsqueda de empleo. Vamos a poner todo el esfuerzo en seguir tratando de dinamizar la economía para generar empleo. Sin olvidar, claro está, la apuesta por el turismo con nuevos museos como el Museo del Flamenco de Andalucía, el de Lola Flores, el del Motor, el de la Guitarra o el del Arte Sacro. Y antes de diciembre tendremos ya la iluminación singular del centro histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios