Jerez

El Hidrópolis Spa deja sin sueldo más de 4 meses a sus trabajadoras

  • La plantilla del balneario jerezano convoca una huelga los próximos días 13 y 14 de este mes

Algunas de las trabajadoras afectadas se manifiestan en la puerta de las instalaciones. Algunas de las trabajadoras afectadas se manifiestan en la puerta de las instalaciones.

Algunas de las trabajadoras afectadas se manifiestan en la puerta de las instalaciones. / Vanesa lobo

No es oro y tranquilidad todo lo que reluce en las instalaciones del Hidrópolis Spa.

Una de las tres empresas que centran su actividad en el conocido gimnasio jerezano, la compañía Hidrópolis, lleva más de 3 meses sin remunerar a su plantilla de trabajadoras, que consta de un total de 20 mujeres entre limpiadoras, recepcionistas y masajistas. Más de 3 meses sin recibir el sueldo en sus cuentas corrientes y trabajando a cambio de nada con el mismo ritmo productivo. Yolanda Moreno es una de las trabajadoras afectadas y asegura que el mismo dueño, que tiene repartidas por diferentes puntos de España tres empresas del mismo sector, mantiene la misma situación de impago en las instalaciones del spa de Palma de Mallorca.

El centro de hidroterapia sigue en funcionamiento de lunes a domingo a excepción del domingo pasado, que por motivos de falta de personal debido a las bajas médicas que la situación está provocando, tuvo que permanecer cerrado. "Varias compañeras se han dado de baja por ansiedad porque la situación es crítica. Hay muchas trabajadoras que son madres solteras, madres divorciadas o simplemente, que su familia percibe únicamente su sueldo. No es la primera vez que mi compañera tiene que pedirle dinero a sus familiares para poder echarle gasolina al coche porque sino no puede venir a trabajar hasta aquí", explica la joven.

Yolanda lleva trabajando como recepcionista desde el pasado mes de febrero gracias a anuncio que vio publicado en la página web de Facebook en el que se buscaban candidatas para el puesto del Hidrópolis Spa. "Yo llevo poco tiempo y mi contrato es parcial, en comparación a otras compañeras que llevan 6 años y pertenecen a la plantilla fija. Ellas ya están acostumbradas a que pasen este tipo de cosas porque no es la primera vez que les falta el sueldo a final de mes", comenta la joven.

El pasado mes de junio, la página web oficial del centro de masajes y relajación cerró y las ofertas y bonos de descuento forman ya parte del olvido, obligando a los clientes a pagar a precio de carta. "Esto funcionaba muy bien con los bonos y se facturaba mucho dinero. Tanto es así que las agendas están completas hasta el mes de agosto y todavía hay gente que no ha cogido cita para disfrutar del spa. Ahora, hay días que en la caja no tenemos más de 3 euros y cuando hay más de 10, montamos una fiesta, porque los precios no son muy asequibles y nadie compra", apunta Moreno.

Tras la fallida huelga convocada el pasado mes de mayo por el impago de las nóminas mensuales, la plantilla de 20 trabajadoras vuelve a poner las cartas sobre la mesa y saldrán a la calle para manifestarse durante los próximos días 13 y 14, 20 y 21 de julio de 10 a 12 horas. "En feria quisimos manifestarnos pero nos pidió discreción porque aunque sea una empresa diferente a la que lleva la gestión del gimnasio, el Activa Club es muy conocido y prometió pagarnos. Nos pagó pero pensábamos que no volvería a repetirse y seguimos igual. En mayo todavía había gente sin cobrar desde el mes de diciembre", apunta la afectada.

Desde el personal del Hidrópolis Spa se pretende hacer presión para que los impagos cesen y la situación mejore aunque las esperanzas sean muy pocas. "No sabemos qué va a pasar con nosotras porque nadie nos dice nada. Tenemos miedo de perder nuestro trabajo y de que además, no nos pague las nóminas que nos debe. Encima, tampoco podemos dejar de ir a trabajar por temor a que nos despidan por mala producción y entonces es cuando no vamos a ver ni un duro", explica Moreno.

Según la afectada, el grupo de trabajadoras sospecha que la empresa siga sin facturar durante meses y salga a concurso de acreedores viéndose con una mano delante y otra detrás. "Esto pasó con el spa del hotel Los Jándalos, que también era de él. Dejó de facturar, ganó tiempo sin pagar al personal, salió a concurso de acreedores y montó otra. No queremos más promesas ni que nos digan que la empresa saldrá a flote. Lo único que queremos es nuestro sueldo todos los meses porque el recibo de la luz no entiende de tiempo", concluye la joven.

Una vez puestos en contacto con Marcos Lavao, director del balneario, se negó rotundamente a prestar declaraciones a este medio. Actualmente, las afectadas se encuentran ya en manos de abogados para poner una solución a esta situación que deja en quiebra todos los meses a 20 familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios