Francisco Domouso | Director de Cáritas Diocesana de Jerez "La ciudad está cada vez peor y peligra la acción social"

  • El director de Cáritas, Francisco Domouso, pone en duda la eficacia de lo que se está haciendo en material social

  • Se muestra muy crítico con la gestión del Ayuntamiento

Francisco Domouso, en la sede de Cáritas en el Obispado. Francisco Domouso, en la sede de Cáritas en el Obispado.

Francisco Domouso, en la sede de Cáritas en el Obispado. / MANUEL ARANDA

Comentarios 4

El director de Cáritas Diocesana, Francisco Domouso, afirma contundente que "la ciudad está cada vez peor y no nos podemos sentir orgullosos de la atención social que se está dando”. Evalúa de forma muy crítica las acciones que se están llevando a cabo, incluidos los planes de empleo. "Durante mucho tiempo hemos intentando empoderar a las personas, trabajar la autoestima, sacarlos del hoyo, pero al final no les estamos dando respuesta porque lo que hace falta son puestos de trabajo".

Domouso argumenta por un lado que los programas de empleo, financiados por fondos europeos, que se distribuyen tanto entre administraciones públicas como entre las principales entidades sociales, conllevan una excesiva burocratización. "Aquí tenemos que hacer un papel cada vez que gastas 2 céntimos, y para eso se necesitan empleados" y agrega que lo peor es que "cuando se termina de formar a las personas, teniendo en cuenta que nosotros no sólo las formamos, sino que además aprovechamos esa formación para recuperarlas, resulta que pasa el tiempo y están otra vez a la cola de los garbanzos. Esto no nos lleva ni como ciudad, ni como provincia, ni como región a ningún sitio".

Sostiene en esta misma línea que se ha creado un estado burocrático en torno a la solidaridad, que exige crear estructuras, pero que no saca del pozo a las personas que lo necesitan.

"Qué se está haciendo? Se forma a personas en los planes de empleo para volver a la cola de los garbanzos porque lo que hace falta son puestos de trabajo"

Por ello reclama otro tipo de políticas, lamenta que se venda "el cortoplacismo" y cuestiona qué se está haciendo en la ciudad "para que vengan empresas de cualquier tipo".

Relación con el Ayuntamiento

La relación entre Cáritas y el Ayuntamiento no pasa además por su mejor momento. Domouso asegura categórico que "yo como responsable de Cáritas me siento desdeñado, ninguneado por el Ayuntamiento y también por la Diputación. Llevábamos ya años sin que nos den nada pero en los últimos tiempos la situación es peor porque cada vez nos hemos entregado más".

Defiende que esa colaboración pública-privada a la que recurren los políticos "no es real. Nosotros estamos en todos los foros, en todas las mesas que se crean, eso son horas de trabajo, de personas contratadas, de recursos propios para atender las obligaciones del Ayuntamiento en servicios sociales, y ¿para qué? Para que encima el Ayuntamiento no nos valore. Del Ayuntamiento no tenemos ni las gracias, pero a otras entidades sí se ha repartido dinero con el dedo y sin darnos ninguna explicación".

Indignado, el director de Cáritas insiste en que "el Ayuntamiento ningunea a Cáritas" y recrimina que la alcaldesa Mamen Sánchez no haya visitado en toda la legislatura la institución pese a las veces que se le ha invitado.

Recuerda que trabajadores sociales de Cáritas están atendiendo a las personas porque el Ayuntamiento no ha cumplido con su obligación. "En diciembre de 2016, yo pedía que todos los partidos apoyasen el presupuesto municipal, porque decían que así podrían contratar cinco trabajadores sociales. No se ha hecho nada".

La acción social no puede ir bien, en su opinión, cuando desde el Ayuntamiento "no hay presupuestos específicos", cuando faltan trabajadores sociales y los que hay se tienen que multiplicar. "No vendamos que todo va está bien, y hablo en concreto de empleo y servicios sociales".

"Del Ayuntamiento no tenemos ni las gracias. Como responsable de Cáritas me siento ninguneado"

Según Cáritas, para una primera cita en los servicios sociales municipales la espera llega en algunos distritos hasta dos meses como en el caso del de La Granja donde a día de hoy se dan citas para el 3 de abril. "Eso sólo para que te escuchen, pero luego hasta que te resuelven la ayuda pasan otros dos meses y si te la conceden tampoco hay una fecha fija de cobro".

Domouso señala que Cáritas está atendiendo y reivindicando los derechos de 11.000 personas de Jerez, "y no nos llegan los recursos. Estamos todo el día ajustando cuentas y no queremos ni que el Ayuntamiento ni el pueblo de Jerez piensen que nos sobran recursos".

De la misma forma traslada que Cáritas no es ni quiere ser una entidad subvencionada ni subcontratada, "porque nosotros tenemos nuestra propia visión".

La financiación pública de Cáritas Diocesana supone el 31% de sus ingresos y esta financiación está centrada fundamentalmente en el Programa Operativo de fondos europeos para la formación y en las cantidades que le corresponden del IRPF, partida donde, como ya denunció la institución hace unos días, se ha producido un elevado recorte.

"Nuestros fondos públicos no son para mantener la estructura, sino que va directamente a atender a personas. Y cada vez tenemos menos ingresos, mientras las necesidades siguen siendo las mismas".

Curiosamente durante la crisis subieron algunos ingresos, según Domouso, "por la solidaridad de las personas. La gente era consciente de que había muchas personas pasándolo mal y se rascaba los bolsillos. Pero luego la crisis perduró, la gente se fue cansando y nosotros nos hemos tenido que centrar en los más necesitados, en los últimos. Además con tantos años de crisis, la solidaridad de familias y amigos se está agotando y la tenemos que asumir nosotros. La mayoría de nuestros ingresos viene por socios, como les ocurre a otras entidades y las colectas”.

El responsable de la institución no es optimista y sostiene que si se mantiene esta tónica, "afectará al empleo y a los servicios que prestamos. Peligran programas nuestros y peligra la acción social en su conjunto".

Meses para cobrar la renta básica

Muy crítico con las Administraciones públicas, denuncia  cómo se está gestionando la renta básica. "Lo que se ha hecho es reformular todas las pagas que había, todas las prestaciones y se han metido bajo un paraguas, pero además cobrar esa renta básica está tardando la misma vida". Pone como ejemplo un expediente que se envió en mayo de 2018 y para el que aún no hay resolución.

Advierte además que "ahora nos van a vender las actuaciones en zonas de transformación social, cuando nosotros realizamos hace años un estudio de infravivienda en el centro y estas familias siguen en las mismas condiciones. ¿Dónde están los servicios sociales?".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios