Jerez

Los extranjeros se casan en Jerez

  • La monumentalidad, la gastronomía y sobre todo el clima hacen que las bodas internacionales ya se erijan en un nicho de mercado

Una panorámica de las bodegas Luis Pérez, con el ‘sky line’ de Jerez al fondo, que es uno de los lugares elegidos. Una panorámica de las bodegas Luis Pérez, con el ‘sky line’ de Jerez al fondo, que es uno de los lugares elegidos.

Una panorámica de las bodegas Luis Pérez, con el ‘sky line’ de Jerez al fondo, que es uno de los lugares elegidos.

Jerez se está posicionando en un sector de servicios realmente insospechado hasta hace unos años. La ciudad es la elegida por multitud de turistas extranjeros para celebrar sus bodas. Se trata de enlaces civiles en los que prima, sobre todo, el clima que caracteriza a la ciudad.

Carlos Landín, organizador de ferias comerciales como Motorsur o Bodasur, así lo destaca. “Se trata de un mercado que está creciendo y que lo que persigue principalmente son lugares emblemáticos, distintos, en los que poder celebrar su boda”. Todo ello está generando un mercado atractivo, así como unos beneficios paralelos a multitud de negocios de la ciudad, como son los casos de los hoteles, los comercios y la hostelería del centro.

A este respecto, Carlos Landín apunta que “además de los novios son muchos los invitados que llegan a la ciudad, personas que durante los días previos y posteriores al enlace están consumiendo y comprando por la ciudad”. Una de las particularidades de este fenómeno, apunta Landín, es que “pasa muy inadvertido, pero está ahí”. Los lugares elegidos para tales fines son sobre todo fincas privadas así como enclaves públicos previo pago del correspondiente canon. Es el caso, por ejemplo, de González Byass que ofrece sus bodegas para estas bodas de personas que tan sólo vienen a Jerez a contraer matrimonio o Bodegas Luis Pérez, que también ofertan la posibilidad de un enlace absolutamente diferente”.

Suelen celebrarse en fincas privadas y los invitados llenan hoteles, aseguran expertos

Puede parecer anecdótico pero organizar una boda ‘boutique’ no es ninguna broma. “Es más, es de lo más habitual que partan desde Madrid a Jerez camiones trailers repletos de elementos que decorarán la celebración. Suele tratarse de bodas muy personales, hechas a medida y Jerez está adquiriendo un peso importante a este respecto”. También se da el caso de que sea la propia finca la que ofrezca un montaje a los novios.

Un caso muy cercano se da en la localidad campogibraltareña de Tarifa “donde existen fincas explotadas por propietarios extranjeros en las que desde hace años se ofertan este tipo de servicios. El atractivo de las playas y las puestas de sol han sido determinantes a este respecto”, apunta Landín.

¿Qué hace de Jerez una ciudad de referencia para estas bodas internacionales? Según el experto consultado “sobre todo está el clima, que permite unas horas de sol y de buen tiempo que se carecen en el resto de Europa, así como la posibilidad de disfrutar de un enlace en lugares repletos de patrimonio histórico. De otro lado, y es muy importante, está la gastronomía de la zona, que es muy atractiva para gran parte de la clientela europea”.

El perfil de las personas que hacen uso de estos servicios es “alto y medio-alto, los cuales suelen traer consigo a sus invitados lo que activa la economía. Además generan un mercado de servicios que en algunas épocas del año está un tanto parado”.

Un claro ejemplo de todo ello se da en la ciudad de Granada, donde ya es algo habitual ver a japoneses contrayendo matrimonio en sus monumentos. “Se han erigido en un importante aporte de visitas y de consumo”, destaca a este medio el experto Carlos Landín. La situación apunta a que se está generando un mercado muy interesante, de personas que buscan algo diferente a lo que encuentran en sus países y a las que el patrimonio local les atrae profundamente.

“Hay que reconocer —responde el experto consultado— que hay hoteles que pueden tener un fin de semana de poco público y un evento de esta índole se los salva de esa tesitura”. La asignatura pendiente radica en que en algunos casos la gestión de estos enlaces internacionales se gestiona desde Madrid. Se abre por tanto un nicho de negocio para los empresarios que decidan apostar por realizar ellos mismos una oferta a los europeos acerca de una boda en el sur de la Comunidad Europea.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios