Ángel Carrero Vázquez | Nuevo presidente del Colegio Oficial de Dentistas de la provincia "Nuestro Colegio es un referente en España en la lucha contra el intrusismo"

  • Recién nombrado presidente de los dentistas de la provincia, este jerezano afirma que se ha conseguido concienciar a la población de que "la boca es la puerta de la salud"

El presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz posa en la Sala 'ArteaDiario'. El presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz posa en la Sala 'ArteaDiario'.

El presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz posa en la Sala 'ArteaDiario'. / VANESA LOBO

El doctor Ángel Carrero Vázquez es licenciado en Medicina y Cirugía, así como en Odontología. Este jerezano fue elegido a finales del pasado mes nuevo presidente del Colegio de Dentistas de la provincia.

– ¿Qué objetivos se plantea la nueva junta de gobierno?

– Entre otros, nos hemos propuesto revisar las cuotas de colegiación para si, la asamblea lo aprueba, reducirlas en la medida en que podamos. Para los jóvenes colegiados queremos que durante los dos primeros años las cuotas sean gratuitas, al igual que en los periodos de baja maternal, baja laboral o desempleo. Vamos a hacer un esfuerzo grande para incrementar la formación continuada, vamos a traer a dictantes de primer orden, aumentando el número de cursos y en los dos primeros años para los jóvenes dentistas los cursos serán gratuitos o en todo caso se pagará una cantidad testimonial, pero más que nada para evitar que se reserven plazas y luego no se acuda.

– Una de las principales quejas de su profesión durante años ha sido el intrusismo hasta el punto de que el Colegio tiene una comisión dedicada a la lucha contra este problema.

– La intención es continuar con esta comisión de intrusismo e intensificar esta lucha. Nuestro Colegio a nivel nacional es referente en esta materia porque el anterior presidente, el doctor Rodríguez Brioso, es actualmente el presidente de la comisión nacional de intrusismo del Consejo General de Dentistas de España y ha sido un luchador nato en esta materia en la provincia de Cádiz.

– ¿Sigue siendo entonces un problema grave?

– De hecho tenemos aún una serie de juicios pendientes. Es una lucha tremenda porque está en juego la salud de la población. Hablamos del intrusismo sobre todo de protésicos, pero también hay clínicas encubiertas e incluso de dentistas encubriendo a protésicos. La lucha viene porque cada uno tiene sus atribuciones e intentamos que eso se cumpla, que ninguno se meta en el campo del otro. Porque además para nosotros los protésicos son una herramienta de colaboración clave, es un complemento fundamental, pero siempre que cada uno sepa dónde debe estar. El dentista es el único que está autorizado para tocar la boca del paciente. El dentista toma los registros, en el laboratorio se elabora la prótesis y es el dentista el que tiene que colocarla y ajustarla.

– ¿Es una profesión en expansión?

– Ha ido creciendo. Nosotros estamos colegiando todos los años entre unos 20 y 30 dentistas. Es verdad que hubo un boom y ahora parece que se ha normalizado. De todas formas, tenemos un problema que es la plétora profesional. Antes había muy pocos dentistas y ahora hay muchos. Entendemos que debería haber una regulación pero no depende de nosotros.

"¿Rentable? Recuerda la canción de María Jiménez "un príncipe o un dentista". Eso no es verdad ya"

–También es verdad que la demanda es ahora es mucho mayor.

– Afortunadamente a la población la hemos concienciado para que vaya al dentista. Antes se iba cuando dolía una muela y se acabó, ahora con la prevención y las campañas hemos conseguido que la población se conciencie de que la boca es la puerta de la salud, y además contamos con dentistas muy preparados. Aún así la demanda no ha crecido en la misma medida que la oferta de dentistas.

– ¿Se puede decir que es una profesión rentable?

– Esto hace unos años era como la gallina de los huevos de oro. Habrá escuchado la canción de María Jiménez que dice "un príncipe o un dentista". Eso no es verdad ya. Hace unos años había muy pocos dentistas y ni los medios ni las técnicas eran las mismas. Ahora es una profesión en la que todos están muy preparados, la tecnología ha avanzado mucho, y considero que es una profesión para vivir dignamente. Hay que tener en cuenta que para montar una clínica hay que hacer una inversión muy grande, necesitamos una infraestructura que cuesta mucho dinero. Entonces cuando dicen que el dentista es caro no es así, porque los medios que necesitamos para hacer un diagnóstico y nuestra formación eso cuesta un dinero.

– ¿Les han hecho mucho daño las clínicas dentales 'low cost'?

– Nos hacen daño a nosotros por la imagen que dan del dentista y a la población. Ahí está ahora el problema del cierre de iDental, donde nosotros como Colegio nos hemos personado para darle nuestro apoyo y ayuda dentro de nuestras posibilidades a los afectados. El Colegio es una corporación de derecho público que está abierto tanto para nuestros colegiados como para resolver los problemas que presenta la población. De hecho en el Colegio ha habido sobre 70 dentistas que voluntariamente hemos hecho informes periciales para que con el presupuesto que traía el paciente de iDental y el informe que nosotros le hemos hecho cotejar la parte que le falta que le hagan del presupuesto. Le hacemos un informe donde dice lo que no se le ha hecho y con él van a la financiera. El objetivo era que se detuviese la financiación y no siguiesen pagando.

"Hay un problema grave que es la publicidad engañosa, el dos por uno. No concibo le opero un ojo y le regalo el otro"

– De hecho el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ya ha adoptado una medida cautelar para que los afectados no sigan pagando los créditos.

– Efectivamente, lo hemos conseguido pero nos ha costado mucho trabajo. En el Colegio hemos hecho unos 700 informes periciales para la población afectada.

– ¿De qué habría que advertir a la población para evitar este tipo de situaciones?

–Aquí tenemos un problema grave que es la publicidad engañosa y el dos por uno. Yo no concibo le opero un ojo y le regalo el otro ojo o le pongo una prótesis de cadera y de regalo le pongo la otra. Esa publicidad para mi no es válida. Nosotros no podemos regular esto pero sí que estamos luchando para que el paciente no sea engañado.

– ¿Y las administraciones hacen algo?

– Ahí estamos, esa es nuestra lucha y es una batalla que tenemos pendiente. Nosotros vemos los problemas que hay, los comunicamos pero ya se sabe que la Administración es lenta.

– ¿Han remontado la crisis?

– Aquí la crisis afectó a todo el mundo. El servicio odontológico es un servicio primario pero indiscutiblemente en nuestra profesión hay mucha parte de estética. Los pacientes en los momentos de crisis han venido sólo cuando les duele.

– ¿Tienen muchos pacientes que recurren a tratamientos exclusivamente por estética?

– Todo va con los tiempos, antes no se le daba tanta importancia a la estética y ahora si te sale una arruguita, la gente se la quiere quitar, si tienes el diente un poco desplazado te lo quieres arreglar, le estamos dando más valor al físico. En mi consulta lo que yo más veo son patologías, aunque ofrecemos de todo, y también aconsejamos. Te viene un paciente que te dice quiero que me ponga los dientes blancos y le decimos blancos no se lo pongo, porque le van a ver por la calle y van a decir dónde se ha hecho eso. Es mejor poner un color natural.

"La odontología es un servicio primario pero indiscutiblemente en nuestra profesión hay mucha parte de estética"

– ¿Qué tal es nuestra salud bucodental?

– Buena, de unos años para acá la población se ha concienciado de que hay que ir al dentista. Aparte nosotros desde el Colegio continuamente estamos haciendo campañas de concienciación.

– ¿Cuáles son los enemigos de una buena dentadura?

– Principalmente la mala higiene y la dieta. Porque además una buena higiene no es difícil. Te vas a países de África y ves esos dientes tan blancos y se cepillan con un palo. Aquí tenemos todos los medios y fallamos más. También la alimentación es muy peligrosa con los azúcares. Yo siempre se lo digo a los padres, que los niños les vean cepillarse los dientes, que desde pequeños se acostumbren a hacerlo después de comer, de cenar. Y es verdad es que hemos concienciando bastante a la población y a los padres sobre todo.

– Muy diferente a la situación de hace unos años.

– Claro, si es que antes se iba al dentista porque te dolía una muela y se acabó y además el único tratamiento que había era extracción y prótesis. Ahora nosotros para quitar un diente tiene que ser porque no exista otra solución. A mi se me pasan semanas sin quitar un diente e intentamos convencer al paciente para que no lo haga, es la última opción. Un diente es un implante natural, te vas a gastar el dinero por un implante artificial cuando tienes el tuyo propio.

– Llevan a cabo también campañas contra el cáncer oral.

– Sí y además son eficaces. Estamos intentando concienciar de que la boca aparte de ser puerta de la salud es el espejo de muchas manifestaciones de enfermedades sistémicas. Por eso cuando un paciente va al dentista, éste no sólo debe ver los dientes, debe inspeccionar la lengua, el suelo de la boca, las encías, porque hay muchas patologías sistémicas que se manifiestan a nivel oral. Hacemos mucho hincapié a la población para que visiten al dentista para la prevención del cáncer oral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios