Jerez

Denuncian carreras ilegales de motos en avenidas de la zona sur

  • La federación Solidaridad advierte del "peligro" de estas prácticas para el resto de conductores

Un joven realizando ayer un 'caballito' en la avenida Blas Infante, ante la mirada de otros jóvenes.

Un joven realizando ayer un 'caballito' en la avenida Blas Infante, ante la mirada de otros jóvenes. / pascual

La avenida Blas Infante de la zona sur se convirtió la tarde-noche del martes en un circuito improvisado de motoristas. A lo largo de la jornada se sucedieron peligrosas carreras ilegales entre jóvenes a los que poco parecía importarles su seguridad y la de los demás. Desde la federación vecinal 'Solidaridad', su presidente Sebastián Peña denunció ayer que "fue horroroso, daba miedo pasar por la avenida". En su mayoría "eran motos pequeñas, pero también los vecinos vieron una de mayor tamaño haciendo el 'caballito' entre los vehículos que circulaban por la zona".

A pesar de que había vigilancia policial cercana, "a los jóvenes les dio igual. Además, cuando la policía se marchó, fue aún peor". Peña reconoce que la avenida no tiene demasiado tránsito de peatones, pero recalca que "las carreras son un peligro para los conductores, lo de anoche fue horroroso", insistió ayer el presidente vecinal.

"Lo de anoche fue horroroso", asegura el presidente vecinal Sebastián Peña

No sólo la avenida Blas Infante se convirtió el martes en lugar escogido por los motoristas, ya que "me han dicho que lo mismo pasó en otras avenidas como Juan Carlos I y Solidaridad". "Es peligrosísimo que ocurran este tipo de cosas", afirmó Sebastián Peña, añadiendo que "confiamos en que no ocurra ninguna desgracia, pero los vecinos y los conductores tienen mucho miedo ante esta situación".

La cercanía del Gran Premio de Motociclismo, que se celebra este fin de semana en Jerez, suele coincidir con la proliferación de este tipo de carreras ilegales de la mano de motoristas que habitualmente "son chavales de Jerez, no visitantes". "Se dedican a hacer competiciones", explicó ayer Peña, reconociendo que es complicado detener este tipo de prácticas debido a que los motoristas "se meten por cualquier lugar", burlando en ocasiones la presencia policial.

Estos sucesos no pasan desapercibidos para los Cuerpos de Seguridad ya que son prácticas que lamentablemente vienen repitiéndose en los últimos años. Normalmente, las carreras ilegales de motos se multiplican los días previos al Mundial y, por ello, las distintas mesas de seguridad celebradas sobre el Gran Premio abordan cada año este asunto. De hecho, Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía refuerzan en estos días las labores de vigilancia que se llevan a cabo en la zona sur de la ciudad para evitar la celebración de estas carreras ilegales y casos de conducción temeraria que ponen en riesgo la seguridad de los usuarios de la vía pública. El pasado domingo, de hecho, los agentes tuvieron que acudir a la avenida Blas Infante donde algunos jóvenes estaban causando el miedo entre los conductores con la realización de 'caballitos'. En esta ocasión, las carreras ocurrieron por la tarde, mientras que el lunes pasado fue al igual que ayer por la noche cuando se vivieron los peores momentos, según testimonios de los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios