Ainhoa Arteta. Cantante

“Las críticas buenas y malas, todas son buenas”

  • La soprano tolosarra actuará el 31 de octubre en una gala de la Real Escuela que asegura espera “con mucha ilusión”

  • Aquí, una charla de su amor por los caballos, entre otras pasiones

Ainhoa Arteta, durante una actuación en Granada. Ainhoa Arteta, durante una actuación en Granada.

Ainhoa Arteta, durante una actuación en Granada. / Carlos Gil (Granada)

La soprano Ainhoa Arteta encabeza el cartel de la gala que la Real Escuela de Arte Ecuestre ofrecerá el 31 de octubre. Estará acompañada por el tenor Ismael Jordi, la bailaora Mercedes Ruiz, los pianistas Marco Evangelisti y Juan Pérez Floristán, el guitarrista Paco Cepero y el arte ecuestre de la REAAE, bajo la dirección escénica de Francisco López. Un encuentro “único, que no se volverá a repetir”, en el que se fusionan varias disciplinas artísticas.

–¿Cómo será su participación en esta gala?

–Tengo varios números con los caballos y tengo una ilusión tremenda. Además de cantar, me gustan muchísimo los animales y, sobre todo, los caballos. Nunca he podido tener caballos hasta ya de mayor y al convivir con ellos, he visto que son muy nobles, inteligentes y con una gran capacidad de adaptación y entrega. Me emocionan. Así que es una experiencia maravillosa poder conjugar mi arte con el arte que tienen ellos.

–Una auténtica novedad en su carrera profesional, ¿no?

–Sí, nunca lo he hecho y siempre he tenido ganas. Cuando me ofrecieron esta posibilidad, pues no lo dudé porque sé que es algo que en mi carrera me hace mucha ilusión poder hacerlo.

–Algunos de los compañeros de cartel de ese día son ya casi hermanos para usted.

–Sí, totalmente, como Ismael Jordi, que lo quiero muchísimo y lo he visto prácticamente crecer en esta carrera, y es un orgullo ver cómo está evolucionando... y es tan buena persona. Y luego Paco López (director escénico del espectáculo), con quien tengo una amistad que va más allá de la amistad musical, porque hace ya muchos años que nos conocemos. Tiene un gusto exquisito y es la persona más indicada para poder entender este propuesta que vamos a hacer. Tengo muchas ganas ya de que llegue ese día y ahí estaremos, para disfrutarlo a tope.

–Usted tiene además una fuerte relación con Jerez.

–Sí, porque además en Jerez fue el primer teatro de ópera que se me abrió después de llegar de EEUU a España, el Villamarta. Para mí es un teatro emblemático y siempre me he encontrado muy a gusto en Jerez. Ycasualidades de la vida, pues por una situación personal, también me toca mucho ir a Jerez, ciudad que me encanta.

–¿Cómo va su Carmen jerezana, la que iba a debutar en febrero de 2019 en el Villamarta?

–Pues iba a ser este año, pero es imposible por cuestión de calendario y nos la llevamos al año siguiente. Va pero va. Tengo que hacer la Carmen y, si la hago, es en Jerez desde luego

–¿En qué está inmersa ahora?

–Bueno, ahora estoy con ‘La Bohème’, de Puccini, en la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera ABAO-OLBE; luego tengo este concierto de Jerez, tras el que me escapo a Moscú, al Bolshói, y luego marcho a Málaga donde me quiero despedir de ‘La Traviata’ con la producción que llevé en su dia al Villamarta con Paco López. En diciembre toca ‘Que suenen con alegría’ junto a Manuel Lombo, y luego me incorporo al Liceo para debutar la ‘Madama Butterfly’. También debutaré en Pekín ‘La fanciulla del West’, después hago el ‘Don Carlos’ en el Teatro Real... O sea, que hay muchos proyectos por delante.

–¿Por qué se despide de ‘La Traviata’?

–Pues mira, porque estoy haciendo otro tipo de repertorio y ‘La Traviata’ ya la había descartado de mi programación porque tengo otro tipo de vocalidad. Pero creo que todavía puedo asimilar una Traviata y me da pena no dejar la patente después de haberla hecho durante muchos años. Quería dejarla aparcada pero antes la tenía que volver a hacer. Quien vaya a verla será de las últimas veces que me vea en este papel.

–¿Está la lírica brillando de nuevo?

–Sí, diría que está brillando de nuevo porque tenemos una cantera y unas voces en España sobre todo impresionantes. Unos cantantes y unos músicos de una calidad muy importante. Es verdad que los últimos años la crisis y el 21% han hecho un daño brutal, con la temeridad de perder alguna generación y dejarla por el camino. Generaciones que vienen muy fuertes. Pero como ésta es una carrera muy larga, de fondo, resistir es vencer. Sí es verdad que me gustaría que hubiera una conciencia más grande de lo que es la música, el arte, la cultura porque esos son los cimientos de un pueblo más elevado y mucho más desarrollado. Tiene que ver con la educación y un pueblo con educación y cultura tiene un sitio importante en el mapa. Tenemos todos los mimbres para ser un país culturalmente fuerte, tenemos un patrimonio histórico-cultural de los más fuertes del mundo y eso se debería aprovechar mucho más. Tenemos un país que a veces no nos lo merecemos y no tratamos demasiado bien. Menos mal que es un país muy fuerte que tiene muchos recursos para salir adelante. Hay que tener conciencia del gran país que tenemos.

–¿Hace la crítica una buena labor al respecto?

–Los críticos tienen que estar ahí porque las críticas buenas y malas, todas son buenas. Las buenas, cuando tienen entidad, pues bienvenidas son, y las malas, si son objetivas, pues también están bien porque de lo malo se aprende. Y cuando están hechas con maldad, pues también están bien para saber que no hay que volver a leer a ese crítico (ríe).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios