Feria de Jerez

'Ansarito', bello ejemplar de Pilar Domecq, 'Campeón de Campeones'

  • El caballo hispanoárabe se impuso a los aspirantes árabes, españoles y angloárabes en un final de Feria que tuvo que cambiar de marco debido a la amenaza de lluvia

Comentarios 1

La meteorología, que en líneas generales se ha comportado durante toda la semana de Feria, no permitió ayer escribir el broche final de la agenda hípica en el Depósito de Sementales, donde estaba prevista la entrega de premios del concurso de exhibición de enganches y la entrega de premios de los caballos ganadores del concurso morfológico de ganado selecto Equisur. Así que no hubo más remedio que cambiar las históricas paredes militares por las frías alfombras de Ifeca, que para eso están a cubierto. El plan B funcionó y no impidió que el bello 'Ansarito' fuera proclamado Campeón de Campeones de la edición 2010. Lástima que no hubo foto en el recinto militar pero sí hubo ovación y reconocimiento para una raza, la hispanoárabe, auténtica y andaluza como pocas.

'Ansarito' nació en las instalaciones de la yeguada Tomás León y es propiedad de Pilar Domecq. El fabuloso ejemplar se impuso al resto de aspirantes (campeón de la raza española, campeón de la raza árabe y campeón de la raza angloárabe) en un año en el que la participación de la raza hispanoárabe ha registrado un aumento desproporcionado. Hasta cuarenta ejemplares han asistido a Ifeca a buscar trofeo en todas las categorías y el balance no ha podido ser más positivo. El sector de esta raza, con su asociación a la cabeza, está exultante y no es para menos, pues la cría del caballo de deporte está atravesando la peor época desde la peste equina. Y si no que le pregunten a los ganaderos de PRE.

Un año más, la Pura Raza Española ha sido la más participativa en Equisur. En total, al certamen jerezano han asistido más de 120 ejemplares de todas las razas, una cifra muy positiva, si se tiene en cuenta la mala situación económica que atraviesa la economía española y el elevado coste que este concurso tiene para los participantes. Por eso, desde la organización el balance es positivo: los datos son mejores que los de 2009. En el apartado del caballo español hay que destacar un año más la ausencia de las grandes casas criadoras (Guardiola, Cárdenas, Bohórquez, Escalera…), aunque también es cierto que este ganado está regado por las distintas casas ganaderas de a actualidad, que recurren a las casas clásicas en busca de calidad para sus jóvenes ganaderías.

La fabulosa ganadería sevillana Yeguada Ayala se proclamó merecidamente mejor ganadería criadora en el certamen de Jerez, después de que varios de sus ejemplares conquistaran la mano de los jueces y, con ello, importantes galardones. La impecable yegua 'Lirona RAM' se proclamó campeona de la raza, mientras que 'Iluminada', 'Imitadora' y 'Mandarina' formaron la cobra ganadora del concurso jerezano.

Rafael Ayala es un gran enamorado de la Feria de Jerez y de su concurso morfológico, por ello hasta Ifeca desplaza a lo mejor de sus instalaciones ganaderas. También hay que destacar la participación de la Yeguada Ferrero, la madrileña Mater Christi y la gaditana Tomás Osborne, que también hicieron difícil el trabajo de los jueces.

Lo que parece claro es el buen criterio del jurado encargado de decidir el nombre del Campeón de Campeones. Este cónclave está integrado por tres titulados que votan e secreto y por separado y, en la mayoría de los casos, los resultados unánimes. Hay que decir que el caballo árabe y el caballo cruzado (angloárabe o hispanoárabe) suelen adjudicarse este prestigioso galardón, uno de los más importantes de España. Sin ir más lejos, el ganador del año pasado fue 'Eclipse', el impresionante árabe de Nicolás Domecq. El último caballo de Pura Raza Española en llevarse el galardón fue 'Fuego XII', de Miguel Ángel Cárdenas, a la postre finalista olímpico en Pekín. Por algo le llamaron guapo en Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios