Juan luis belizón. delegado del gobierno de la junta de andalucía en la provincia

"Con la ITI queremos cambiar el modelo productivo de la provincia"

  • Aunque evita dar plazos, asegura que Jerez tiene una "oportunidad" con los fondos europeos

  • "El trabajo es continuo para que los proyectos se hagan realidad lo antes posible", afirma

Juan Luis Belizón, durante la entrevista realizada en la redacción de Diario de Jerez. Juan Luis Belizón, durante la entrevista realizada en la redacción de Diario de Jerez.

Juan Luis Belizón, durante la entrevista realizada en la redacción de Diario de Jerez. / reportaje gráfico: manuel aranda

El pasado 13 de junio, Juan Luis Belizón Guerrero (Chiclana, 1962) fue nombrado máximo representante del Gobierno andaluz en la provincia tras haber estado 10 meses al frente de la Delegación Territorial de Educación. El pasado viernes, visitó la redacción de Diario de Jerez donde abordó los principales proyectos que el organismo autonómico tiene en la ciudad. En la primera parte de la entrevista, Belizón se centra en los fondos europeos ITI (Iniciativa Territorial Integrada), una "oportunidad" que, a su juicio, puede contribuir a cambiar el modelo productivo de la provincia y a potenciar la actividad agroindustrial en la campiña jerezana. Con posterioridad, reconoce que la Junta debe realizar en los próximos años un "esfuerzo presupuestario" para mejorar los accesos a Jerez por carretera y que el futuro instituto de La Granja no podrá entrar en funcionamiento para el inicio del curso 2018-2019 ya que las obras no se podrán iniciar hasta principios del año próximo. Finalmente, pide "diálogo" en el conflicto de la manzanilla en el Marco de Jerez y saca pecho de los centros de salud abiertos en los últimos meses.

-En esta semana, el Gobierno andaluz se ha garantizado la aprobación del presupuesto gracias al acuerdo con Ciudadanos. ¿Habrá en él alguna 'alegría' para Jerez?

-Lo que hay es una gran noticia pues permite que haya estabilidad política en 2018 porque hay acuerdo para los presupuestos. Ya están pintados los grandes trazos pero aún no lo están a a nivel local aunque sí se puede decir que es un presupuesto que va a redundar en la mejora de las condiciones de vida de los andaluces y en las políticas en pro de la igualdad de condiciones para todos porque las prioridades siguen siendo la sanidad, la educación y las políticas sociales. Hablando de Jerez, están garantizadas las consignaciones presupuestarias para los proyectos que se van a ejecutar con la ITI como son el museo del flamenco de Andalucía, el centro de innovación del vino, el centro del motor en el circuito y el sendero por el río Guadalete.

-De esos proyectos que hace mención se lleva ya más de año y medio hablando de ellos pero poco se ha concretado a día de hoy. ¿Cuándo se van a empezar a palpar?

-Todos los proyectos tienen una importante etapa de planificación porque, para empezar, tienen que pasar un proceso de adecuación a los fondos europeos; es lo que se denomina la elegibilidad. Esa es la primera criba y los cuatro proyectos de Jerez ya la han pasado. Ahora bien, una vez superado esto, cada uno de ellos está en una fase distinta.

-Hablemos uno por uno. ¿En qué situación se encuentra el museo del flamenco de Andalucía?

-Hay un acuerdo entre la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento para que el museo del flamenco se ubique en la plaza Belén, pero este enclave tiene una realidad urbanística que está vinculada a la propiedad de algunos edificios. Casi todos los edificios son de propiedad municipal menos uno, que es de un particular. El Ayuntamiento está tratando de resolver esta cuestión mediante la fórmula que estime oportuna, ya se mediante permuta o expropiación por utilidad pública. Mientras, nosotros seguimos diseñando el museo con una comisión de expertos que están analizando el contenido. Por lo tanto, estamos trabajando para hacer realidad el museo en unos años, una tarea nada fácil pero las sinergias están puestas para tal fin.

-¿Y el centro de innovación del motor junto al circuito?

-El centro del motor irá en una parcela aledaña al circuito que forma parte de un plan especial urbanístico por lo que hay que hacer un trasvase de edificabilidades entre parcelas, que tiene que terminar el Ayuntamiento. Mientras, la Junta ya tiene hecho su trabajo que es el proyecto y en unas semanas se presentará públicamente.

-¿Con el proyecto del entorno del río Guadalete se va algo más retrasado?

-El río Guadalete está en fase de participación de todas las partes implicadas. Vamos a hacer un sendero cicloturista por el entorno del Guadalete por lo que se le está dando voz a todas las asociaciones implicadas, como es el caso de los ecologistas, con los que nos reunimos la pasada semana. La Consejería de Fomento ya tiene planteado un trazado del sendero por lo que se ha empezado a tratar de resolver situaciones difíciles ya que hay fincas afectadas por el dominio público, hay zonas inundables, parcelas privadas... Una vez terminemos el proceso de participación para el diseño del trazado, ya se podrán licitar las obras.

-¿Y cuándo se va a poner en uso el centro tecnológico del vino?

-Tiene ya proyecto y el objetivo es llevar al Parque Tecnológico Agroindustrial, entre otras cosas, la instalación enológica para que se siga innovando en la producción de vinos. Hay un problema porque se está en un proceso de acreedores aunque se sigue en conversaciones para desbloquear la situación. La intención es incorporar al PTA toda la actividad agroindustrial de Jerez y de la provincia y llevarnos toda la actividad administrativa dependiente de la Junta a estas instalaciones de manera que agricultores y ganaderos tengan la ventanilla de la administración lo más cerca posible.

-Ya que hace mención de este enclave, ¿cuáles son los planes de la Junta para el Parque Tecnológico Agroalimentario?. ¿Se mantiene en pie la idea de incorporar el enclave al Tecnoparque Bahía de Cádiz?

-Nuestro objetivo es aglomerar toda la tecnología agroindustrial en esta zona. Por eso seguimos en la idea de enmarcarlo dentro del Tecnoparque.

-Volvemos a los proyectos ITI. Se le reprocha que la Junta no dé fechas para la ejecución de los proyectos...

-Tenemos el horizonte de 2020, con la posibilidad de prorrogar hasta 2022 por lo que en ese tiempo tiene que estar todo finiquitado. Ahí está el límite; ahí llegamos. Pero lo difícil es decir si esto o lo otro podremos empezarlo en cinco meses; eso es algo de lo que tenemos que huir porque nos convertimos en prisioneros de circunstancias que uno no puede controlar. Un ejemplo, si tenemos que negociar con el acreedor concursal el desbloqueo de la situación del PTA ya no depende solo de nosotros sino también de la otra parte. Pero sí le digo que hay una continuidad en las gestiones para que esto se haga realidad lo más pronto posible. Pero los proyectos ITI ya se están viendo en otras ciudades. En Jerez se está todavía en fase de proyecto pero estamos hablando de un montante que supera los 30 millones.

-Se habla de la ITI como el gran maná y la gran oportunidad para la provincia; sin embargo, seguimos a la cola a pesar de ser beneficiarios de fondos europeos desde hace años ...

-Es importante porque es específico para la provincia. Es cierto que llevábamos muchísimos años con fondos europeos; hasta hay casos como las nóminas de los profesores de tecnología o de los orientadores que se pagan con fondos europeos. La ITI es un añadido a todo eso, cuyo objetivo es destinarla para dinamizar otras formas de generar empleo. Podría haber sido, como plantearon muchos alcaldes, que se hubiera hecho un reparto en función de la población, pero eso sería como el Plan E de Zapatero en el que los ayuntamientos hicieron obras pero se generaron muchos puestos de trabajo pero de poco tiempo. En cambio, con la ITI, se pretende cambiar el modelo productivo, es decir, poner las bases para que cualquier persona que tenga capacidad de innovación pueda generar un nuevo yacimiento de empleo gracias a estos fondos.

-¿Y por dónde creen que deben buscarse esos nuevos yacimientos en una ciudad como Jerez?

-Las líneas de ayuda a la innovación tienen un potencial enorme en esta ciudad y su campiña para cualquier empresario que sea innovador en la agroindustria. Somos unos grandes productores en la agricultura, los que más exportamos, pero el valor añadido no se queda aquí, salvo el que genera el vino, ya que aquí no hay industria de transformación. Un ejemplo, somos productores de corcho pero la transformación se realiza fuera. Por eso, se está elaborando un plan estratégico para que el valor se quede aquí. Lo mismo en el sector aeronáutico, donde debemos profundizar en la investigación para que las empresas investiguen y produzcan aquí. Ese es el objetivo, por ejemplo, del Centro de Formación Avanzada de Puerto Real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios