Ciudad

El economato social Hermano Adrián abrirá de lunes a viernes

  • Ha reconvertido su fórmula de supermercado autoservicio en entrega de alimentos

  • Más de 40 familias se benefician diariamente de este servicio que ha reforzado la precaución y las medidas de seguridad frente al COVID19

El economato social Hermano Adrián de Jerez. El economato social Hermano Adrián de Jerez.

El economato social Hermano Adrián de Jerez.

El economato social Hermano Adrián, que atiende de forma habitual a 700 familias y abre tres días a la semana, ha visto la necesidad, debido a la situación de vulnerabilidad de muchas familias ante la pandemia del coronavirus, de ampliar su horario abriendo sus puertas de lunes a viernes. Así, se podrá dar servicio a un número mayor de personas que requieren de esta ayuda para sus familias. 

Este dispositivo está atendiendo en la actualidad a unas a unas 40 familias al día, siempre mediante cita previa que se ha concertado antes por teléfono. De esta manera, se pretende asegurar una atención individualizada y preventiva que evite la propagación del COVID19.

Además de la ampliación del horario de apertura, se ha optado por la entrega de alimentos en lugar de su tradicional fórmula de supermercado autoservicio. “De este modo se logra que las entregas se hagan individualizadas y que no coincidan grupos, como podía suceder antes”, señala Guillermo García, hermano superior de los centros de San Juan Grande.

Durante el servicio de entrega se guardan todas las medidas de seguridad entre el usuario y el profesional que le atiende, accediendo al recinto con previo lavado de manos y con hidrogeles para la salida. Las entregas están hechas por profesionales de la Orden, ya que los voluntarios han cesado su actividad en los centros, como medida para prevenir el aumento de contagios.  

Hasta el momento, los usuarios tenían asignada una cuantía económica de la que sólo pagaban el 25 por ciento y que variaba en función del número de hijos a su cargo. De una compra de 32 euros, por ejemplo, sólo tenían que hacer desembolso de 8 euros. Sin embargo, en la actualidad se ha optado por entregar las bolsas de comida totalmente gratis, manteniendo la valoración del crédito que se le entregaba a cada unidad familiar. Con esta medida se consiguen dos cosas: ofrecer una ayuda más a las familias en situación de vulnerabilidad y evitar manejar dinero, frenando así la propagación del virus.

Dando respuestas en los peores momentos

Desde la Obra Social de Jerez han podido comprobar lo importante que han sido estos cambios para las familias, puesto que les han mostrado su agradecimiento y apoyo a esta labor en numerosas ocasiones. “Las familias nos han dado las gracias por estar con ellos y no dejarles solos, por facilitarles aún más la ayuda gracias a la gratuidad y por adoptar medidas de prevención pensando en la salud de todos”, ha afirmado el hermano Superior.

Guillermo García O.H. es firme en su empeño. “Es en estos momentos cuando la Orden Hospitalaria debe hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a las personas con menos recursos. Debemos acogerlos y ayudarles, como muestra de nuestra hospitalidad, pero también velar por su salud y protegerles ante esta pandemia, porque la humanización es otro de los grandes valores de la Orden que no debemos olvidar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios