Jerez

Comienza la identificación de los cuerpos de 'El Marrufo'

  • Serán trasladados al cementerio de La Sauceda para darles sepultura

Comentarios 4

El proceso de identificación de los cuerpos localizados en la fosa común de 'El Marrufo' comenzó ayer mediante el envío de muestras de saliva de familiares a los laboratorios. Los trabajos arqueológicos en esta fosa común se iniciaron el pasado 2 de julio y a través de ellos se han hallado nueve cuerpos con evidencias de tiros de gracia en sus cráneos y donde se estima que podrían encontrarse entre 300 y 600 víctimas en su totalidad.

El representante de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo de La Sauceda y El Marrufo, Andrés Rebolledo, explicó que los trabajos continuarán porque "queremos sacar del olvido" a estas víctimas en una tarea en la que se proponen también "buscar la verdad" para reclamar "justicia y reparación". Además se unirán para denunciar ante la autoridad judicial la aparición con signo de violencia en estos cuerpos , víctimas del franquismo.

Mientras continúan con la búsqueda de los cuerpos, el equipo que investiga el terreno mantuvo ayer un encuentro con las personas que creen que alguno de sus familiares pudieran estar en esta fosa.

En este encuentro, los antropólogos forenses, en un estudio coordinado por Juan Manuel Guijo, explicaron a los familiares en qué consiste la realización de labores de identificación de sexo y edad que se están llevando a cabo. Con los resultados obtenidos podrán facilitar la identidad de las personas que fueron fusiladas en la fosa común.

De la misma forma se informará al colectivo de familiares sobre el proyecto que ha presentado el equipo profesional para la rehabilitación del cementerio de La Sauceda, con el objetivo de poder trasladar allí los cuerpos para darles "una sepultura digna", así como la creación de un lugar de la memoria.

Rebolledo declaró también que, para la semana que viene, esperan la visita de políticos, entre ellos la del vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, para que conozcan los trabajos que se están llevando a cabo y para que "tomen buena nota de la responsabilidad que la Administración debe tomar en este sentido".

Tras el hallazgo de los nueves primeros cuerpos descubiertos se han podido encontrar junto a las personas sepultadas otros objetos pertenecientes a las víctimas como cremalleras de prendas de vestir, algún sombrero, alguna suela de zapato, botones de nácar o incluso una pipa de fumar.

La estimación en cuanto al número de personas que puede llegar a acoger dicha fosa, hace confirmar al equipo de arqueólogos y antropólogos que trabajan en la exhumación que se encuentran ante una de las fosas comunes mayores del país.

El conocimiento de la existencia de este lugar no es algo nuevo. La Federación Estatal de Foros por la Memoria del Campo de Gibraltar informó del hallazgo de esta fosa en septiembre del pasado años pero no ha sido hasta hace doce días cuando han comenzado las labores de exhumación.

Tras el hallazgo de los primeros cuerpos, los estudios han confirmado que podría tratarse de una fosa que alberga entre 300 y 600 cuerpos de personas ejecutadas por parte de los franquistas desde noviembre de 1936. Se corresponden a miembros que componían cuatro columnas sublevadas que ocuparon en una acción combinada el cortijo 'El Marrufo', hasta abril de 1937.

Antes de ser ocupado, el cortijo 'El Marrufo', situado en el término municipal de Jerez de la Frontera, en los límites con Ubrique, Jimena de la Frontera y Cortes de la Frontera, constituyó un lugar de refugio final de los republicanos que huían del ejército franquista.

Este lugar según los historiadores era un campo de concentración, ejecución y tortura franquista, un horror que ahora, cuando se han localizado los primeros cuerpos enterrados en sus fosas, comienza a desvelarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios