Bodegas

Osborne relanza la histórica marca Viña Monty por el 150 aniversario de Montecillo

  • La bodega riojana pone a la venta las últimas 120 botellas de Viña Monty Gran Reserva 1975, el vino que se impuso a Burdeos en una cata a ciegas    

  • Presenta una colección de tres nuevos Reserva bajo la icónica marca especialmente seleccionados para la ocasión

Colección de los tres nuevos Reserva de Viña Monty.

Colección de los tres nuevos Reserva de Viña Monty.

Bodegas Montecillo, la histórica casa riojana del Grupo Osborne fundada en 1870, ha recuperado su icónica marca Viña Monty con motivo de su 150 aniversario. Para conmemorar la efeméride, la bodega ha lanzado las últimas 120 botellas de la premiada cosecha de Viña Monty Gran Reserva 1975 y tres nuevos vinos Reserva que se presentan bajo la misma marca. 

Etiqueta del icónico Gran Reserva Viña Monty de 1975. Etiqueta del icónico Gran Reserva Viña Monty de 1975.

Etiqueta del icónico Gran Reserva Viña Monty de 1975.

Las botellas del mítico Gran Reserva 1975 han permanecido intactas y escondidas por casi cuarenta años en los botelleros subterráneos de la casa, apiladas a mano una a una y estrechamente vigiladas. Precisamente, la bodega explica en un comunicado que este vino fue el que originó la aclamación de la crítica internacional y el amplio reconocimiento tanto a Bodegas Montecillo como a Rioja tras ganar en una cata a ciegas celebrada en Amsterdam en 1983. Viña Monty Gran Reserva 1975 compitió con cuarenta vinos de Rioja y Burdeos de firmas del prestigio de Château Leoville Las Cases, Château Brane Cantenac y Château La Tour du Pin Figeac.

La bodega presenta además una colección de tres nuevos vinos Reserva que han visto la luz después de más de ocho años de investigación de viñedos, abarcando más de 800 parcelas repartidas por Rioja Alta. La enóloga de la casa, Mercedes García Rupérez, ha seleccionado seis parcelas excepcionales tras largos años de estudio para su vinificación por separado intentando mantenerse fiel al estilo y filosofía de vinificación del nieto del fundador, José Luis Navajas.

García Rupérez seleccionó dos parcelas de Graciano, otras dos de Garnacha, una de Viura de viñas viejas de 85 años y, finalmente, una parcela con viñas más jóvenes de Tempranillo Blanco.

El diseño de la etiqueta y tipo de botella borgoña para el relanzamiento replican los primeros vinos de Viña Monty. Su identidad remite a los cimientos, en donde el distintivo color verde menta asociado a la marca, bodega y la familia Navajas cobra protagonismo. De esta forma se ha recuperado el tradicional tono que esta marca vistió durante una época dorada, respetando su personalidad, elegancia y autenticidad, señala la bodega.

La colección ha recibido los halagos de los principales prescriptores y catadores del mundo: 90, 91 y 92 puntos en el último Reporte Rioja 2020 del Master of Wine Tim Atkin para Viura, Garnacha y Graciano respectivamente; 92 puntos de James Suckling a toda la colección; 92, 92 y 91 puntos para Viura, Garnacha y Graciano respectivamente en El Anuario de Vinos El País 2020, 3 Medallas de Oro en Mundus Vini y 2 Medallas de Plata para Graciano y Garnacha en el XVII Concurso Internacional Bacchus 2020.

Producciones limitadas

La elaboración de los tres nuevos vinos la colección Viña Monty es limitada, con 1.240 cajas en el caso del Graciano Reserva 2015, monovarietal con una crianza de 30 meses en barricas de roble francés y 16 meses mínimo en botella. 

En el caso del Garnacha Reserva 2015, la producción prevista en el lanzamiento es de 1.266 cajas de este monovarietal envejecido durante 26 meses en barricas francesas y mixtas 100% nuevas con un mínimo de 20 meses en botella.

Por último el trío se completa con Viña Monty Viura-Tempranillo Blanco Reserva 2016, un coupage de 90% Viura y 10% Tempranillo Blanco con 16 meses de crianza en barricas nuevas de roble francés y un mínimo de 14 meses en botella, del que únicamente hay disponibles 340 cajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios