ERE de Holcim en Jerez

Holcim viene rechazando desde hace más de un año nuevas alternativas de negocio

  • Gobierno local y comité de empresa compartes que "no hay motivos para el cierre" del horno y el despido colectivo

  • La compañía no muestra interés por explorar nuevos nichos de mercado con la valorización energética de residuos propuesta por varios ayuntamientos del entorno

La alcaldesa junto a responsables municipales, en la reunión de ayer con el comité de empresa. La alcaldesa junto a responsables municipales, en la reunión de ayer con el comité de empresa.

La alcaldesa junto a responsables municipales, en la reunión de ayer con el comité de empresa.

El gobierno local comparte con los trabajadores de Holcim que no hay ningún motivo que justifique el ERE en la cementera de Jerez, pero la compañía sigue haciendo oídos sordos a las alternativas presentadas por uno y otros para garantizar el mantenimiento de la actividad y el empleo.

“Es sorprendente que no quieran escuchar ninguna de nuestras propuestas ni de las alternativas planteadas por el Ayuntamiento; es como si ya hubieran tomado una decisión y de ahí no se mueven”, explicó este un portavoz de la plantilla tras la reunión mantenida este viernes entre el comité de empresa y la alcaldesa, Mamen Sánchez, en la que los responsables municipales han mostrado su compromiso de sumar esfuerzos en defensa de los puestos de trabajo y la actividad de la planta.

La regidora jerezana, Mamen Sánchez, acompañada de los delegados José Antonio Díaz y Juan Antonio Cabello, informó a la representación de los trabajadores del contenido del encuentro con la dirección de la empresa en España al más alto nivel y en la que el gobierno local trasladó los argumentos por lo que considera que no existe ninguna razón objetiva para el ERE extintivo para la transformación de la cementera en estación de molienda y que afecta a más del 70% de la plantilla.

Según desveló Sánchez, existe “una vía muy atractiva, en consonancia con las directrices que marca Europa, para explorar nuevos nichos de mercado a partir de la valorización energética de residuos. Hace más de un año que venimos planteando la posibilidad de que éste y otros ayuntamientos puedan demandar servicios de este tipo a la planta e incluso que la compañía pudiera alquilar sus instalaciones a otras empresas para realizar estos trabajos”.

A juicio de la alcaldesa, “hay muchas posibilidades que no pasan por los despidos”, entre ellas que “Holcim se convierta en una compañía de referencia en Andalucía y en España en este terreno si tiene voluntad de permanencia en Jerez y aprovecha esta oportunidad”, para lo que “haría falta emprender unas modificaciones tecnológicas para abrir esta puerta al futuro y permitir nuevas líneas de explotación vinculadas a la valorización de los residuos”.

El gobierno local entiende que la incorporación de nuevas líneas de actividad a la planta jerezana pueden beneficiarse de los fondos europeos e incluso “disponemos de contactos con otras empresas que podrían sumarse a esta revalorización, para colaborar y fortalecer el atractivo de este nicho de mercado, que podría permitir incluso a la planta autoabastecerse o comercializar la energía obtenida en estos procesos”.

A juicio de Sánchez, “hay opciones, oportunidades y alternativas viables para que la empresa desarrolle nuevas líneas de negocio y diversifique sus fuentes de ingreso”, por lo que “solo hace falta voluntad de permanencia para explorarlas desde la colaboración”.

Sin embargo, tanto la regidora jerezana como el comité de empresa, que durante el periodo de consultas del ERE también ha planteado la posibilidad de complementar la actividad de la cementera con la producción de biomasa y la creación de huertos solares, se han topado hasta la fecha con la negativa firme de la empresa a estudiar las propuestas alternativas a la regulación de empleo.

La representación de los trabajadores interpreta el hecho de que la compañía no haya informado en la negociación del periodo de consultas de los contactos mantenidos con el gobierno local como una muestra inequívoca de su desinterés por buscar una solución más allá del despido de 59 de los 83 trabajadores en plantilla.

De hecho, el comité se ha topado hasta la fecha con el rechazo frontal de Holcim a sus propuestas para garantizar la rentabilidad de la fábrica, sin que la compañía haya mostrado el más mínimo interés por estudiarlas, según denuncia un portavoz de los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios