Barriadas

Cansados de esperar en Las Flores

  • Los vecinos de la barriada pagaron unas obras de urbanización para las que aún no hay fecha de inicio.

Comentarios 3

En junio de 2005 la entonces alcaldesa Pilar Sánchez anunciaba un acuerdo para iniciar la legalización de Las Flores. La barriada, que comentó a construirse hace unas cinco décadas, fue noticia durante años por las grandes caceroladas protagonizadas por los vecinos en la puerta del Ayuntamiento para exigir un plan definitivo de urbanización de la zona.

Diez años después, el conflicto aún sigue latente y la urbanización de la barriada no ha finalizado. De hecho, este año se ha conocido que el Estado ha embargado las cuentas de Emusujesa (Empresa Municipal del Suelo) por no haber devuelto unas ayudas que recibió en 2008 para desarrollar polígonos industriales y que acabaron destinándose a otros gastos. Este embargo tuvo como consecuencia que Emusujesa no tuviese liquidez para, entre otros asuntos, iniciar las obras previstas en Las Flores. Por este motivo, además, el dinero aportado por los vecinos para llevar a cabo la urbanización de la barriada no se ha destinado a tal uso sino que ha 'desaparecido' con el embargo.

Las consecuencias de todo este desorden burocrático y político las están sufriendo ahora -como siempre suele ocurrir- los jerezanos que residen en Las Flores. Algunos pagaron y han visto que su dinero no se ha destinado a lo previsto y otros no abonaron las cantidades oportunas, porque les dijeron que aún no lo hicieran, y ahora ven cómo los intereses de demora lastran sus bolsillos, según denuncian desde la asociación 'Punta del Norte', que preside Charo López. El problema, además, es que en muchos casos los vecinos afectados son matrimonios de avanzada edad a los que les están llegando cartas avisando del embargo de sus pensiones por los intereses de demora.

Ante este panorama, el colectivo vecinal ha solicitado por segunda vez (ya que la primera no tuvo respuesta) una reunión con la alcaldesa, Mamen Sánchez, para solucionar lo antes posible "no solamente el tema de las obras que quedaron paralizadas por el embargo de Emusujesa sino para la retirada de los intereses que cargan a los vecinos de la barriada (donde aún no se han licitado las obras en la zona) y que según el técnico correspondiente es competencia de la junta de gobierno local".

Un claro ejemplo de esta situación es la familia Riveriego. Su hijo Jose se enteró del facturón que pesaba sobre su padre, de 76 años y con una pensión de 600 euros, y que ascendía a unos 53-000 euros, de los cuales casi 9.000 eran intereses. "Aquí había varias fincas y con el tiempo se fueron vendiendo por parcelas y los pocos vecinos que había entonces en la barriada, como mis padres, canalizaron la zona e hicieron la carretera", recuerda con nostalgia Jose. Ahora, tras conocer el problema económico y burocrático que también padece su tía (a la que le han embargado días atrás los ahorros que tenía que ascendían a 2-000 euros), afirma que "si hay que pagar deuda, no tengo ningún problema, pero unos intereses de más de 9.000 euros sobre una obra que se tenía que haber ejecutado hace varios años y que no se han hecho ni hay pensamiento de hacerla...". En el caso de sus padres, Jose ha tomado las riendas de la situación para intentar llegar a un acuerdo de pago. Sin embargo, "me da mucha pena de mi madre y mi tía, pero es que hay otros muchos vecinos con el mismo problema y me da lástima porque no tienen recursos o familia para que les ayuden".

Desde 'Punta del Norte' insisten en que desde el gobierno local lo primero que debe hacerse es "quitar esos intereses" y llegar a acuerdos de pago. Para ello, "necesitamos que la alcaldesa Mamen Sánchez nos reciba porque este asunto es su competencia. Queremos que se siente con los afectados y diga también que la obra se incorporará en presupuestos", pide López, lamentando que "todo esto no es justo y lo estamos pagando los vecinos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios