21 de marzo | Día Mundial del Síndrome de Down ¿Sólo un cromosoma va a separarnos?

  • El 21 de marzo se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down y entidades como Aspanido y Cedown reclaman la inserción real en el empleo y huir de los estereotipos

Jóvenes de Down Aspanido, el pasado viernes en la asociación.

Jóvenes de Down Aspanido, el pasado viernes en la asociación. / Vanesa Lobo

'Si tenemos tantas cosas en común, ¿por qué dejamos que sólo un cromosoma nos separe?’' Es la pregunta y reivindicación que Down España lanza a la sociedad con motivo, este 21 de marzo, del Día Mundial del Síndrome de Down.

La entidad quiere abordar el problema de la falta de amistades y oportunidades de socialización al que se enfrentan las personas con síndrome de Down cuando alcanzan la adolescencia y la edad adulta (un 24% del colectivo dice no tener amigos y un 62% tiene pocas o ninguna oportunidad para hacer nuevas amistades). Un problema que provoca su aislamiento y soledad, y que conduce a situaciones de frustración y depresión.

Javier Márquez, presidente de Cedown Jerez, incide en que además de los graves problemas de acceso a un empleo, las personas con síndrome de Down "se ven abocadas a la falta de vida social. Es cierto que no pierden el cariño de la gente, pero al final sus amistades se concentran en la familia y en las personas de las asociaciones". "Para nosotros el 21 de marzo es un día importante porque es una fecha de referencia para visibilizar nuestra lucha, que no es otra que normalizar la vida de las personas con síndrome de Dowm", declara Márquez.

El presidente de Cedown reconoce que este último año "ha sido muy duro en todos los aspectos, hemos trabajado muchísimo y hay que poner en valor que todas las medidas que se han adoptado han sido efectivas". Márquez añade que aún queda mucho camino para alcanzar la integración real y una de las bases de esta plena integración es el trabajo: "A pesar del gran esfuerzo por parte del colectivo, a nivel ya estatal, los resultados en el tema del empleo son muy pobres. Hay un paro generalizado y cuando se consigue uno normalmente es precario. En esta línea no es que quede camino, es que estamos aún en el génesis".

El presidente de Cedown declara que el principal objetivo ahora es "salir de esta pandemia lo mejor posible, porque hay mucha incertidumbre. ¿Cómo quedaremos cuando salgamos? No lo sé, pero aspiramos a mantenernos".

Charo Guillén, Antonio Gálvez y su hijo Borja son una de las familias de Cedown. Charo Guillén, Antonio Gálvez y  su hijo Borja son una de las familias de Cedown.

Charo Guillén, Antonio Gálvez y su hijo Borja son una de las familias de Cedown. / Manuel Aranda

La directora de Down Aspanido, Esperanza Gómez, declara que este 21 de marzo "reivindicamos normalización, oportunidades para ellos como ciudadanos de pleno derecho. Reivindicamos quitarnos los estereotipos, huir de ellos. Queremos una plena inclusión, opciones de trabajo, de formación a nivel educativo y recursos para llegar a estos objetivos".

Con la pandemia por el coronavirus, Down Aspanido ha adaptado su forma de trabajo, y especialmente se ha visto afectada su línea de empleo, puesto que muchos convenios no se han podido llevar a cabo: "El reto ahora es mucho mayor". Gómez subraya el importante papel de las familias en estos momentos, “el trabajo ‘piel con piel’" porque esta crisis sanitaria ha dañado mucho el estado emocional de los niños y jóvenes.

"Pedimos a la sociedad creer en las personas, en las capacidades de cada uno, no dejarnos llevar por lo que vemos a primera vista, sino que demos oportunidades", reclama la directora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios