Empleo en Jerez

El coronavirus tira por tierra tres años de recuperación de afiliados a la Seguridad Social

  • La afiliación retrocede a niveles de 2017 pero sigue inflada por trabajadores en ERTE y autónomos acogidos al cese de actividad

  • Jerez cierra el último año con poco más de 60.000 cotizantes, 2.639 menos que en 2019

Imagen de uno de los establecimientos hosteleros que han echado el cierre durante la pandemia. Imagen de uno de los establecimientos hosteleros que han echado el cierre durante la pandemia.

Imagen de uno de los establecimientos hosteleros que han echado el cierre durante la pandemia. / Manuel Aranda

Todo es mentira. Jerez cerró 2020 con poco más de 60.000 afiliados a la Seguridad Social, 60.004 para ser exactos, con lo que retrocede a niveles de 2017 después de tirar por tierra todo lo recuperado en el último trienio. En el conjunto del año, la merma de cotizantes asciende a 2.639, a razón de 220 al mes o algo más de 7 al día si se prefiere.

Pero los datos de afiliación a la Seguridad Social no reflejan el impacto real de la pandemia en el empleo, ya que entre los 60.000 trabajadores que mantienen su alta en el sistema hay muchos miles de afectados por ERTE y de autónomos que están cobrando la prestación por cese de actividad que acabarán irremediablemente por engrosar las listas del paro una vez se agoten las prórrogas de las medidas extraordinarias arbitradas por el gobierno español.

“Esto era para dos meses, pero llevamos ya diez meses de pandemia, diez meses de agotamiento psicológico, económico y financiero, y lo que al principio era un problema para las empresas y autónomos de liquidez, ahora lo es de solvencia”, enfatiza Lorenzo Amor, presidente de la patronal de autónomos ATA, quien alerta de que el último informe del Banco de España publicado ayer apunta a las restricciones de crédito por los problemas de solvencia.

Jerez cierra el año con cifra récord de autónomos al mantenerse de alta los trabajadores por cuenta propia acogidos al cese de actividad

El caso de los autónomos es revelador, ya que tanto en Jerez como en la provincia y Andalucía cerraron 2020 en cifras récord con subidas que llegan a cuadruplicar la media española. En el municipio jerezano, a último día de diciembre de 2020 se rebasaron por primera vez los 10.400 afiliados al RETA –Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos– tras un aumento en el conjunto del año de 176.

Sin embargo, salta a la vista que no es que los autónomos tengan una varita mágica para nadar en la abundancia en plena crisis sanitaria, en la que su actividad se ha visto sensiblemente reducida, cuando no ha quedado en nada. Pero para cobrar la prestación por el cese de actividad tienen que seguir dados de alta, de ahí que dentro del colectivo haya cientos de cotizantes de brazos cruzados, y no por gusto, a la espera de que ocurra un milagro.

Uno de los hoteles que permanecen cerrados a la espera de la recuperación del turismo. Uno de los hoteles que permanecen cerrados a la espera de la recuperación del turismo.

Uno de los hoteles que permanecen cerrados a la espera de la recuperación del turismo. / Manuel Aranda

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos tiene muy claro que muchos de estos autónomos acogidos al cese de actividad no volverán a levantar la persiana, al igual que ocurrirá con muchos de los trabajadores que están en ERTE. En concreto, Amor estima que un tercio de los 1.500 autónomos de Jerez que están cobrando el cese de actividad, es decir, 500 de estos afiliados al RETA, se quedarán en el camino cuando se esfume la prestación.

ATA estima que medio millar de los 1.500 autónomos de Jerez con prestación por cese de actividad no volverá a abrir la persiana

Su augurio para los afectados por ERTE, del que se desconocen cifras exactas en la ciudad, es aún peor, toda vez que considera que la mitad de estos trabajadores, que en España rondan los 750.000, no podrán reincorporarse a sus puestos, muchos de ellos porque las empresas para las que trabajaban se hayan extinguido.

Los autónomos del comercio y la hostelería afectados ganan por goleada por el peso que tienen ambos sectores en la economía jerezana, pero según Amor, en la ciudad también hay muchas empresas relacionadas con la Semana Santa, como cererías, confección de túnicas... en la cuerda floja, en la que también se mueven los autónomos dedicados a los trajes de fiesta y a las actividades artísticas y el entretenimiento, porque no hay conciertos, ni zambombas...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios