Jerez

El Ayuntamiento quiere mantener la Fundación Andrés de Ribera

  • No acepta su disolución y apuesta por que Diputación tenga un papel importante

Comentarios 3

El futuro de la Fundación Andrés de Ribera (FAR), que gestiona el complejo de La Atalaya, lugar donde se encuentran el Museo de Relojes y el del Vino, sigue siendo complicado debido a la deuda de 278.000 euros que mantiene la institución con la Seguridad Social y al proceso de disolución del patronato de la Fundación, aprobado en pleno municipal el pasado mes de marzo.

Por partes, la Seguridad Social ha fijado para el 14 de septiembre la subasta del edificio que la FAR tiene en la calle Ancha y que actualmente está arrendado al Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana. Esta será la tercera vez que el inmueble sale a subasta. La primera vez fue en abril, pero quedó aplazada tras presentar la Fundación un recurso. Posteriormente se fijó para el mes de junio, si bien tampoco salió adelante ya que la subasta quedó declarada desierta.

Ahora, el precio de salida es de 325.000 euros, toda una ganga si se tiene en cuenta que en abril su precio era de 1,3 millones de euros, lo que ya se consideraba la mitad de su valor real dada su amplitud (1.037 metros cuadrados) y su localización, en pleno centro histórico de Jerez.

Por otro lado está el tema de la disolución de la Fundación. Ya en marzo, en el pleno municipal en el que se aprobó, el PP, por aquellas fechas en la oposición, votó en contra de esta medida que, en parte, se produjo como consecuencia del deterioro en las relaciones entre Pilar Sánchez y Francisco González Cabaña, por entonces alcaldesa y presidente de la Diputación, respectivamente.

María José García-Pelayo afirmaba entonces que no apoyaba la disolución "mientras haya alternativas para hacerla rentable, pues la extinción no resuelve sus problemas". Hay que garantizar el mantenimiento del empleo y potenciar el uso del espacios para congresos y celebraciones junto con los museos".

Por eso, ya en el gobierno y aprovechando que el PP también gobierna en la Diputación, se apuesta por llegar a un acuerdo para mantener la Fundación y que la Diputación de Cádiz siga teniendo un un papel importante como patrono, para que se garanticen los puestos de trabajo de la plantilla (en la actualidad, once personas) y el pago de sus nóminas. Hay que tener en cuenta además que, aunque este asunto se trató en pleno municipal, no se llegó a llevar al de la Diputación.

Como se recordará, en el último año la Fundación Andrés de Ribera y el complejo de museos de La Atalaya han sido noticia por el deterioro, la sensación de abandono de sus instalaciones y los problemas de impago a una plantilla que actualmente sigue trabajando en unas condiciones precarias.

El conflicto llegó a su punto álgido en noviembre del año pasado, con motivo de la visita de los Príncipes de Asturias a Jerez para entregar las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes, ceremonia que se desarrolló en La Atalaya y que motivó que la plantilla convocara una huelga y movilizaciones.

Sin embargo, finalmente se desconvocó ya que el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con la plantilla en la que se comprometía, de un lado, a abonarles las nóminas que se les adeudaba por entonces; de otro, garantizarles en el futuro la estabilidad en el cobro; y, por último, que en el caso de que se produjera la disolución de la Fundación, los trabajadores entrarían a formar parte de la administración pública, asumiéndolos la Diputación, el Ayuntamiento o ambos.

Así y todo, como recuerda José Manuel Trillo, secretario local de Comisiones Obreras, ese segundo punto, el de garantizarles la estabilidad en el pago de sus nóminas, "no se ha cumplido". Así, señala que hasta el pasado día 21 los trabajadores no pudieron cobrar el mes de julio y la paga extra de verano "porque un antiguo trabajador había denunciado al Ayuntamiento, y hasta que el Consistorio no llegó a un acuerdo con el Juzgado no se pudo levantar el embargo que impedía el pago de las nóminas", indica Trillo.

Así y todo, el secretario local de CCOO espera que los trabajadores puedan cobrar la nómina de agosto en tiempo y forma, ya que "la alcaldesa nos ha prometido que este mes no habría ningún problema y que, además, quieren agilizar el tema de la Fundación Andrés de Ribera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios