Sucesos

Calle Nueva de Jerez, lustros con el corazón en un puño

Calle Nueva, acordonada este jueves por la Policía Nacional.

Calle Nueva, acordonada este jueves por la Policía Nacional.

Todo sigue igual. Así se podría resumir la situación que vive la calle Nueva respecto a delincuencia, trapicheo, gritos y peleas. Muestra de ello, el tiroteo que se produjo este miércoles por la noche y que se ha saldado con un herido grave y dos fugados. Lustro tras lustro, los vecinos y comerciantes de la zona siguen sufriendo por su calle, para la que todavía no ven salida con claridad. 

Especialmente, desde el año 2011, cuando un nutrido grupo de personas procedente de Jaén (a los que se les conoce como el clan de 'Los Paquiqui') ocupaba algunas de las viviendas de la zona, concretamente el bloque de pisos del número 38, una construcción que nunca se llegó a entregar debido a la crisis del ladrillo. Llegaron a Jerez, previo paso por Torreblanca en Sevilla, como consecuencia de un enfrentamiento entre otros clanes en Linares, de donde son originarios. 

Esta emblemática calle del barrio de Santiago se convirtió en uno de los focos de delincuencia más importantes de Jerez, sobre todo en lo que a venta de droga se refiere. Las actuaciones policiales y las redadas se suceden. Mirando atrás, en 2019 se desmanteló una plantación de marihuana oculta en una vivienda y en varias ocasiones, como en 2018, la Policía Nacional tuvo que actuar con contundencia en una operación que acabó con varios detenidos. Tampoco han faltado las denuncias de vecinos por arrojar basuras a patios interiores, como ocurrió con la calle Armas de Santiago. Y así hasta hoy.

En un intento por llevar la calma y la paz y 'limpiar' la calle, el Ayuntamiento de Jerez instaló en julio de 2022 cámaras de seguridad en la zona. En su momento, el entonces delegado municipal de Seguridad, Rubén Pérez, apuntó que la Policía Local y Nacional estaban actuando de manera discreta y coordinada en la zona y añadió que la seguridad ciudadana "no es competencia municipal, aunque estamos poniendo todos los recursos a nuestro alcance para acabar con esta situación que tanto nos preocupa".

A día de hoy, continúan las actuaciones policiales, pocas según los vecinos, y no hay una clara y contundente intervención por parte de la Administración que consiga acabar con este foco de delincuencia, en un barrio tan señero de la ciudad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios