Antonio Saldaña | Portavoz del PP de Jerez

“Mi ilusión es ser candidato en 2023 pero la decisión no depende de mí”

  • El portavoz de los populares jrezanos presume del trabajo de su partido: “Somos la oposición real al PSOE”

  • “Si el gobierno no nos llama, es difícil colaborar”, advierte

  • "Hay partidos que han conseguido prebendas del gobierno; el PP, en cambio, no”

Antonio Saldaña, en la plaza de la Yerba. Antonio Saldaña, en la plaza de la Yerba.

Antonio Saldaña, en la plaza de la Yerba. / Manuel Aranda

Antonio Saldaña no deja indiferente en la política local. Suele ser el blanco de las críticas no ya del gobierno, que es lo lógico, sino también de algunos grupos de la oposición, que aprovechan cualquier tesitura para nombrarle. Él lo achaca a que lo ven como el “adversario a batir”.

No esconde su deseo de repetir como candidato de los populares dentro de cuatro años pero lo supedita a la decisión de su partido. Eso sí, evita postularse como próximo presidente local de esta formación apelando al siempre recurrible “estaré donde diga mi partido”.

¿Es usted el malo de la política jerezana?

Yo soy el malo para los malos, pero creo que esto es como las películas de superhéroes. El malo siempre quiere ir en contra del que hace el bien; en este caso, a mí me ha tocado liderar, junto a mis compañeros, el proyecto del Partido Popular en Jerez y nuestro objetivo es hacerlo todo en positivo y hacer propuestas. Por supuesto, criticamos aquello que no vemos bien pero es curioso que haya partidos que me vean así. Eso lo achaco a que nos ven como un partido de alternativa, un partido fuerte, con proyecto de futuro y que estuvimos a muy poco de gobernar en Jerez. Todo eso hace que, más que un enemigo, nos vean como un adversario duro a batir.

Usted hace mención continuamente de lo “malo” que es el gobierno de Mamen Sánchez. Sin embargo, el PSOE ganó las elecciones municipales y ya es la fuerza más votada…

Eso tiene su explicación y está estudiado. En una ciudad que tenga más de 30.000 habitantes, influye de manera importante el sesgo del ambiente nacional; y mucho más en las circunstancias de las pasadas municipales que se celebraron muy poco después de unas generales. Solo basta comparar el resultado del PP de Jerez con la media tanto en la provincia como en Andalucía y en España y hacer lo mismo con el del PSOE. Así verá que el resultado que obtuvo el PP de Jerez es superior al de la media provincial y el del PSOE inferior a la media provincial. ¿Por qué ocurre esto? Son muchos factores pero el más importante es que nosotros desarrollamos un proyecto de ilusión y de futuro. Teníamos enfrente a un gobierno que se aprovechó de la inercia nacional y de la concentración del voto de la izquierda en torno al PSOE por lo que había ocurrido antes en las autonómicas de diciembre. Pero yo insisto. Este gobierno sigue siendo el más mediocre de la historia de Jerez; es un gobierno con un perfil plano que no se mete en nada y que aprovechó la inercia de la buena gestión del gobierno de María José García-Pelayo. Jerez tiene un problema y es que vive en el estancamiento por culpa de este gobierno.

Sin embargo, el PP no gana unas elecciones en Jerez desde las generales de junio de 2016…

Aunque se dé menos a nivel local, tal y como le he explicado, es cierto que se da una situación eneralizada en toda España de fragmentación del voto de centro-derecha. Empezó con Ciudadanos y después con Vox. Por ello, ya hemos avanzado que se necesita un proyecto de ciudad bajo la idea que ya se habla a nivel nacional de España Suma. Eso hay que trasladarlo aquí con Jerez Suma. Jerez tiene que sumar en empleo, en cultura, en deporte, en nuevas tecnologías… Esto no tiene que ser únicamente una suma de partidos sino un concepto de aglutinar el voto a la opción política que tenga el mejor proyecto de futuro para la ciudad. Pero, insisto, si suma todo o gran parte del espectro del centro-derecha verá dónde está la opción mayoritaria del electorado jerezano.

¿Le sorprendió que Vox fuera la segunda fuerza más votada en las pasadas elecciones? ¿A qué lo atribuye?

Era un escenario que se podía dar teniendo en cuenta el escenario que se había producido en las anteriores elecciones y la situación que se estaba produciendo a nivel nacional con un trasvase importante de votos a Vox. Hoy día, los escenarios políticos están más abiertos pero también es cierto que los ciudadanos tienen madurez política y saben distinguir entre las distintas elecciones. Así, lo que en un momento determinado pudo influir para declinar el voto sobre unas determinadas elecciones, en otras no. Aquí en Jerez, afortunadamente, el PP sigue aglutinando un apoyo importante para el proyecto de ciudad que queremos desarrollar. Eso sí, estamos viviendo una década de inestabilidad política y de cambios en los modelos políticos que se estudiará en los libros de Historia dentro de unos años.

En estas semanas el debate político local está protagonizado por los presupuestos municipales del año próximo. ¿Qué tiene que tener la propuesta que haga el gobierno para que el PP la vote afirmativamente?

A día de hoy [la entrevista se realizó el pasado martes], el PP no tiene ninguna información y estamos hablando del principal grupo de la oposición. Esto da un indicativo de las pocas ganas que tiene el gobierno socialista de llegar a acuerdos con el PP. Le avanzo ya que el PP va a presentar un presupuesto o, mejor dicho, unas líneas de presupuesto alternativo. Y en ellas vamos a ver cómo están las inversiones en materia de incentivos al empleo, aunque estemos limitados en la competencias, como es el fomento de las ayudas, la agilización de licencias… También son importantes las inversiones en el casco histórico, en las instalaciones deportivas y en los asuntos sociales, fundamentalmente en vivienda. Y hay un detalle que creemos importante que es rescatar del abandono la Escuela de Tauromaquia. Por supuesto, es importante también que no haya una subida de impuestos. En un escenario como el actual entendemos que no se puede plantear una bajada masiva de impuestos como ha hecho el PP y Ciudadanos en la Junta pero sí se puede reajustar de algún modo. En este sentido, hemos hecho propuestas de rebajas para familias numerosas y para la zona rural. Si esas líneas están en el presupuesto que presente el gobierno del PSOE, nosotros no tendríamos inconveniente en aprobarlo. Ahora, si no están en el presupuesto y no aceptan las líneas que planteamos, evidentemente es complicado que podamos apoyarlo.

Antonio Saldaña, durante la entrevista. Antonio Saldaña, durante la entrevista.

Antonio Saldaña, durante la entrevista. / Manuel Aranda

Pero un ayuntamiento como el de Jerez no puede hace una bajada masiva de impuestos porque se lo impide la llamada ‘Ley Montoro’…

Eso no es así. El Ayuntamiento de Jerez no puede disminuir la recaudación total. Le pongo un ejemplo: en Andalucía, Juanma Moreno ha cumplido quitando el impuesto de sucesiones y donaciones y ha logrado recaudar más. El motivo es que no se recauda con más impuestos sino con más actividad económica. Por cierto, este gobierno empezó criticando mucho a Montoro pero luego bien que han ido una y otra vez a pedirle dinero a Montoro y a los que han venido después; solo les ha faltado montarlo en un paso y sacarlo en procesión. Pero hay un gran engaño en eso; lo que dice la ley es que, si el ayuntamiento está sometido a un plan de ajuste, el importe global de los impuestos no puede disminuir. Pero está demostrado que se puede aumentar la recaudación bajando impuestos.

Entre PSOE y PP siempre hay un reproche mutuo sobre falta de colaboración. El PP acusa al PSOE de que no le llama, como sí hace con otros grupos, y el PSOE alega que ustedes nunca colaboran. ¿Qué fue antes? ¿El huevo o la gallina?

Siempre, siempre y siempre tiene que ser la gallina.

¿Y quién es la gallina entonces en esta historia?

Está claro quién es la gallina por una cuestión muy sencilla. Si usted no me da pie a colaborar es difícil que podamos colaborar. Si usted no me avisa de que tiene el presupuesto, no puedo hacer aportaciones. Es que nosotros nos hemos enterado por la prensa de que se estaba trabajando en un presupuesto. Así es complicado colaborar. Hay que dejar una cosa clara: nuestro compromiso no es con el gobierno ni con Mamen Sánchez; lo es con Jerez y los jerezanos. El compromiso lo tendrán Raúl Ruiz-Berdejo, Kika González o, incluso, Ciudadanos que han conseguido determinadas prebendas como, por ejemplo, un asesor más, un tema que está judicializado, por cierto. Estos grupos le deben a ella [Mamen Sánchez] un estatus al haber conseguido un segundo portavoz, que era lo que le venía bien a Podemos. A Kika González le han permitido tener un grupo municipal con un solo miembro y hay que recordar que Ciudadanos y Adelante permitieron la subida de sueldos. Ellos sí le deben algo a Mamen Sánchez; nosotros, en cambio, no. Ha sido una forma arbitraria y discrecional de actuar de Mamen Sánchez frente a un partido que es la oposición con posibilidades reales de estar al frente de un gobierno en Jerez.

Este es su segundo mandato en la oposición. ¿Cómo es esta travesía del desierto?

Esto es como una carrera; la mejor forma de no pararse es seguir corriendo. Ahora tenemos tanta ilusión por desarrollar el proyecto que seguimos trabajando con esperanza e ilusión. ¿Cómo se consigue mantener esa ilusión en esta travesía? Pues trabajando todos los días. Es más, se puede ver. Tal vez salgamos menos en los medios de comunicación pero se puede comprobar en las redes sociales que tenemos una actividad frenética. Hay un equipo compacto, con ilusión, experiencia y renovación. Otros partidos, en cambio, están relajados pensando que las elecciones siguientes son dentro de cuatro años. Mientras, seguimos calle a calle, barrio a barrio.

Ya que habla de carreras, hay quien le reprocha que se ha ido corriendo a Diputación…

A la vista está de que no me he olvidado de Jerez. Invito a que vean mis perfiles de redes sociales y verán que prácticamente toda la actividad está vinculada a Jerez. Y no puede ser de otra forma. Usted lo ha escuchado muchas veces pero lo voy a seguir repitiendo: Jerez es la ciudad con mayor población de la provincia de Cádiz, la quinta de Andalucía y una de las 25 ciudades más importantes de España. Por cierto, esto lo estoy escuchando cada vez más en otros partidos. Yo siempre digo lo mismo: si a Jerez le va bien, al PP en la provincia le va bien y viceversa. Ahora mismo tengo mi principal ilusión, y así se lo he trasladado a los compañeros, que mi objetivo político es intentar desarrollar en Jerez un proyecto de ciudad de futuro. ¿El resto? Yo seguiré colaborando con mis compañeros a nivel provincial porque soy una persona que me gusta hacer cosas; tener la portavocía de la Diputación es un papel muy importante para cohesionar y ayudar a la nueva dirección del partido desde la Diputación. Pero sí le digo que mi principal proyecto político es Jerez.

Saldaña, posando montado en motocicleta. Saldaña, posando montado en motocicleta.

Saldaña, posando montado en motocicleta. / Manuel Aranda

¿Le gustaría, por tanto, repetir en 2023 como candidato del PP a la Alcaldía?

Yo lo he trasladado a mis compañeros de partido pero son ellos los que tienen que decidir. Pero, si ve la actividad que está desarrollado y el equipo conformado, todo va encaminado a seguir desarrollando este proyecto. Tuvimos entonces unos buenos resultados teniendo en cuenta el escenario nacional y faltó muy poco para estar gobernando en Jerez. Soy de los que piensan que hay que ir poco a poco, como una hormiguita, para hacer el camino. Esa es mi ilusión y así se lo he trasladado al partido pero yo no soy el que decide.

El PP tiene que afrontar en unos meses un congreso local para renovar su ejecutiva y todo apunta a que María José García-Pelayo no seguirá como presidenta local. ¿Se postulará como presidente del PP Jerez?

Esa es una decisión que no debo tomar yo sino que debe tomarse en el seno del partido. Hay muchísimas personas en el partido que podrían liderar un proyecto político en Jerez. La presidenta a día de hoy es María José García-Pelayo y lo que se haga de cara a futuro lo haremos entre todos. Permítame que en ese caso me supedite a la decisión de mis compañeros.

Pero, ¿le gustaría?

Yo estaré donde mis compañeros digan que esté. En un momento dijeron que yo fuera el candidato y ahí estuve. Sí le digo que estamos trabajando de una manera cohesionada y sólida y con un trabajo plenamente organizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios