Jerez

Grimaldi aporta al juzgado información sobre las facturas falsas de Jerecom

  • El propietario de la constructora alega haber estado incapacitado desde 2007 al sufrir una grave depresión · Dice que la empresa tiene un "importante saldo que no aparece en el informe concursal"

El 'Caso Jerecom' podría sufrir en breve un giro tras el escrito presentado recientemente por el que fuera el propietario de la empresa constructora, José Grimaldi Corral, en el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz donde se tramita el proceso concursal de esta entidad. En dicha documentación, se especifica que el responsable de la sociedad "desde septiembre de 2007 cayó en una grave depresión, agravada además con varios intentos de suicidio, provocando ello su total incapacidad de reacción ante cualquier negocio y toma de decisiones", por lo que delegó sus actuaciones en su esposa que fue asesorada por distintos expertos (a los que cita con nombre y apellidos) y, posteriormente, a su hermano.

Asimismo, José Grimaldi alega en su escrito que la totalidad de la gestión contable estaba en manos de otra persona, "quien obtenía un 20% de las operaciones, como se puede acreditar con la obtención de los movimientos bancarios". Incluso, detalla que la cuantía total de dichas comisiones asciende a una cantidad importante "lo que podría ser considerado como un ilícito penal". Es más, en la documentación aportada al Juzgado de lo Mercantil se informa de que "se ha instado un concurso de acreedores de la sociedad Jerecom Urbanizaciones y Construcciones Generales S.L. presentando una situación contable instrumentada", según Grimaldi, por su hermano y otras personas implicadas anteriormente en la empresa, que "nada tenía que ver con la realidad contable en que estaba la misma en la fecha de la delegación de los poderes".

El que fuese propietario único de la empresa explica también que "entre la fecha que se delegaron poderes a la fecha en que se instó el concurso necesario, los estados contables de su empresa fueron totalmente manipulados; creando una confusión total en la situación financiera equivocada y sin tener nada que ver con la realidad". Al mismo tiempo, Grimaldi asegura que pueden comprobarse estos datos a través de los extractos bancarios con el fin de poder "justificar diferentes sustracciones de dinero de las cuales no he tenido constancia hasta hace poco tiempo, ya que las cuentas eran controladas por el director financiero de la empresa".

Grimaldi Corral aclara también la polémica existencia de otras empresa vinculadas a Jerecom. Pese a no detallar nombres, asegura que "existe un pasivo de una cuantía aproximada de entre 6 y 7 millones de euros que no puedo admitir como válido o deuda de la empresa por no existir dicha deuda ni en sus conceptos ni en su cuantía, ya que en muchos casos de las empresas relacionadas jamás Jerecom ha trabajado con ellas, por lo que es falsedad documental las facturas o documentos que de estas empresas hacia Jerecom puedan existir".

Respecto al tema de las facturas falsas, Grimaldi subraya que se ha verificado la existencia de facturación falsa "en la aportada a la administración concursal e igualmente se ha verificado la ausencia de facturación real por servicios y construcciones sí realizados". Así las cosas, el propietario de Jerecom afirma que todas estas actuaciones supuestamente fraudulentas han provocado que en la actualidad "exista un importante saldo a favor de la concursada por el volumen de obra realizado en su día, que no se señala en el informe concursal, dada la falta de documentación". Por último, Grimaldi pide al Juzgado Mercantil que se tenga en cuenta esta documentación ya que asegura que "una vez obtenida toda la información contable necesaria tanto acreedora como deudora, se procederá a presentar la consecuente propuesta de viabilidad y/o liquidación de la misma".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios