Educación | Psicología

Campos de fresas para siempre

Campos de fresas para siempre Campos de fresas para siempre

Campos de fresas para siempre / File Frisée

Ganamos experiencia viviendo. Y mientras vivimos, conseguimos momentos que hacen rica esa experiencia. Sin embargo, es la vida, sin duda, la que cada día propone nuevos retos que no siempre son fáciles de superar, sino que, por el contrario, requieren del uso de estrategias y recursos que facilitan afrontar con éxito esas dificultades para seguir mejorando como personas.

En la actualidad, la Psicología ha demostrado que algunos de los recursos que suelen emplearse tratando de afrontar estos retos pueden conducir a un sentimiento de impotencia y frustración que no llevan sino al abandono, la evitación o la renuncia a la superación. Pero, afortunadamente, también la Psicología ha conseguido demostrar que existen estrategias, que muchas personas usan de forma espontánea, sin que nadie se las haya enseñado nunca, que promueven una mayor adaptación a las circunstancias y una probabilidad muy significativa de conseguir esa superación y enriquecimiento de su experiencia.

Decía Cervantes a través del Ilustre e Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha (el ilustre lo añado yo haciendo honor a la grandeza del personaje): “son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal”. Sin duda, una de las mejores estrategias para llenar un baúl de buenos recuerdos que nos permiten acceder a esos estados de bienestar, que mejoran nuestra confianza y nuestras posibilidades de seguir adelante superando cada día nuevos retos.

Otro grande de la literatura, en este caso musical, Carlos Gardel junto a Alfredo Le pera, escribió en el año 1934 la letra de un famoso tango que decía aquello de “Vivir. Con el alma aferrada a un dulce recuerdo que lloro otra vez”. Dicho así, con estas palabras, parece obvio que incluso algunas de las experiencias de superación pueden generarnos la nostalgia suficiente como para provocar una intensa tristeza.

Pero, entonces ¿qué opción es la correcta? ¿tratar de fomentar las emociones positivas como hacía nuestro Ingenioso Don Quijote o eliminar las negativas como parece deducirse de las palabras de Gardel? Para John Lennon la respuesta estaba clara: Strawberry Fields Forever; para él estos campos de fresas eran sitios donde nada podía molestarle y donde generalmente podía sentirse cómodo, una estrategia que le permitía estimular sus sentimientos positivos. Yo, hoy, me tomo la licencia de, con una ligera modificación, hacer honor a mi queridísimo padre y gritar: campos de pasas para siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios