Consecuencias del plan de ajuste

El Foro lamenta que el Ayuntamiento negocia "con las cartas marcadas"

  • La portavoz del grupo insiste en la retirada del ERE y en alternativas consensuadas

Tras el intento fallido de llegar a un acuerdo entre Ayuntamiento y sindicatos, la portavoz del grupo Foro Ciudadano, Rocío Montero, remarcó ayer que para que la jornada "de profunda negociación fuese real y válida habría primero que paralizar el procedimiento de tramitación del ERE y retirarlo de la mesa". De lo contrario, añadió Montero, "el PP lo que quiere es evitar a toda costa la huelga general en el Consistorio convocada para el jueves y acudir a la reunión con los representantes sindicales sin bajarse del burro y con las cartas marcadas por la guillotina del despido colectivo".

La portavoz del Foro lamentó que el gobierno local "no está dispuesto a rectificar ni un ápice su sanguinaria postura de terrorismo político y laboral al frente de Alcaldía". Del mismo modo, Montero indicó que es "ilógico" que la consultora Deloitte vaya a percibir casi 47.000 euros de las arcas municipales "por un trabajo que realmente no ha realizado, pues si hace unas semanas el PP hablaba de los criterios 'objetivos y jurídicos' que se habían seguido al elaborar la lista negra con los afectados por el ERE, ahora ha quedado en evidencia que han sido los delegados municipales y el propio gobierno local quienes con criterios estrictamente políticos han ajusticiado a los empleados públicos a los que quieren poner en la calle".

Desde Foro Ciudadano, remarcó Montero, "pensamos que el Ayuntamiento de la derecha está en un callejón sin salida, pues pese a que es consciente de que hay salidas negociadas y alternativas reales, y no traumáticas, para dar marcha atrás al expediente, sigue adelante como pollo sin cabeza intentando enmascarar con absurdos brindis al sol su inutilidad". "Lo patético de esta errática política quedó evidenciado en la jornada del domingo, con una rueda de prensa sin venir a cuenta y prácticamente para no decir nada dentro de una estrategia de marketing político para aparentar que se está trabajando", señaló Montero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios