Educación

Denuncian el recorte de ocho unidades de Infantil para 2020-2021

  • USTEA Cádiz exige conocer los motivos de la selección de los centros y critica "un deterioro de lo público en beneficio de lo privado"

Imagen del patio de un colegio de la ciudad. Imagen del patio de un colegio de la ciudad.

Imagen del patio de un colegio de la ciudad. / Pascual (Jerez)

Tras la comunicación recibida en los centros escolares el pasado 31 de enero sobre las unidades autorizadas por la Delegación Territorial de Educación de Cádiz (DT) para el próximo curso escolar, en especial las autorizadas para Educación Infantil de 3 años, desde USTEA Cádiz denuncia "una nueva oleada de recortes en la educación pública, esta vez –en concreto-  de 8 unidades de Educación Infantil para 2020/21".

Desde USTEA Cádiz entienden que las familias "no van a arriesgarse a solicitar un centro para su hijo donde haya más solicitudes que plazas autorizadas y puedan quedarse sin poder hacer la matrícula en ese centro. También pensamos que resulta poco factible la posibilidad de no perder la unidad recortada en esta previsión de unidades ya que el Servicio de Planificación de la DT sólo contempla mantener las unidades “si hubiera gran demanda”, sobre todo cuando ya en años anteriores se solicitó por escrito y la respuesta fue una negativa". Únicamente tuvo lugar la rectificación del recorte de la unidad en aquellos casos en los que hubo fuertes movilizaciones por parte de AMPAs, sindicatos, plataformas y comunidad educativa en general.De este modo, USTEA Cádiz exige conocer "los motivos de selección de los centros a los que se le retira la unidad (centros que, por otra parte, se enteran sin aviso ni consulta previa)". Denuncian además que no hay "un ajuste equitativo de unidades entre la educación pública y la concertada. ¿Acaso el servicio de planificación –nos preguntamos con ironía- ha realizado algún tipo de estudio que nosotros/as desconocemos, y sabe de antemano que esos 200 alumnos /as de tres años que habrá de menos, según el censo municipal, iban a pedir plazas en centros públicos?".

Y hablan de casos como el del CEIP La Marquesa, que hace unos años era el centro con más solicitudes de todo Jerez (casi 150 solicitudes para 75 plazas), "y aún estrenando ese año un nuevo aulario con un coste superior al millón de euros, dinero de las arcas públicas, se le recortó una unidad. La educación concertada es subsidiaria de la pública y como tal es la que debe adaptarse a la demanda numérica actual".

Desde USTEA Cádiz entienden además que la bajada de natalidad "no debe servir de excusa para justificar recortes en la educación pública. Por el contrario, puede constituir una oportunidad para lograr esa calidad educativa de la que tanto hablan los políticos, con medidas como la bajada de las ratios".Desde el sindicato de educación exigen "tener aulas de tres años con 20 alumnos posibilitando así el mantenimiento del número de unidades y del profesorado (en la provincia con mayor índice de paro del Estado español); una enseñanza mejor y más individualizada al alumnado; mayor dotación de personal para cubrir apoyos y proyectos educativos; y una mayor atención a la diversidad a las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, etc. En definitiva, dudamos de que estos recortes sean inevitables. Por el contrario, la bajada de natalidad sirve de nuevo como excusa para profundizar en el deterioro de lo público para beneficio de lo privado".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios