Festival de Jerez

Los idiomas del flamenco

Cuando dos genios se unen, no importa la cultura musical que posean. Seguir o no la partitura no supone un problema porque todo fluye, todo discurre por el canal de la armonía, del entusiasmo y sobre todo por el canal del sentimiento, que al fin y al cabo es el que más puede penetrar en el espectador. Esto no es algo habitual y sólo artistas con un duende especial consiguen hacerlo.

El pasado viernes por la noche y en el incomparable marco de González Byass, Pepe Habichuela y Dave Holland, David Holland y Pepe Habichuela, deleitaron a todos con un recital íntimo y minimalista en el que el bajo del inglés y la flamenquísima guitarra del granadino fueron casi una misma cosa. Como si de un eclipse se tratara, ambos fusionaron sus instrumentos para transformarlos en un todo, un todo con melodía, con vida propia y con una capacidad de transmisión extraordinaria.

Su actuación enarboló la bandera de la música, esa bandera que no conoce de idiomas, de procedencias ni de culturas, sino que ondea con total libertad en el horizonte. Su nexo es difícilmente explicable pero lo cierto es que el viernes, el contrabajo de Holland llegó a cantar por tarantas (las que hace Camarón en su disco 'Como el Agua' y que se denominan 'En mi puerta da la luna') con una jondura que conectó como nadie con la guitarra ancestral de Pepe Habichuela, un artista veterano por fuera pero joven por dentro pues su música sigue rezumando tintes actuales e innovadores.

El lance dejó atónitos a los espectadores que llenaron Los Apóstoles en el último arreón del ciclo 'Toca Toque', sin duda de lo mejor de esta edición del Festival. Sin embargo, la buena música no quedó ahí ya que los solos a ritmo de blues del contrabajista británico y sobre todo los temas de Josemi Carmona (verdadero comandante en jefe de su padre, pues está al tanto de todo lo que ocurre sobre el escenario) fueron aumentando los grados de temperatura en el ambiente. La guitarra del ex componente de Ketama sigue siendo especial y sus melodías son tan pegadizas que levantan a cualquiera. Además, el hecho de coordinar tres sonantas, la de Pepe, la de Josemi y la del joven Charly Carmona no es nada sencillo pero está claro que con este instrumento en manos de la familia Carmona todo puede ocurrir, porque son una especie diferente, que lo sienten y lo viven de otra manera.

De la noche en sí no hay que olvidarse de la percusión, donde Israel Suárez 'El Piraña' redondeó una actuación para quitarse el sombrero. Al igual que Josemi estuvo pendiente de todo y demostró una y mil veces sobre el escenario que es un artista de los pies a la cabeza. Hijo de Ramón El Portugués y nieto de Porrina de Badajoz, el percusionista se salió del tiesto ofreciendo un repertorio de compás y coordinación casi inigualable.

El aplauso fue generalizado. No era para menos porque la Pepe Habichuela-Dave Holland's band es una verdadera maravilla. La insistencia del público les obligó a hacer un bis dejando a todos los presentes con un sabor de boca inmejorable al interpretar el tema 'A Mandeli'. Chapeau.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios