Denuncia a un profesor por insultos y vejaciones a un niño con autismo "El sentido del humor del profesor es peculiar y de muy mal gusto"

  • La familia del menor con autismo que ha denunciado a un profesor por insultos y vejaciones dice que si hace falta, se "revise" la concesión al centro

  • Educación "está haciendo seguimiento", pero al ser un colegio concertado, "no puede sancionar al profesor"

Entrada del colegio en el que imparte clase el profesor denunciado. Entrada del colegio en el que imparte clase el profesor denunciado.

Entrada del colegio en el que imparte clase el profesor denunciado. / Vanesa Lobo

El caso del menor de 12 años con autismo que ha sido "vejado" y "humillado" por un profesor del colegio María Auxiliadora, según ha denunciado la familia en el juzgado, sigue sumando reacciones. En esta ocasión, la gerente de la Asociación Autismo Cádiz y ahora también una de las portavoces de la familia, Fátima Morales, ha detallado que "el sentido del humor de este profesor es peculiar y de muy mal gusto".

A raíz de una carta de alumnos de Primero de la ESO del colegio, la familia del menor conoció que "este profesor ha inmovilizado a mi hijo en una silla, atándolo con una cuerda, y que en otra ocasión le había sellado la boca con cinta adhesiva". Morales añade: "Este chico es muy negativo, y en una ocasión dijo que él no le importaba a nadie. Y el profesor comenzó a cantar 'A quién le importa, lo que yo diga...', en lugar de hablar con él y evitar ese pensamiento negativo. Nula sensibilización y formación".

"Un niño con Asperger se toma las cosas al pie de la letra, no entiende los dobles sentidos, las bromas, la ironía... En la asociación les enseñamos estas habilidades sociales, porque no tienen filtro", declara Morales.

Una de las características de las personas con Asperger es además la fijación en un tema u objeto del que pueden llegar a ser auténticos expertos. Casualmente, a este alumno "le encanta" la música, materia del profesor denunciado. "El niño toca el piano, sabe de música lo más grande, está en una academia, canta estupendamente... Es un niño que disfruta con la música".

La gerente de la Asociación Autismo Cádiz lamenta que "es una pena se mire por donde se mire lo que ha ocurrido. Ha tenido incluso episodios de riesgo para su integridad física por el nivel de ansiedad que ha alcanzado", subraya la portavoz. Asimismo, Morales añade que la familia "ha pedido que no le dejen nunca solo en el colegio porque hay riesgo para su vida".

"El nivel de frustración de estos niños es muy bajo y el chico presentaba una ansiedad por las nubes. Los padres están en una situación anímica muy baja, hechos polvo", remarca la gerente de la asociación.El colegio informó a la familia, tras abrir un expediente informativo al profesor, que el caso ha prescrito, "ya que han pasado más de seis meses desde que los hechos tuvieron lugar, por lo que no se puede adoptar ninguna sanción".

"El niño dijo que él no le importaba a nadie y el profesor cantó 'A quién le importa, lo que yo diga...'", declara una portavoz de la familia

La dirección del centro ha decidido que el profesor no imparta el área de música en la clase del menor "como medida estructural". El centro –como ya se publicó en Diario de Jerez este viernes–, afirma que se ha puesto a disposición de la Justicia "para colaborar en todo lo que se nos requiere y ya se nos está solicitando".

La medida 'cautelar' del colegio no convence a la familia del alumno. Morales explica que "para estos niños sólo existe el blanco y el negro, el bien y el mal. No hay término medio. Ahora el niño ve que el profesor ha hecho algo malo y sigue ahí sin castigo". "Hemos pedido por escrito a la Junta que tome cartas en el asunto y que si tiene que revisar el concierto del colegio, pues que lo revise", remarca la portavoz.

"Es una pena, porque este colegio hace una labor muy buena, pero una cosa como esta se la carga. No han sabido gestionar bien la crisis, porque, yo soy muy refranera, y cuando uno calla...", declara Morales. La Federación andaluza ha mostrado también interés en el asunto de Jerez, "porque nunca nos hemos encontrado con un caso así. Atarlo a la silla es del ¿siglo XIX? ¿Qué se le ha pasado a este hombre por la cabeza para hacer eso? No lo sabemos", denuncia la portavoz.

Desde la asociación provincial recuerdan que la entidad siempre se pone a disposición de los centros educativos para, por ejemplo, reforzar la formación de los profesores: "La crisis de un niño se gestiona de otra forma, pero taparle la boca... Hay que ser consciente de las limitaciones como educadores. Nosotros reconocemos la autoridad de los profesores hasta un límite, no podemos consentir ni vejaciones ni humillaciones".

Desde la delegación provincial de Educación han informado que los padres solicitaron por escrito el día 8 una entrevista con la inspección educativa, y fueron atendidos personalmente por la inspectora de referencia del centro el día 9, "la cual les aclaró las cuestiones que se le plantearon". Al ser un centro concertado, "la Consejería no puede sancionar al profesor, si finalmente se demostraran los hechos". No obstante, la inspección "está haciendo seguimiento del caso, que está en manos del Juzgado".

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (Cermi Andalucía) ha condenado este viernes firmemente los hechos denunciados por la madre del menor con síndrome de Asperger. Cermi Andalucía ha señalado que las personas con discapacidad "tienen un mayor riesgo de sufrir violencia, sobre todo los menores y las mujeres y niñas con discapacidad, y son más vulnerables a sus efectos y están más expuestas a cualquier forma específica de acoso y abusos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios