Festival de Jerez

Ezequiel benítez: "Muchas personas no conocen mi parte musical, por eso es posible que este disco les sorprenda"

Después de tres años de duro trabajo, Ezequiel Benítez presentará esta noche a partir de las nueve y media en los Museos de la Atalaya su primer disco, 'Sobrellevé'. Lo hará rodeado de "mi gente", como él mismo se ha encargado de decir, y con la ilusión de un principiante. A sus 29 años y tras once años de aprendizaje y evolución, el cantaor jerezano dará a luz a "mi primer hijo, porque ha sido un embarazo de tres años". Una vez superada la barrera de las colaboraciones, con 'Pa Quijote nosotros' (editado por la Junta de Andalucía), 'Así es Navidad' (editado por la Cadena Cope en 2006), 'El Belén del encuentro' y 'Nueva Frontera del Cante 2008', Ezequiel iniciará hoy su camino en solitario con un disco en el que según dice "está reflejada mi personalidad".

-¿No es un poco atrevido presentar un disco en los tiempos de crisis que corren?

-La verdad es que no he pensado en eso. Tenía muchas ganas de grabar y creo que ahora era el momento. El tema de la venta de discos lleva en crisis desde hace unos años y hoy día los artistas ganan más dinero en conciertos y recitales que con los discos. No quería aplazar más este proyecto y creo que éste era el momento. Además, lo necesitaba. Muchas veces he rechazado grabar, porque no me sentía lleno, ahora sí.

-¿Quiere decir entonces que actualmente grabar un disco es sólo dejar un legado?

-Es posible. Grabar un disco te sirve también para tener una referencia en la calle, que la gente cuando pregunte por ti le puedas recomendar el disco para que sepa cómo eres.

-¿Qué ha sido lo más duro en estos tres años de trabajo?

-Lo más duro ha sido mirar hacia adelante y comprobar que todavía quedaba mucho camino por recorrer. Además, ha sido complicado coordinar a los músicos, había días que ellos podían y yo no y al contrario. Son muchas cosas, pero bueno, me lo he pasado bien. Han sido muchas horas de estudio, que eso cansa mucho. Pienso que ha sido muy duro mentalmente porque ya no sólo tienes que estar pendiente de la grabación en sí, sino que no falte de nada, y hacer las cosas adecuadamente.

-¿Por qué has decidido titular al disco 'Sobrellevé'?

-Simplemente porque fue mi primera canción y le tengo un cariño muy especial. Me la he tatuado hasta en el brazo. Quería grabarla en mi primer disco para que también la gente conociese más mi parte compositora, ya mi parte más ortodoxa la conocen. Sobrellevé me ha dado muchas alegrías y ojalá me las siga dando. Es una balada flamenca a ritmo de tangos.

-Cuando se graba un disco es necesario seleccionar. ¿Ha sido difícil decidir los temas definitivos?

-Sinceramente no porque todos son temas míos o de mi padre. Es evidente que he dejado fuera algunos pensamientos para no cargar excesivamente el disco de temas, pero en general ese no ha sido un problema, entre otras cosas porque mi discográfica y productora me ha dado total libertad.

-Has comentado estos días que tu primer trabajo discográfico es en cierta forma una prolongación de tu yo. ¿Se identifica entonces este disco con el Ezequiel Benítez cantaor?

-Creo que sí, aunque está claro que hay mucha gente que se va a impresionar con él. Hay muchas personas que no conocen mi parte más musical, entonces es posible que se sorprendan al comprobar que soy capaz de hacer ese tipo de cosas. Está hecho con la idea de que sea mi persona, es mi pureza, mi yo. Nadie me ha dado un temita para que venda más discos, todo lo he hecho a mi manera, soy así.

-¿Por qué dices que la gente se va a sorprender? ¿Qué cosas no se han visto de Ezequiel?

-Sobre todo la composición. Todo el mundo está acostumbrado a ver a Ezequiel Benítez como un cantaor tradicional y que no sale de unos cánones, pero en el disco la cosa cambia. Estoy convencido de que el que escuche el disco se enganchará a él, porque sobre todo es muy verdadero y no hay nada hecho con pretensiones de grabar un millón de copias. Sólo he pensado en mi persona y en mi parte musical.

-¿Y no te preocupa que ese cambio te perjudique?

-Un poco porque la gente que está acostumbrado a verme puede decir que he caído en lo que caen casi todos los artistas al grabar un disco y hacer algo más comercial. Aún así no creo que eso ocurra, si tengo que ir a una peña y cantar por derecho lo haré, a cada uno le daré lo que quiera, pero es cierto que el Ezequiel del disco es Ezequiel puro de verdad.

-Hablame un poco más de Sobrellevé.

-Pues mira, va a tener soleá, seguiriyas, fandangos, rumbas, una zambra dedicada a las madres....pero todo está hecho de una manera muy personal y de forma atractiva para el oído. A la gente que no le guste escuchar el cante por seguiriyas va a escuchar una seguiriya, con eso te lo digo todo.

-¿Has echado en falta algún tipo de ayuda?

-Es posible. Mi ayuda ha sido mi productora, que ha costeado la mayoría de las cosas junto con Daza Films. Luego, yo he llevado la producción del disco, que consiste en elegir el sonido adecuado, los músicos adecuados, todo.

-Desde el principio has tenido claro que tu primer disco lo ibas a presentar en Jerez. Pero, ¿no es eso como recibir a puerta gayola al toro en una plaza?

-(Risas). Sé que Jerez es una plaza difícil y es un reto, pero es mi primer proyecto y siempre he tenido la ilusión de presentarlo en Jerez. No sé qué acogida tendrá porque hay pagar y ya se sabe, pero bueno, ojalá mi pueblo me responda y se pueda llenar el Museo de la Atalaya. Jerez es el punto de despegue, ya luego lo presentaré también en Madrid y Barcelona.

-En la rueda de prensa previa al concierto definiste tu disco con la palabra respeto, ¿por qué?

-Porque todas las cosas ortodoxas que hago están influenciadas musicalmente por lo tradicional, no hago giros modernos ni cosas extrañas. Los hago tal como son, con letras nuevas y con mi personalidad, por eso, digo que el disco en sí es respeto.

-¿Qué hay de Alfredo Benítez en este trabajo?

-La parte más ortodoxa es mayoritariamente de Alfredo Benítez, la mía es la parte más musical, aunque también he hecho las letras de algunas bulerías y tangos. Está claro que mi padre es parte importante y desde siempre ha sido exigente conmigo, algo que antes no entendía pero que ahora se lo agradezco. Él me ha enseñado la vía del sacrificio y eso es fundamental para cualquier artista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios