Jerez

Halloween deja un reguero de destrozos por la ciudad

  • Seis contenedores de basuras fueron incendiados de forma intencionada, especialmente en la zona de Pío XII

  • También hubo casos de coches con cristales rotos y papeleras arrancadas

Imagen de algunos de los contenedores quemados la madrugada del miércoles al jueves junto a la rotonda del Catavino. Imagen de algunos de los contenedores quemados la madrugada del miércoles al jueves junto a la rotonda del Catavino.

Imagen de algunos de los contenedores quemados la madrugada del miércoles al jueves junto a la rotonda del Catavino.

La celebración de la noche de Halloween en Jerez volvió a convertirse en el equivalente a una licencia para cometer todo tipo de tropelías en la vía pública, tanto contra el mobiliario urbano, las fachadas de edificios así como coches aparcados en la vía pública.

Esta celebración se ha tornado en una noche en la que el vandalismo y la ‘botellona’ fuera de los lugares establecidos para su consumo tienen rienda suelta. Buena prueba de todo ello fueron los numerosos destrozos que se pudieron comprobar a primera hora de la mañana, en forma de papeleras destrozadas, huevos estrellados contra fachadas y restos de vasos y botellas en gran cantidad de puntos de la ciudad. Cabe destacar que el año pasado fueron diez los contenedores quemados.Pese a todo, lo más grave consistió en incendios que pusieron en riesgo tanto a coches como a inmuebles habitados. Fueron los fuegos provocados de contenedores que se ensañaron con algunas zonas del centro de la ciudad.

La noche de Halloween volvió a dejar en Jerez escenas de vandalismo con la quema de seis contenedores de basura en distintos puntos de la ciudad, según informó a este el Consorcio Provincial de Bomberos.

Los efectivos del parque de bomberos que se ubica en la avenida Martín Ferrador de la ciudad tuvieron que intervenir la madrugada del miércoles al jueves en varias incidencias, desde las 21:54 horas hasta las 00:35 horas, todas relacionadas con la quema de mobiliario urbano en diferentes puntos de la ciudad.

Como ha confirmado el teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, Participación y Movilidad, José Antonio Díaz (lo hizo a través de su página personal de Facebook) fueron seis los contenedores afectados, “además de papeleras rotas, desplazamientos de contenedores y coches particulares destrozados” por la simple razón de que estaban allí al paso de los ‘celebrantes’ de la noche de Halloween. “Es para reflexionar”, apostillaba el edil socialista que recordaba además las incidencias registradas la misma madrugada del año pasado con similares episodios de violencia.

La primera salida de los bomberos, según se informó a este medio, tuvo como destino la calle San Francisco de Paula (conexión entre la calle Antonia de Jesús Tirado y la Arboledilla) poco antes de las 21:00 horas y acto seguido, fueron requeridos en Fray Luis de Carvajal, Diego Fernández Herrera y la Ronda del Pelirón.

El último servicio relacionado con este tipos de sucesos fue en la Estancia Barrera pasada la madrugada, en la que durante veinte minutos sofocaron las llamas de un contenedor de residuos. Es especialmente reseñable que cada uno de estos contenedores quemados cuesta al erario público unos 800 euros.

Resulta digno de encomio la labor de los servicios públicos de limpieza que a primerísima hora de la mañana barrieron las zonas afectadas y devolvieron las papeleras a los lugares de los que fueron arrancadas de forma vandálica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios